Alan cumple 5 años

Mi muy amado Alan:

¡¡Feliz cumpleaños!!! Hoy, justo, hace 5 años que naciste. Por estos días te contemplo y no puedo evitar caer en el cliché: qué rápido ha pasado el tiempo, qué grande estás y qué hermoso. Cada día que pasa haces más cosas, te das cuenta de todo y tienes pequeños pasos hacia la independencia que son fantásticos.

Este año ha estado lleno de retos y ahí la llevamos. Una de ellas es que te cambiaron de salón en la escuela, con niños más grandes, donde tú eres uno de los más pequeños y tienes muchos, muchísimos retos por delante. Hemos empezado en la etapa, ya muy pronto, de las adaptaciones curriculares, dentro de muy poco de las maestras auxiliares y eso es todo un reto.

Aunque tú, como siempre, estás muy feliz en la escuela, andas muy rebelde. Te le escapas a tu maestra del salón seguido, por ejemplo. Y digamos que refuerzas mucho tu rebeldía hacia la autoridad diciendo constantemente que No. “No, no y no” y “No, no y ya” son algunas de tus frases favoritas. Nos tienes, de hecho, un poco preocupados por ello…. Esperemos que sea una fase. Yo digo de broma que estás en la etapa del “diputado opositor”.

Este año comenzamos una serie de actividades fuera de la casa donde también te la pasas muy bien. Natación donde ya comienzas a nadar tramitos solo… el agua te gusta mucho. Uno de tus profesores al principio tuvo muchas dudas con respecto a cómo tratarte porque eres su primer alumno con necesidades especiales… pero creo que ya se le quitó. Se nota por la forma en que te sonríe y como tu cara se ilumina cuando lo ves.

Nunca olvidaré la emoción de la primera vez que nadaste un tramito solo, dirigiéndote a mi, sin flotador alguno. Estábamos en la misma alberca, claro, yo nadando en un carril y tú en el área de las clases. De plano te soltaste de su guía y nadaste hacia mí. Fantástico, un momento perfecto como muchos que hemos vivido este año. ¡Me sentí tan orgullosa de ti!

También comenzaste a ir a clases de danza y música, que te encantan. Es en una escuela que aunque nos queda un poco lejos vale la pena. Tienes una maestra de danza y uno de piano: bailas con música en vivo, un privilegio. Hasta ahorita la única ocasión a la que me he enfrentado de un lugar donde no te aceptaron fue precisamente una escuela de música, sin conocerte, por tener síndrome de Down…. Pero bueno esas cosas las iremos desterrando de este mundo poco a poco. Tú tienes un estilo muy peculiar, como dijo alguna vez una señora. Traes tu propia música por dentro. Quizá no necesariamente bailas al ritmo, pero bailas y lo disfrutas mucho. Es un placer verte.

Te decía que este año hemos tenido muchos momentos perfectos. Uno de ellos o muchos se dieron la semana que nos fuimos tú y yo solos de vacaciones, en Semana Santa. Fue maravilloso estar contigo tanto tiempo, verte dormir en la cama de al lado, caminar contigo en la playa y verte jugar muerto de risa con las olas.

Otro que recuerdo este año fue otro momento que nunca olvidaré: tras estar un mes separados por causas de fuerza mayor, el momento en que nos vimos en el aeropuerto de Ezeiza cuando tu llegaste a Buenos Aires con tu abuela, mi mamá. Te extrañé tanto durante esa etapa difícil de la vida… tanto que en cuanto tuve más cabeza, aprendí a subir videos a Youtube desde mi computadora para saludarte. ¡¡Un gran paso para mí!!

Durante la enfermedad de Fabio, motivo de mi ausencia, aprendí mucho. Sobre todo a estar agradecida, más que nunca, por tu presencia en mi vida y todo lo que me provocas. Y sí, bueno, él ya no está en nuestras vidas. Los dos lo extrañamos, en su momento, mucho. Creo que ha sido tu primera gran pérdida y lo lamento mucho. Pero qué te digo, corazón, creo que las cosas pasan por algo, aunque no lo comprenda.

¡Este año te fuiste de salida en la escuela solo! Te subiste feliz al autobús amarillo de la mano de tu maestra y yo y tu nana nos quedamos las dos con el nudo en la garganta viéndote partir. Regresaste muy feliz, pero no supimos mucho de lo que hiciste porque aún no hablas mucho…

Esa es nuestra área problema contigo hasta el momento: el lenguaje. Confieso que a veces me desespero un poco de que no hables más, pero bueno estamos haciendo todo lo posible. Yo creo que sí tienes la capacidad de hacerlo y que un día te soltarás hablando cual perico…. Pero también estoy preparada, creo, para que no sea así. Al fin y al cabo hay métodos aumentativos del lenguaje que podremos utilizar. Quizá tu estarás leyendo este texto dentro de algunos, muchos, años en una suerte de Ipad renovada… qué se yo. Por lo pronto la casa tiene letreros: “la silla”, “la puerta”, “la cama”… y así. Tu cara de sorpresa la mañana que los descubriste valió la desvelada. Confieso que en gran parte por mi culpa, por sobre carga de trabajo, que vamos atrasados con eso…

De lo que sí sé es de tu capacidad para digamos, resolver problemas y de tu iniciativa. Recuerdo mucho un día que estábamos por abrir unos botes de jabón coloreado para bañarte junto con tu prima, a la que adoras y que es tu líder: tú la sigues en lo que haga, menos en embarrarte de jabón de colores porque eso no te gusta. Yo luchaba por abrir el envase y tú saliste corriendo. Te las ingeniaste para hacerle entender a tu nana que necesitabas unas tijeras y regresaste también corriendo con ellas para abrir el envase latoso. Y ella detrás de ti preocupada porque no te fueras a lastimar. O el día en que te encontramos, despierto, leyendo un libro de Kimba –un oso que se viste—y sacando tu ropa para hacer lo mismo que él.

Te gusta mucho –la mayoría de las veces—hacer cosas en la casa: sobre todo meter ropa en la lavadora. A veces tú vas por mi café de la mañana y me lo traes, antes de que te vayas a la escuela; muchas veces insistes en ponerte tu delantal para hacerlo. Ayudas a veces en la cocina y te gusta lavar los trastes… corres por tu minitrapeador cuando limpiamos la casa, aunque eso sí, ¡aún no hemos logrado que comprendas eso de que hay un método para hacerlo! Todas esas cosas son importantes para tu independencia futura y además te ayudan a la coordinación, a todo.

Otra gran cosa que pasó este año es que te invitaron amigos a comer a su casa. El primero de ellos es un niño mayor de tu salón –de 6 años– que te quiere mucho. Yo estaba muy orgullosa de que te invitaran pero también nerviosa de cómo te comportarías. Afortunadamente lo hiciste súper bien. Yo lo tuitié. Twitter, Alan, es una red social que está muy de moda ahora que tienes 5 años. ¿Seguirá existiendo cuando leas esto? Con decirte que hasta el Presidente, que en este año es Felipe Calderón, nos mandó una felicitación:

Luego correspondimos a la invitación de tu amigo y fue fantástico enterarme por él de muchas cosas de ti. Te gusta tener amigos mayores: tú los buscas más a ellos. Por tu maestra sabemos, también que en el salón te quieren mucho y que tu maestra tiene que insistir –y hace bien—que no te ayuden de más; tú puedes y debes hacer las cosas solo. Y tras esa invitación vino otra…. Y espero que muchas más. Y que el mundo sólo se ensanche cada vez más para ti, como lo mereces. Que se pueble de horizontes que te hagan sonreír.

Así que muy Feliz Cumpleaños, pequeño mío. Es un privilegio ser tu mamá.

Katia

Y la esquina accesible donada será en Iztapalapa

Después de deliberar, Claudia G., Bellota y yo decidimos que la esquina accesible que donará la comunidad de este blog y que llevará el nombre “Mundo D”, será puesta en Iztapalapa. Como decíamos en el blog de hace dos semanas una de las opciones planteadas es a la salida del Metro Calzada Ermita, a un costado del edificio delegacional.

Tenemos según el reporte de Claudia un saldo de 14908.25 pesos por lo que nos faltan 3,841.75 pesos para completar y cerrar con esta primera acción. Claro que postearemos fotos del proceso hasta que se concluya.

Se reciben donaciones (y se podrán hacer facturas deducibles de impuestos en esta cuenta de Banamex).

Claudia Eugenia Guerrero Ríos

Cuenta no. 7917840

Suc 245 Cuitláhuac

CLABE 002180024579178406

¡Gracias a todos por participar!

2 thoughts on “Alan cumple 5 años”

  1. Muchas felicidades katya; al igual que tu soy madre de alan un joven sindorme down que destaca en el arte como artista plastico.. al igual que tu trabajo porque alan sea una persona util a la sociedad.. saludos

  2. Mil felicidades por esta bendición tan grande en la persona de Alan. Soy hermana orgullosa de Victor Juan de la Cruz tmb. Down y no solo eso, el es el REY, si señor!!!! tiene 54 años y es un ángel. Si Katia, eres una elegida de Dios, por eso te mandaron a este angelito. Dios nos bendiga a todos.

Los Comentarios están cerrados.