•La respuesta a Peña Nieto• Porras a Lujambio

Rubén Figueroa “apoyaba” a Manuel Añorve, entonces candidato priista a gobernador. Perdió. Ahora, los Figueroa recuerdan pendientes de esa campaña.

Lo aceptó el mismo Enrique Peña Nieto en entrevista: tuvo dos hijos, con dos mujeres diferentes, fuera de su matrimonio con Mónica Pretelini. Uno vive, tiene 7 años; el otro tristemente murió al año de nacido.
Más allá de juicios del tipo moral, que son de cada quién, ¿es relevante o no conocer esto? ¿De qué manera le afectará o no frente al electorado,  sobre todo el mayoritario, integrado por mujeres?
Todo esto está por conocerse. Pocos casos se han presentado así en México y además, para responder a esas preguntas es interesante conocer algunos datos demográficos y de focus groups especializados que han analizado parte de la idiosincrasia mexicana con respecto a estos hijos que, hijos son, sólo que nacieron fuera de un matrimonio.

Ahora se suma un dato adicional: la acusación-reproche publicada en Facebook por la mujer con la que Peña Nieto  tuvo a este hijo: Maritza Díaz Hernández, quien habría trabajado con él en el Congreso del Estado de México.

Primero los datos.
Uno. En México hay 25% de hogares uniparentales por múltiples razones. La mayoría encabezados por mujeres. Ya sea porque sus parejas se fueron de migrantes, no están con ellas o tienen más de una familia… u otras

razones, como una mujer que decide tener un hijo, o una persona soltera adoptar.

Dos. En distintos focus groups dirigidos a conocer a las mujeres mexicanas –en general, y recordando que seguimos siendo parte de una sociedad machista que sigue tratando diferentes a hombres que a mujeres–, se sabe que las mujeres “perdonan” a un personaje público que tengan hijos fuera del matrimonio, pero NO que no los reconozcan. Así como “aceptan” que los hombres tengan varias mujeres pero NO que sean violentos hacia ellas, en la peor de las violencias, que hay muchas, con grados a veces invisibles para nuestra sociedad acostumbrada a la violencia de género: es decir que les peguen, las violen.

Ahora al tema. El reproche de Maritza o en plural, los reproches, viene tras su declaración de que, una vez casado con Angélica Rivera, Peña Nieto tiene “6 hijos”… olvidando al que tuvieron juntos. O bien que tras un anuncio del PRI en el que se comprometen a cuidar a los bebés ella escribe: “Esto es el colmo: “… este bebé necesitará que lo cuiden, que LO PROTEJAN, que le den una buena educación…. Quién se va a comprometer con él y con todos los mexicanos para DARLES TODO LO QUE SE MERECEN? esta pregunta la va a responder el PRI Gobernando…”
Y continúa: “Si con quién???? con ENRIQUE PEÑA??? si NO lo ha hecho con su propio hijo, DE VERDAD CREEN QUE LO HARA CON TODOS???? “.

Y he ahí la pregunta a resolver. Peña aceptó el hijo, dijo que sí proveía económicamente por él aunque lo veía poco… sin embargo, se le acusa de “olvidarlo” y más aún…de mentir.

A todo esto, me parece increíble que el PRI no haya visto venir esto, ¿en serio?  Pero Peña Nieto no es el único político envuelto en un escándalo similar.

En 1992, Diego Fernández de Cevallos  recibió una llamada a la casa que habitaba con su entonces esposa  Claudia Gutiérrez Navarrete. Era Rodrigo, un joven  quien recién había cumplido 18 años. Sabía que El Jefe era su padre y los buscaba a fin de conocerlo. De acuerdo con el relato de Claudia, en una entrevista con  Pilar Jiménez en 1994,  la llamada se recibió un viernes y en lunes siguiente, Diego y Rodrigo se conocieron. Se hicieron pruebas de ADN, se confirmó el parentesco y Diego aceptó y presentó públicamente a su hijo. No sabía de su existencia.

Otro excandidato presidencial quien también tuvo una hija fuera de su prime matrimonio, fue Francisco Labastida. Se llama Paloma. Y él la reconoció desde mucho antes de su campaña ala Presidencia.

En Estados Unidos, el del ex góber de California Arnold Schwarzenegger, quien aun en el gobierno, reconoció la paternidad de un niño producto de una relación con quien fuera una de sus trabajadoras domésticas. Su esposa,

María Schriver, desconocía el hecho y tras conocerlo, le pidió el divorcio. Arnold perdió la mitad de su fortuna y dicen que también la posibilidad de la candidatura republicana. 

Alan García,  siendo presidente de Perú y casado,  reconoció a un hijo producto de una relación fuera del matrimonio. De acuerdo con el hoy ex presidente, fue procreado durante el lapso en que estuvo separado de su esposa. 

En Francia, el entonces presidente  Francois Miterrand reconoció que la joven Mazarine Pingeot  era su hija, quien había nacido fuera de su matrimonio con Danielle Miterrand. A los franceses no les importó nada…

Y cómo olvidar el caso de Fernando Lugo, ex obispo y actual presidente de Paraguay. Al menos 3 casos se dieron a conocer de su supuesta paternidad.

 

 

A la primera persona que se lo vi, como foto en su chat de Blackberry Messenger, fue a Juan Ignacio Zavala: la fotografía de Lujambio en el que hubiera sido su cartel de campaña con el slogan “La Fuerza de Todos”.

Pero son muchos más. Al menos el de Margarita Zavala, con idéntica foto,   José Angel Córdova Villalobos, quien quiere ser candidato a gobernador de Guanajuato. También lo usa el  secretario de Salud, Salomón Chertorivski.
Hasta Roberto Gil Zuarth, coordinador de campaña de Josefina Vazquez Mota añade una porra personal: ” Vamos, Luja!!”
Y me sumo: los mejores deseos para su pronta recuperación contra este enemigo que no se veía venir. Que cuente con la fuerza de todos.

 

Qué reveladora la entrevista que Juan Pablo Becerra Acosta le  hizo a Rubén Figueroa Smutny, publicada este lunes. Gran retrato de esa ¿vieja? –pese a su edad– clase política priista; de sus usos y costumbres.
Becerra lo buscó tras un comentario que el hijo y nieto de exgobernadores priistas hizo en Facebook, acusando que su compañero de partido, alcalde de Acapulco y ex candidato a gobernador, Manuel Añorve, de recibir dinero del narco y además carrancearse (verbo bien mexicano) unos 100 millones de pesos de la campaña a la gubernatura que iba a ser usada, dice Figueroa, nada menos que a la nada democráctica e ilegal práctica del acarreo en la pasada elección.
Sí, lo dice, tal cual. Y más. Lo hace además desde el interior, cuenta Juan Pablo de su camioneta blindada.
Algunas de sus declaraciones y mis comentarios (en paréntesis):

–Yo creo que está metido en negocios sucios de toda clase (Juan Pablo le preguntó específicamente sobre el narco). La corrupción y la delincuencia no llegaron a Acapulco mágicamente (claro que es hasta ahora que Figueroa decide declararlo: en medio de la pugna por ver quién será

senador, tras que lo bajaron a él y ahora él hace todo lo posible por que no aparezca).

Luego amenaza:

–A él no le tengo miedo. Estoy a sus órdenes. Si quiere le seguimos discutiendo ese tema y otros (mira maliciosamente, de forma pícara, con un esbozo de sonrisa-precisa Juan Pablo)… Hay uno de un cerrito ahí en Acapulco. Ahora no te digo nada, te lo digo después… (dice que está esperando que lo demande, entonces dirá la verdad, se envolverá en la bandera de la ilegalidad… pero hasta entonces).

–Pregunta Juan Pablo: “Que ustedes resuelvan las cosas así da una imagen de peligro, de que ustedes son capaces de cualquier cosa por el poder”. Y Figueroa responde: “Yo creo que es una imagen… real. Porque aquí se lucha con mucha pasión por las posiciones, ¿no? Entonces hay gente que está dispuesta a hacer cosas que otros no”.

Dirán en Estados Unidos: I rest my case.

 

Ayer, Guadalupe Acosta Naranjo dio a conocer que  ya se dio parte ala Procuraduría General dela República          y se inicio una investigación por el presunto delito de intervención de  comunicaciones privadas nada menos que en… ¡San Lázaro!

Como lo leyó: pájaros en el alambre enla Cámarade diputados. Una de las oficinas más vigiladas, además dela Juntade Coordinación y en la mesa Directiva era la de Carolina Viaggio, diputada priista y ahora también esposa del gobernador de Coahuila, Rubén Moreira… Mmm, ¿habrá sido que se enteraron por ciertas cosas a través del teléfono de la cuñada espiada?

 

Por fin apareció la maestra Elba Esther Gordillo, luego del divorcio electoral de su partido, el PANAL con el PRI, el cual, dice ella, es definitivo.  Pero ojo. Va textual:

–No hay ruptura con el Licenciado Peña.

Uuuuuy.

Que en esto de las negociaciones, todo lo hicieron los  líderes, ella, nada.

Lo dijo en una entrevista con Pablo Reinah, para UNONOTICIAS. Dice que no se siente traicionada el PRI, el partido, sino “mal interpretada e incomprendida”.

Insiste en que Nueva Alianza no es un patrimonio personal. Utilizando la máxima de  “Ya lo pasado, pasado”, dice que ya superó la etapa difícil que vivió en el tricolor.

Y si usted esperaba que Gordillo Morales daría un espaldarazo a alguno de los precandidatos presidenciales, se equivocó. No dio nombres argumentado que aun no conocen sus plataformas.

Dice que ahora también ya tiene más tiempo para disfrutar cosas de la vida, por ejemplo a sus nietos, quienes debido a su rango de edades, lo mismo habla con ellos de política y ciencia, que lo mismo se da una escapada a Disneylandia o Chapultepec. Hasta juega maromas.

 

 

 

 

Ahora tocó el turno al presidente venezolano Hugo Chávez sufrir las críticas por los tuits de su hija, Rosinés.

La joven colocó en su cuenta de twitter, @RosinesCandanga, una foto en la que sostiene un fajo de dólares, colocándolos a manera de abanico.

Obvio, esto provocó reacciones en Venezuela, debido al control de divisas que implementó Chávez. Al ver la reacción, la  joven decidió bajar la foto de la red.

 

¡Por fin, una excelente noticia!  Ya que estamos en medio de informes internacionales que nos ponen en la mira internacional en materia de derechos humanos, nada mejor que una bocanada de aire fresco la que recibimos ayer. Y es que los mexicanos Demián Bichir  y Emmanuel Lubezki,  están nominados a recibir el Óscar como mejor actor (por Una vida Mejor)  y mejor fotografía (El Árbol de la vida), respectivamente.

 

Él lo dijo:

–Los tiempos del Congreso no son los tiempos de las Iglesias ni tampoco de sus representantes; habremos de trabajar con enorme responsabilidad alrededor de lo que es nuestra voluntad de seguir haciendo de los derechos humanos, garantías individuales y, sobre todo de las libertades, lo que puede ser el eje fundamental de un Estado de derecho y democrático: Manlio Fabio Beltrones, luego de las protestas ciudadanas que exigían a senadores priistas no aprobar las reformas al artículo 24 constitucional.