¿Van 150 mil muertos? • El PAN y el nuevo compló

Julio de 2002. Juan Pablo II llegaba a México. Vicente Fox rompía protocolos. Ahora, con Benedicto XVI y Felipe Calderón no sucedió esto. Hoy se discuten reformas sobre el Estado laico.

La nota la publicaron ayer por la tarde distintas agencias informativas. Era como para ponerle los pelos de punta a cualquiera.

Los ministros de Defensa de Canadá, Estados Unidos y México se reunieron ayer en Ottawa y ahí, Leon Panetta, secretario de Defensa de Estados Unidos, frente a nuestro secretario 3G (es decir, Guillermo Galván Galván) y el almirante Mariano Saynez, Panetta dijo esto cuando se hablaba del peligro que para la región representa el narcotráfico:

–El peligro aquí está en varios frentes. Número uno es la tremenda violencia. Creo que los números que los funcionarios mexicanos han mencionado son 150 mil (personas) los que han muerto por la violencia principalmente entre estos carteles en México.

¿Qué qué? ¿150 mil? Si apenas en enero de este año y forzados por una petición del IFAI, la PGR dijo que –2006 a 2010- las personas que habían muerto en esta lucha o guerra contra el crimen organizado ascendía a “sólo” 47 mil 515 asesinatos…

Quedaba la duda porque Panetta dijo: “Creo que los números que los funcionarios mexicanos”. Cree, no está seguro.

Aún así, ¿cuáles funcionarios mexicanos le habrán mencionado cifras que lograron que él se confundiera tanto? ¡Hay que mandarlos a un curso de comunicación urgente! ¿Panetta tendría tan poca retención numérica, digamos, como para aumentar las cifras oficiales por más de 100 mil personas muertas?

Pero no, ayer al cuarto para las 11 de la noche, Sedena –y no Estados Unidos—precisó que lo que quiso decir Panetta fue que esa cifra de muertos era a nivel continental.

Ah, bueno… o ni tanto. Porque un único país, el nuestro, contribuye con una tercera parte de estas terribles cifras. Cada número es una vida, una historia truncada, como la de Juanelo Sicilia, por decir uno, que hoy hace un año fue asesinado.

 

Mientras que Josefina Vázquez Mota &Co juran que entre ella y Alejandra Sota sólo hay buena onda, el que salió a decir, esta lucha es mía, fue uno de los voceros del PAN, Javier Lozano.

Él defiende a los integrantes del gobierno federal, y declara que ellos no graban:

– Pues no estamos locos para ser nosotros mismos los que estemos, primero grabándonos y después filtrando este tipo de conversaciones.

Y él de plano toma su dedo señalizador con rumbo al PRI. Los acusa de ser los principales sospechosos de grabar y filtrar grabaciones, en específico a los mexiquenses. ¿Sí captó su mensaje, verdad?

La cosa es que independientemente de quién filtró la llamada o la grabó y sila PGRlogrará encontrar al escurridizo “quien resulte responsable” (que tantas veces hemos buscado sin encontrarlo) Lozano asegura que esta llamada fue dada a conocer el lunes…¡como cortina de humo a las revelaciones que él –no dijo el PAN, dijo él—haría ese día y que había anunciado desde el viernes!

Así como lo leyó. Es un compló, dirían los clásicos recientes.

Y es que el lunes Lozano convocó a conferencia de prensa para dar a conocer con datos cómo hay altos índices de violencia en estados gobernados por el PRI y claro, en particular en el Estado de México.

En fin, quédese tranquilo, lector, lectora porque ya el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, declaró que el gobierno federal no hace  espionaje político. Y bueno, sabrá de esos temas porque fue, aunque por pocos días, director del CISEN –aunque no estrenó ni las alfombras solicitadas en su oficina ya que luego pasó a Gobernación—desde donde se hacen trabajos de investigación e inteligencia.

 

El desplegado lo firmaron  48 personajes, entre académicos, analistas políticos, actores, activistas, ex candidatos presidenciales, ex secretarios de Estado, entre otros.

Se titula “Preguntas cuyas respuestas podrían transformar a México”. Y es una suerte de “examen profesional” bien diseñado para escurridizos candidatos ala Presidenciasobre 14 temas torales para el desarrollo del país.

La tirada de los sinodales Sergio Aguayo, Héctor Aguilar Camín, Jorge Castañeda, Ana Laura Magaloni, Marta Lamas, Cuauhtémoc Cárdenas, Alejandro Martí y Juan Ramón dela Fuente, entre otros es que los candidatos respondan por escrito –en la extensión que gusten–  y luego se reúnan con ellos para ser examinados, digo, para debatir sobre estas y otras preguntas en un foro público, de preferencia universitario.

Suena bien.

 

Luego de leer el desplegado con las preguntas dirigidas a los candidatos presidenciales, creo que hay uno que bien podría estudiar desde ya las respuestas que daría, para que no lo agarren de bajada.

Me refiero a Gabriel Quadri, abanderado de Nueva Alianza.

Se reunió con  el Colegio Nacional de Industriales Ecologistas de México. Ahí, en medio de las preguntas y respuestas, lo cuestionaron sobre varios temas, entre ellos, la corrupción.

Quiero darle el beneficio de la duda, y pensar que su respuesta se debió a que su fuerte, fuerte, son los temas ambientales.

––Sobre la corrupción realmente no sé qué hacer, no sé qué pueda hacer, revelo mi ignorancia.

Luego de esto, intentó hacer creer que fue una respuesta a manera de broma. Dijo que este tipo de actos debían erradicarse mediante la educación.

Curioso pues, que uno de los principales actores políticos, precisamente señalados por presuntos actos de corrupción sea el de maestros ¿no creen?

 

Ya no sé ni qué pensar de la Estela de Luz. Sí,  ese monumento con el que conmemoraríamos el Bi-Centenario dela Independencia y de pasadita el dela Revolución.

Pese a que fue inaugurado con bombo y platillo (más de un año tarde) los costos siguen aumentando.

Dice Pablo Escudero,  presidente dela Comisióndela FunciónPúblicadela Cámarade Diputados, que –papelito en mano—se pagarán otros  95.2 millones de pesos, por concepto de supervisar la finalización del proyecto.

Es decir, la cifra final de esta enorme Suavicrema, como se le conoce en las redes sociales, sería de mil 146 millones de pesos.

 

Dos candidatos en Tamaulipas, uno en Guerrero y otro en Quintana Roo, tres en Morelos y 4 en Michoacán. Esas son las cifras que Ricardo Monreal y Manuel Camacho Solís le presentaron a Alejandro Poiré.  Son candidatos a los que la delincuencia ha amenazado y que ya se han bajado de la contienda.

 

Y en este miércoles no perdamos de vista dos eventos:

Uno.- Se sube al pleno del Senado dela República la  discusión de las reformas a los artículos 24 y 40  Constitucionales, en  materia de libertad religiosa y el compromiso de asumir que México es un Estado Laico, respectivamente. Prometen que blindarán la sede, para evitar interpelaciones,  al grado que no habrá  invitados especiales.

Así que el único debate que podría darse, por ejemplo, podría ser entre los reporteros del semanario Desdela FeyLa Jornada.

Dos.- Vence el plazo para que los partidos políticos modifiquen su lista de candidatos y cumplan con la cuota de género. ¿Será que todos los partidos tengan mujeres militantes que cumplan con los requisitos? ¿O recurrirán a candidatas externas?

 

Ya todo está listo para que al primer minuto del próximo viernes arraaaaaanquen las campañas presidenciales.

Cada uno de los 4 abanderados con partido, tienen definido el lugar donde habrán de iniciar.

Andrés Manuel López Obrador lo hará en su tierra, Macuspana, Tabasco, estado gobernado por el PRI, con Andrés Granier.

Enrique Peña Nieto decidió hacerlo en Guadalajara, Jalisco, estado gobernado por el PAN, con el góber piadoso Emilio González Márquez. Será un acto al 2×1 porque de paso, Jorge Aristóteles  Sandoval, candidato priista a gobernador, también iniciará su campaña.

Josefina Vázquez Mota decidió que iniciará campaña en el Ángel dela Independencia, en el DF,  territorio perredista.

Y Gabriel Quadri se va de buzo, buzo buzo, a iniciar en las aguas del Golfo de México…