¿A qué le teme Peña Nieto’ • Ahí viene la maestra.

¿Soberbia de puntero? o ¿signo de carácter o falta de seguridad que pudiera definir su estilo de gobernar?

Esas son dos preguntas que me hago tras comprobar que Enrique Peña Nieto

–sin duda el puntero en las elecciones presidenciales—se ha negado, en los últimos días, en aparecer en un par de interesantes propuestas donde podríamos escucharlo fuera de script: el debate organizado en radio por Carmen Aristegui, al que declinó ir sin más explicación y también unos foros que organizala Universidad Iberoamericana.

La estrategia marca que el debate es de quien lo necesita en cualquier elección. Así, en el 2006, AMLO –antes de convertirse en AMLOve—se negó a ir a debates y perdió; de la misma forma en que la interna panista, Josefina Vázquez Mota se negó ir a  más debates… y ganó. La lógica es que cómo para qué se arriesgan a ir a un lugar donde puedan decirles algunas “verdades” –y eso les reste puntos—o ¡Zeus no lo quiera! Contestar con cosas que puedan “dividir a México”.

Y bueno, es que esto último de “dividir a México” es el argumento peñanietista para seguir sonriendo y concentrarse en su estrategia. Que él no contestará a las “agresiones” de sus “adversarios”. Así lo dice en un spot.

Mmm, qué mal que las considera “agresiones”  y no necesarios cuestionamientos. Y que dice “adversarios” y no contrincantes democráticos.

Lo cual da pie a otras preguntas: si además de la apuesta de campaña es, como dicen, signo de la incapacidad o inseguridad del candidato a hablar en ambientes no “planchados”. U otra peor: si gana, ¿será ese el signo de su gobierno, considerar adversario y agresión a todo aquello que no esté de acuerdo con él?

 

Aunque utiliza un lenguaje cuidado, la verdad es que Elba Esther Gordillo ya rompió del todo la alianza que tenía con Felipe Calderón. Reveladora la entrevista que le dio a Roberto Castañeda en  la que lo deja claro al mandar por un tubo –posponer, dice ella, jajaja—la Evaluación por la calidad de la educación.

Se justifica diciendo que su primera lealtad es con los maestros: “Yo no administro la educación, eso es una enorme confusión y eso ha dañado a todos… mi deber es defender los intereses de los trabajadores (de la educación)”.

Y así dice, ¡hágame favor!, que a los maestros no se les ha informado en qué consistirá la evaluación. Es más, aprovecha para criticar no sólo a la “señora” Josefina, sino el hecho de que hayan nombrado al doctor (en medicina) José Córdoba Villalobos al frente dela SEPy dice: “Ese es el interés que tienen ellos (uyyy, “ellos” que no somos “nosotros”, queda claro) por la educación. Y que bueno, estaba muy a gusto con Lujambio, pero lamentablemente, enfermó.

La apuesta política de Gordillo es clara: el sexenio se acaba, Calderón y el PAN ya no son apuesta  y además de la negociación salarial que se negociará pronto, busca ubicarse rumbo al próximo sexenio. Y es interesante lo que dice de los candidatos: que AMLO tiene sus respetos, que lamenta que no la haya conocido más y ella a él; de Josefina que desde que llegó ala SEPquería ser candidata  presidencial y de Peña… “es un fenómeno político, un líder, un hombre interesante… le tengo estima, lo aprecio, es mi amigo, lo admiro y respeto”.

¿Quedó claro? Ah, y de Gabriel Quadri dijo… nada. Qué mala onda. Él que la defiende diciendo  –sic—que es una mujer comprometida con una revolución educativa pero que no ha encontrado un Presidente que la impulse. Y también lo hace ahora diciendo que los ataques a los maestros,  por oponerse ala Evaluación Universal,  es pura “pirotecnia electoral”.

En fin, ahora habrá que ver qué dice Felipe Calderón,  ¿no? ¿Se atrevería a dar un golpe sobre la mesa, aunque sea el último, al otorgarle, por ejemplo, autonomía técnica, presupuestal y de gestión al Instituto Nacional de Evaluación Educativa? ¿Pensará Elba Esther en sacar a protestar a las calles a los maestros, tal y como  lo dijo en una entrevista con Salvador Camarena?

 

 

Campos Elíseos al servicio de la comunidad política. Aunque aún faltan unas semanas para las elecciones de julio de este año, sin duda que habrá perdedores y perdedoras que van a tener que decir  algo–lo que sea—cuando vean al candidato –o candidata—de su partido perder en las elecciones para ser sus sucesor@s o bueno, perder ellos mismos.

Es por ello que hoy nos permitimos poner a su consideración, para que lo vayan pensando las siguientes “frases para perder”. Hay de varios estilos a elegir.

La digna. Con la cabeza alta diga, de frente, diga: “Soy un demócrata. La gente eligió”.

La de salida de emergencia. Es mucho mejor no decirla en público, pero sí frente a sus cercanos. Se puede usar con la salida digna de manera pública: “Yo no perdí, perdió el/la candidat@. No era el mío”.

La de Rey: “Lo siento, me equivoqué, no volverá a ocurrir”. Y bueno sí, lo único cierto es que no volverá a ocurrir.

La belicosa: “Me robaron la elección”.Usted puede, incluso, nombrarse Presidente o Presidenta legítimo.

Estilo Madrazo: “Me traicionaron”. Es mejor que vaya acompañado de un libro.

 

Si  los senadores cumplen con su palabra, hoy, en Comisiones podría aprobarse el dictamen dela Ley General de Atención a Víctimas, y mañana miércoles se podría aprobar por el pleno de esa Cámara.

Recordemos que esta ley es  una iniciativa surgida desde el Movimiento porla Pazcon Justicia y Dignidad.

A este acuerdo llegaron, luego de que los coordinadores parlamentarios del PRD, PAN y PRI se reunieran con Javier Sicilia, Emilio Álvarez Icaza y varios representantes de esta organización ciudadana.

De aprobarse, se enviaría ala Cámarade Diputados donde se espera que sea aprobada también. Falta ver los tiempos de nuestros legisladores. ¿La aprobarán antes de que termine el periodo de sesiones?

Hablando de Sicilia, el activista reiteró su llamado a los candidatos presidenciales a sostener un diálogo. Podría llevarse a cabo durante la segunda quincena de mayo próximo.

 

Una limpia a la voz de ¡ya! Eso es lo que la campaña de Josefina Vázquez Mota debería considerar. Tan mala suerte debe ser algo de algún espíritu chocarrero. La última fue que en el debut de los ForosCNN con los candidatos presidenciables, la cadena de televisión de plano no pudo subir su señal al aire… y tuvieron que reprogramar.

El otro día en una sección de mi nuevo programa Katia360 en la que los cibernautas le dedican canciones a los políticos a Josefina le dedicaron “Todo me sale mal” del TRI. Creo que le queda bien, esa que dice: “La raza me dice que todo lo que hago, que todo lo que hago, que todo lo que hago está mal…. Y yo no sé porque/ Yo le echo muchas ganas, pero nada me sale bien”.

 

Hoy  continuamos con los comentarios que he recibido para la nueva sección #porestosnostocovotar, para que envíen sus opiniones sobre las campañas presidenciales.  Les recuerdo que pueden enviarlos a katia.katinka@gmail.com o bien postéenlo en Twitter, con el #porestosnostocovotar y copia a  @poresonostoco.

JAGL: Katia:

Por que nadie habla de proyectos de seguridad; Nuevo Leon, Tamaulipas, Veracruz, Coahuila, Chihuahua, Puebla y los que se acumulen, Pasado y presente.

¿Donde están los gobers salientes?

 

Otra vez son actores los que hacen “cineminutos” de apoyo al Partido Verde. Ahora es Andrea Legarreta y de nuevo Raúl Araiza. Espero que esta vez sí hayan aleccionado bien a los actores para decir que sí creen en las propuestas verdes. ¿Recuerdan lo que dijo el mismo Araiza cuando le preguntaron sobre la campaña anterior en la que también participó? Pues que le habían pagado y ya. Para él, fue como anunciar  Coca-cola o un producto de Marinela, era igual…

 

La duda de hoy: ¿Qué vamos a hacer en México con el caso documentado de la corrupción en Walmart?  En Estados Unidos,  el Departamento de Justicia ya abrió una investigación….

 

Ellos lo dijeron

–¡Galilea para diputada!: grito en el mitin de Fernando Reina, esposo de Galilea Montijo y político acapulqueño.

–Si él (AMLO) es Presidente ojalá y me invite (ala SEP). Poruqe él dice, y dice y dice, y yo digo, y yo digo y yo digo: ¿Señor que le hice?: resic de Elba Esther Gordillo.  O sea, ¿qué dijo?

Es probable que mucha gente se acuerde de estos años (su sexenio0029 por la violencia y la delincuencia, los crímenes. Pero yo creo que la vida, ola Providencia, llámelo como quiera, decide colocar a la gente acertada en el momento adecuado: El presidente Felipe Calderón, ayer durantela Cátedra  Kissinger enla Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.