AMLO y Quadri, propuestas para personas con discapacidad

MILENIO.COM

Esta es la continuación de un post de la semana pasada, donde revisamos las propuestas que hasta ahora han hecho públicas dos de los cuatro candidatos a la Presidencia: Josefina Vázquez Mota y Enrique Peña Nieto  http://blogs.eluniversal.com.mx/weblogs_detalle16119.html. En esta entrega, revisaremos la apuesta inclusiva—o no—de Andrés Manuel López Obrador, del PRD-PT y MC y la de Gabriel Quadri, de Nueva Alianza.

Comencemos por López Obrador.

Públicamente, que haya encontrado, Andrés Manuel López Obrador sólo ha hecho una mención como tal a los ciudadanos con discapacidad. Fue en su conferencia de la mañana del 11 de abril, y también lo reiteró el día 13:

“La República Amorosa es honestidad, es justicia y es amor. En el caso que nos ocupa de la violencia y de la inseguridad pública, podemos resumir: Abrazos y no balazos. Eso es lo que proponemos. Sabemos cómo hacerlo. Fui jefe de Gobierno de esta ciudad, se aplicó un plan parecido, lo primero en la ciudad fue la atención a la gente que necesitaba de apoyos, para adultos mayores, madres solteras y personas con discapacidad.”

Sin duda que es un sello de su gobierno: el apoyo vía “becas” a grupos vulnerados entre los que están los chilangos con discapacidad, pero, ¿es todo? ¿Y los derechos?

Hasta ahora en su discurso, no he encontrado ninguna referencia en particular, pero sí está en la plataforma del PRD, en su página 21 sí aparecen con muchas más propuestas en el apartado III sobre Derechos Humanos. Dice textual:

“Finalmente, las personas con discapacidad constituyen un sector de la población que tradicionalmente ha sido marginado del desarrollo del país. Por tal motivo, es necesario impulsar la creación de las condiciones adecuadas para que puedan gozar plenamente de todos los derechos que la ley les otorga (educación, salud, trabajo, deporte, recreación, vivienda adaptada, etc.) y crear las condiciones para  su plena integración a la vida activa del país, bajo un marco de respeto e igualdad  de oportunidades acordes a su situación. Es necesario ofrecer más espacios de participación a personas con discapacidad  en todos los sectores de la vida nacional y garantizar que se sancione toda violación a sus derechos fundamentales”.

 

Esto de la sanción es interesante. ¿Cómo lo harían? ¿Qué tipo de sanción?

 

Luego, en la misma plataforma del PRD –páginas 24 y 25—amplian cuáles son los derechos de las personas con discapacidad. Copio otra vez ya propuestas de campaña más específicas:

 

120. Impulsar una Reforma Integral a la Legislación vigente, que permita garantizar el reconocimiento, respeto y cumplimiento de los derechos de las personas con discapacidad, bajo un marco de igualdad de oportunidades acordes a su situación, iniciando igualmente el proceso de armonización con los instrumentos internacionales en la materia (N.de la R. Sobre todo, espero, aunque no lo citen tal cual La Convención por los Derechos de las personas con discapacidad de la ONU)

 

121. Incorporar a la Ley General de Personas con Discapacidad, la obligatoriedad para las autoridades de llevar a cabo la planeación de los programas y acciones dirigidos a las personas con discapacidad, con la participación directa de este grupo de población.

 

122. Establecer programas de corto, mediano y largo plazo, tendientes a crear condiciones adecuadas para el desarrollo integral de las personas con discapacidad, dejando atrás las políticas paternalistas, dotándoles de las herramientas necesarias que los coloquen en igualdad de oportunidades acordes a su situación para aspirar a una mejor calidad de vida.

 

123. Impulsar una nueva cultura de respeto a la discapacidad, que permita sensibilizar y preparar a la sociedad en una relación fraterna y digna para con este grupo social.

 

124. Fortalecer los programas relacionados con la promoción del deporte para personas con discapacidad.

 

125. Crear programas específicos para superar las condiciones de vulnerabilidad que enfrentan las mujeres con discapacidad.”

 

Bueno, eso ya es un poco más. Y aunque creo que sería bueno que aterrizaran todo de manera más puntual, en programas específicos y por rubros. Al menos la plataforma sí habla de derechos. Espero que pronto su candidato también lo haga. Porque las becas están bien, y creo que sí son necesarias, pero igual de necesarias o más es hablar de derechos para pasar de un modelo asistencialista a uno social.

 

Ahora Gabriel Quadri, de Nueva Alianza.

La semana pasada, el jueves 12, cuando comencé a investigar qué planteamientos tenía Quadri o Nueva Alianza en el tema de las personas con discapacidad, me llevé una grave desilusión. Para ser un partido autodenominado “liberal”, con un candidato “ciudadano” y que el partido esté integrado de manera fuerte (me estoy viendo super light) por maestros e integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) no tenían NADA. O bueno extraordinariamente poco, vaya.

En la propuesta presidencial de Gabriel Quadri publicada en la página de Nueva Alianza http://www.nuevaalianza.mx/plataforma.php no hay ninguna referencia a discapacidad. Ni una. Cero.

Pero sí en la página 61 de la plataforma registrada de Nueva Alianza. ¿Saben en donde está situada la única referencia a personas con discapacidad? ¿En Educación? Nooooo. En salud, ¡y en particular en el área de personas que tienen…  sobrepeso!  Dice:

“El gasto gubernamental en la materia es de aproximadamente 67 mil millones de pesos para atención médica de las enfermedades crónicas (cardiovasculares, diabetes, hipertensión arterial, etcétera) y discapacidades provocadas por exceso de peso en nuestra población, el cual afecta a 70 por ciento de la población mayor de 20 años y un 30 por ciento de la población infantil, es decir, uno de cada diez niños padece este mal al llegar a los diez años de edad.

Ante la gravedad que representa para la viabilidad del sistema de salud del país se deben dar pasos para transformar de manera integral los hábitos alimenticios y la práctica de la educación física entre la población infantil, pero resulta imprescindible la construcción de manera integral de una cultura del cuidado de la salud, un mayor presupuesto para las instituciones de seguridad social para atender en mejores condiciones a los sectores más desprotegidos…”

Sin embargo, el domingo pasado, el 15 de abril, en Iztapalapa, Quadri tuvo un evento con personas con discapacidad en la que visiblemente se sensibilizó y su discurso cambió. Ojalá que incorpore todo esto que dijo a su plataforma presidencial y sobre todo que lo impulse, como candidato a la Presidencia que es, como algo de una agenda parlamentaria para los futuros diputados y senadores de Nueva Alianza, que bien que podrían impulsar políticas públicas no asistencialistas, basadas en derechos que logren políticas públicas transversales para lograr incluir a las personas con discapacidad.

La verdad es que Quadri –quien dijo que además estaba muy conmovido por la reunión–  lo comprendió rápido y lo incorporó: se trata de una obligación del Estado Mexicano –independientemente de quien gobierne—atender e incluir a los ciudadanos con discapacidad y así él sí habló de cosas más específicas. Lo cito:

Estoy convencido, en lo más profundo de mi pensamiento, lo cual está expresado en los fundamentos del Partido Nueva Alianza, y en nuestra plataforma electoral (que no es cierto, pues, pero que lo incluyan), que todos los ciudadanos tienen los mismos derechos y las mismas obligaciones. Los mismos derechos en materia de movilidad, en materia de aprendizaje, en materia de salud pública, de seguridad social, de derecho a la salud, de derecho sobre todo a la ciudad.

Quadri antes tuvo un incidente al ayudar a empujar a un usuario en silla de ruedas del otro lado del Periférico: casi son arrollados por un transporte colectivo, lo cual lo indignó. Y de ahí también ahondó en el derecho “a la ciudad” o yo diría a tener acceso a la comunidad.

“Uno ve la ciudad, recorre la ciudad, visita sus instalaciones y uno realmente se pregunta: ¿pero cómo es posible que los ciudadanos con alguna discapacidad puedan disfrutar la ciudad si no existen las instalaciones, la infraestructura, si no está preparada la ciudad para darles los mismos derechos, a las personas con discapacidad?…. El derecho a la ciudad, el derecho a la ciudad de una manera integral, de una manera completa, más allá del derecho a la vivienda, más allá del derecho a la salud, más allá del derecho a la educación”.

Y por qué no todo, digo yo. Pero tiene razón Quadri en el hecho de que la accesibilidad o el diseño universal –que para todos sirve—es  el derecho llave para que los demás se cumplan.

Y sí habló de más cosas: de deportivos adaptados para personas con discapacidad, de educación para todos –poniendo énfasis en educación inclusiva—pero también en especial dado que hay estudiantes que necesitan apoyos. Y de encontrar, “las ventajas competitivas que tiene cada persona, aún con discapacidad, para poder desarrollar todas habilidades, educativas, profesionales y laborales”.

También habló de la portabilidad de derechos a la salud. ES decir que una persona, independientemente de a qué servicio de salud esté inscrito, pueda acceder a todos. De vivienda adaptada y cerca de la ciudad (para hacer más fácil el desplazamiento a todo); de programas para adquirir vehículos adaptados; un mercado laboral flexible que pueda incluso contratar a personas por hora, día, semana, meses…

Y terminó: “Los discapacitados o las personas con discapacidad no necesitan limosna, no están pidiendo como lo hemos visto aquí, nadie pide limosna, lo que piden es igualdad de derechos y acceso a todos los derechos ciudadanos de acuerdo a sus condiciones

Bueno, ahora sí tenemos al menos una primera revisión de la propuesta en materia de discapacidad y derechos de los ciudadanos –que votan, ¿eh?—con discapacidad de los 4 candidatos presidenciales.

¿Qué les parece?