Candidatos, mareos y pirateos • El adiós a MMH

¿Qué tanto ve?

Apenas llevamos 5 días de campaña. ¿Cómo van? Aquí le presento un breve resumen:

Andrés Manuel López Obrador arrancó pasaditas las 7 de la mañana del viernes con una conferencia de prensa en su casa de campaña en la colonia Roma.

Ya lanzó el primer anzuelo contra Peña Nieto, al solicitar al IFE que revise los números de sus gastos de campaña y sus traslados en aviones privados, al parecer los presume copeteados.  Además, andan revisando qué hacerle al priista, debido a que considera que le prirateó algunas de sus propuestas de campaña, como la propuesta de crecer al 6%.

Enrique Peña Nieto inició firmando compromisos, que dice, cumplirá.  Lo cierto es que debe hacer ejercicios de vocalización: en su primer evento, hasta la voz se le fue.

Además de los actos tradicionales está apostando en su página de internet. Angélica Rivera, su esposa, hace una crónica diaria –grabada por un teléfono celular parece—donde cuenta cómo vive estos días.

La que está teniendo problemas es Josefina Vázquez Mota tras su arranque en la sede nacional del PAN, inaugurando un anuncio espectacular y su Pinabus con un breve recorrido.

Entre el viernes y ayer, lunes, había tenido una pifia, un evento obstaculizado y hasta un conato de desmayo.

El viernes, en Teziutlán, dijo que “fortalecería el lavado de dinero”. Fue la burla en las redes sociales que ella, como ningún otro, convocó a usar (como “Josefina Puntos” en donde sus seguidores ganan puntos por compartir su información y los ganadores cenarán con ella)

El sábado, el WTC, Vázquez Mota se reuniría con organizaciones ciudadanas. Lo malo fue que ex trabajadores de Mexicana llegaron y provocaron que este acto fuera suspendido.

Ayer, al reunirse con la organización México SOS, de Alejando Martí, tuvo que interrumpir su discurso, debido a que se sintió mal, sufrió un mareo, y se sentó. Posteriormente se disculpó:

–Me siento muy bien, estoy agripada como es evidente….

Aunque luego dijo que había sido la presión.

La única vez que hemos visto a una Josefina a punto de desvanecerse (no hablo de encuesta alguna) fue en el evento en el que el Presidente Calderón la relevó como titular dela SEPpara mandarla ala Cámarade diputados. Ella entonces dijo que había sido la emoción del momento porque no estaba de acuerdo.

No estaría mal que además de exámenes de lo que quieran –toxicológicos y de polígrafo que pidió la candidata—también nos mostraran todos alguna valoración médica, ¿no creen?

Lo digo por la supuesta diabetes –desmentida ya—de AMLO y ahora, ¿la hipoglucemia? de Josefina. No cabe duda que hablamos de los extremos. Políticos y médicos.

No estaría de más, ¿no cree?

 

En el Patio Central de Palacio Nacional con todos los signos de un funeral de Estado. Así se despidió ayer a   Miguel dela Madrid Hurtado,   Presidente de México de1982 a 1988 y quien recibió el país de manos de José López Portillo, en medio de una severa crisis económica.

Es la primera vez que un gobierno panista hace un acto de esta naturaleza para un exPresidente y de otro partido. Cuando López Portillo murió en el sexenio de Fox no se hizo nada de esta envergadura. Calderón decidió asumir con ello una postura institucional, de hombre de Estado, por más que como candidato y hombre de oposición haya criticado a los gobiernos priístas.

El que también regresó a Palacio Nacional (ya había ido también invitado por Presidencia para el festejo de El Grito en el Bicentenario) fue Carlos Salinas de Gortari, quien estuvo en primera fila. De Ernesto Zedillo, sólo una esquela y Luis Echeverría no asistió: ya le tocó enterrar a dos de sus sucesores y él ahí sigue.

El Patio Central, por cierto, está reservado para eventos de Presidentes y expresidentes. Es para muchos, además, un símbolo masón.

En los discursos –hechos por Enrique dela Madridy el propio Felipe Calderón—se destacó los momentos difíciles o “aciagos”, como dijo el actual Presidente que pasó Dela Madriden su administración; su lado personal, como hombre de familia. Quizá como lo vio, lo veremos.

 

 

Interesante la encuesta realizada hace algunos días en el ITAM. Es parte de los ejercicios que hacen en tiempos electorales.

Participaron  mil 9 estudiantes de esa institución, de la cual han egresado un gran número de integrantes del gabinete presidencial.

Espero que los directivos de esta casa de estudios no tomen represalias contra alguno de los estudiantes (amenazados están de tomar medidas en su contra si me enviaban…perdón, si enviaban por correo estos resultados).

Pues bien. Pese a todas las encuestas que dan como puntero a Enrique Peña Nieto, aquí la cosa cambia.

En primer lugar apareció Josefina Vázquez Mota, con 43.11 por ciento, seguida de Andrés Manuel López Obrador, con el 22.89. El tercer sitio lo obtuvo Enrique Peña Nieto, con el 15.66. Gabriel Quadri aquí libraría el registro al obtener el 2.88 por ciento.

 

El viernes pasado,  Jorge Carpizo McGregor, ex rector dela UNAM, ex procurador general dela República, ex presidente dela Comisión Nacional de Derechos Humanos y destacado abogado, perdió la vida previo a someterse a una cirugía en un hospital privado de la ciudad de México. Ayer escuchaba a varios de sus cercanos colaboradores, quienes coincidían en que Carpizo fue uno de los precursores de la cultura del respeto a los derechos humanos en el país. Lamentable pérdida.

 

Él lo dijo

–Nada más les doy un ejemplo: ve uno a López Obrador y ahora es otro; hoy habla más de Dios, la virgen y de otras cosas. Lo vemos con más serenidad en las cosas que presenta: Hipólito Reyes Larios, arzobispo de Jalapa, al referirse a los resultados que han tenido los rezos de los feligreses y jerarcas por los políticos mexicanos.