Las candidatas al DF: comprometidas con la inclusión de pcd’s

Esta semana (15, 16 y 17 de mayo), la Coalición México con los derechos de las personas con discapacidad (http://www.coalicionmexico.org.mx/) se reunió con las tres candidatas al gobierno del Distrito Federal: Beatriz Paredes Rangel, Isabel Miranda de Wallace y Rosario Guerra Díaz del PRI-PV, PAN y Nueva Alianza, respectivamente.

Todas fueron reuniones productivas, interesantes y muy diferentes, pero con un común denominador: el compromiso –en distintos grados—de todas ellas para incorporar el tema de las personas con discapacidad a sus planteamientos de campaña y gobierno… e incluso más allá: independiente de que ganen o no las elecciones en las que contienden todas junto con un único hombre, Miguel Ángel Mancera (quien ya aceptó la reunión para el viernes 25). Y todo con base al documento que COAMEX presentó (http://www.coalicionmexico.org.mx/df-1-propuesta-general.html)

Beatriz Paredes Rangel.

Aceptó que es una “ciudad despiadada” para las personas con discapacidad. Que la sensibilizó al tema la enfermedad de su madre –quien tuvo discapacidad motriz y de lenguaje—por lo que comprendió muchos de los retos a los que se enfrentan las familias que tienen un integrante con discapacidad.

Se comprometió a:

–De ganar, a que de manera paulatina a través de los 6 años de su mandato hacer accesibles todas las aceras de la ciudad de México, así como el acceso a todos los edificios de gobierno y todo el transporte público.

–Trazar una política transversal para la atención a personas con discapacidad, como se manda en la CDPD, que ya es texto constitucional más desde la reforma en Derechos Humanos que ella, como legisladora en la Cámara de diputados, contribuyó a aprobar.

–Crear un fondo que permita a la población, pero sobre todo a la más pobre, acceder a elementos indispensables para su mayor autonomía como sillas de ruedas, prótesis y órtesis.

–Crear un protocolo de atención a las personas con discapacidad que requieran de una rehabilitación tomando en cuenta la zona geográfica en la que viven e incluso creando un plan de apoyo para el transporte. Esta rehabilitación, dijo, podría hacerse con una estrategia amplia que incluya instituciones de salud pública así como servicios subrogados particulares.

–Crear una cartilla de salud, con enfoque en medicina preventiva, obligatoria en guarderías, preescolar y primaria para lograr detectar los casos de niños con discapacidad más a tiempo y poderlos atender.

–Propuso la creación de un debate que llegue a un acuerdo de cuál sería la mejor manera de complementar tanto el enfoque de educación inclusiva como el de educación especial. Esto tomando en cuenta que el tema de inclusión es importante y también el de la no-discriminación. “Sabemos que una de las llaves maestras es la educación en este tema”, dijo.

–Proponer la creación de una serie de “documentos fílmicos”, quizá a transmitirse en canales públicos, tales como el 11 o el 22 sobre cómo se vive actualmente la discapacidad en el rubro de sensibilización hacia la sociedad.

–Dijo tener pendiente, de manera personal, hacer una legislación que garantice el absoluto respeto a los derechos humanos en los centros de atención psiquiátrica.

–Reconoció que uno de los temas pendientes más apremiantes –que también enfrenta la población en general—es el derecho de acceso al trabajo. En este sentido se manifestó a favor de que la secretaría del Trabajo haga realidad la inclusión laboral para personas con discapacidad según un acuerdo previo que ella le tocó trabajar con la Organización Internacional del Trabajo (OIT)

–Se ofreció también a gestionar una reunión con la actual secretaria general del PRI, Cristina Díaz, también candidata a senadora para reunirse con esta organización y comenzar a generar una alianza para transformar el marco jurídico para que esté de acuerdo a la CDPD.

“Las personas con discapacidad y organizaciones de la sociedad civil han hecho en este tema, más que el Estado Mexicano”, reconoció Beatriz Paredes.

Isabel Miranda de Wallace

Fue la única candidata que sin buscarlo, aceptó firmar como suyas todas las propuestas de COAMEX a favor de las personas con discapacidad, además se ofreció a buscar que cualquiera de las y el candidato que gane, las retome:

–En caso de ganar, se comprometió a petición de Federico Fleischmann, a que en los próximos 6 años, de manera gradual tanto las aceras como el transporte público, todo sea plenamente accesible para personas con todo tipo de discapacidad. Dijo que quizá sería un poco más trabajoso en los edificios gubernamentales.

–Se comprometió a revisar una propuesta de Libre Acceso para hacer una reforma de protección civil que contemple a las personas con discapacidad en caso de cualquier siniestro como incendio o temblor, dado que no hay un protocolo.
–En materia de trabajo, la también activista consideró que tanto instituciones públicas como empresas privadas, deben cumplir con una especie de “cuota de género”, pero de personas con discapacidad, a fin de dar empleo a este sector de la población. Y que el presupuesto, trazado de manera transversal, debe ser suficiente, porque si no es como cuando un esposo no le da suficiente gasto a su esposa. Y también propuso crear un módulo por delegación que atienda las necesidades de personas con discapacidad.
–Aunque también señaló que hay que investigar por qué el INDEPEDI (Instituto para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad del Distrito Federal) que aun no tiene sede y tuvo un presupuesto ínfimo, aún así cayó en subejercicio, habiendo tantas cosas por hacer. Propuso además que ese instituto deberá ser encabezado por una persona con discapacidad porque así se garantiza que sea conocedora de la situación por la que atraviesa este sector de la población.
Rosario Guerra
Más allá de que gane o no, Rosario Guerra se comprometió con la COAMEX a hacer suyas asumió muchas de las propuestas que esta organización paraguas le presentó para la inclusión de las personas con discapacidad y se comprometió a luchar por ellas independientemente del resultado de las elecciones del 1 de julio.
Candidata ciudadana que ha hecho suyas el tema de las minorías desde hace tiempo, Rosario Guerra también ofreció a la COAMEX, acabando la campaña, apoyar al diseño y cabildeo de la necesaria armonización de leyes de acuerdo a la Convención por los derechos de las personas con discapacidad, que ya es ley en México.

Rosario Guerra comentó que además conoce la causa y las barreras que enfrentan las personas con discapacidad de manera cercana porque tiene amigas cercanas de hijos con distintas discapacidades y además dos de sus asesores de campaña también tienen discapacidad motriz. Y también comprendió que hay que incluir a las personas con discapacidad para trazar propuestas de política pública, dado que ellos viven esta condición: “Uno no se inventa cosas sola”, dijo.

Propuso:

–Hacer cuotas afirmativas, como se hizo en el caso del género para que personas con discapacidad trabajen en el gobierno del DF. Confesó que cuando habla con personas con discapacidad en sus recorridos por la ciudad la petición más recurrente es el empleo: “Y eso me gusta porque quiere decir que ya se educaron”. Destacó que hay que hacer cuotas afirmativas porque, como en el caso de las mujeres, “sólo así se tiran puertas”. Además cuando más empresas y gobiernos comiencen a contratar a personas con discapacidad se darán cuenta que son más “perseverantes”.

–Comprometerse a impulsar presupuestos transversales y continuados para incluir a las personas con discapacidad.

–Hacer una campaña de comunicación y sensibilización sobre las personas con discapacidad, que debe comenzarse a hacer desde la primaria y ligar esto con una estrategia contra el bullying, que, a decir de la candidata, empieza en casa.

–A petición de Federico Fleischmann, presidente de Libre Acceso, le pareció razonable pedir que en el plazo de seis años de manera progresiva, todas las aceras, edificios gubernamentales y transporte sean accesibles para personas con discapacidad. “Tenemos que hacer un transporte público para personas con discapacidad, adultos mayores, niños y mujeres”, dijo la candidata. El transporte, insistió, es un tema clave de movilidad urbana. Si no se soluciona es un tema de discriminación al no permitir que puedan llegar a tiempo a sus trabajos.

–Recomendó a la COAMEX acercarse a la comisión que revisa los libros de texto gratuitos para así asegurarse de que, desde la infancia, el tema de la discapacidad sea planteado. Además de reconocer la importancia de tener materiales adecuados y a tiempo, para poder incluir en la educación regular a alumnos con todo tipo de discapacidades.

Falta Miguel Ángel Mancera, el puntero, según encuestas, de ver cuáles son sus propuestas para personas con discapacidad. Según el censo del DF son medio millón, pero la OMS dice que son 15% de toda población. Lo anteceden sus contrincantes que han hecho buen eco, incluso firmado las propuestas de COAMEX de acuerdo con la exigencia de “Nada de nosotros sin nosotros”. Les cuento la próxima semana….