En México, Stephen Hawking no podría votar

En este país en el que aún no le damos el golpe al nuevo paradigma que ve a todas las personas con discapacidad como sujetos de derechos, los que peor la pasan son las personas con discapacidad intelectual,  psicosocial y parálisis cerebral, por mucho. Sobre todo a la hora de ejercer el derecho a la autodeterminación—aunque sea con apoyos–, el derecho a tener capacidad jurídica… y, si no tienen algún recurso legal como la interdicción, el derecho a votar.

Un caso ya se dio y documentó previo a la elección. La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos, vía Agustín de Pavia, su coordinador de Discapacidad, presentó esta semana una reclamación por discriminación ante el CONAPRED, la 232/2012. De Pavia tiene datos de un capacitador del IFE que dio la instrucción de no permitir votar a personas con síndrome de Down o parálisis cerebral porque en el manual del IFE se indica que: “No pueden entrar a la casilla a votar las personas privadas de sus facultades mentales”.

Así, tal cual. Mal por el enorme desconocimiento del capacitador que piensa que las personas con síndrome de Down o parálisis cerebral están “privadas de sus facultades mentales”, uno; mal por el IFE que tiene observadores electorales con discapacidad –incluida discapacidad intelectual– que hasta hacen un Manual para facilitar el voto a las personas con discapacidad y no lo aplican a sus mismos capacitadores, dos; y tres, mal por manual del IFE que no ha cambiado.

¿Todas las personas con síndrome de Down y parálisis cerebral pueden votar? Sí, deberían, todos aquellos que no están interdictados legalmente (declarados por un juicio como incapaces, procedimiento que se aplica no necesariamente a personas con discapacidad).  Si tienen previamente una credencial de elector, ¿por qué no podrían hacerlo? ¿Por qué un funcionario CREE que no pueden y de antemano por la forma en que se mueven, desplazan, caminan  o no caminan, o por los rasgos de su cara piensa que NO pueden? ¿Los conoce, los ha tratado, sabe si utilizan un medio de comunicación alternativa o aumentativa? De nuevo, en este país Stephen Hawking no podría votar… como tampoco ser funcionario de un cabildo.

Y bien, ¿qué pasó? Bueno, pues CONAPRED recibió la reclamación (reclamación porque es contra un organismo del Estado), pidió al presidente del IFE,  Leonardo Valdés Zurita que informara cuáles son las medidas implementadas para garantizar el derecho al voto de todas las personas con discapacidad.

El IFE ya contestó. Que es “sentido común” de los funcionarios de casilla determinar si una persona se encuentra privada de sus facultades y por lo tanto no puede votar. ¡Sentido común! Como dice el cliché: el menos común de los sentidos…

Ya me lo había dicho el mismo Leonardo Valdés en una entrevista hace varios años cuando le pregunté lo mismo. Efectivamente: tanto tramitar la credencial de elector como el derecho al voto, ya en la casilla, depende del funcionario del IFE que la tramita o del ciudadano que está en la casilla.  Él, personalmente, contestó que estaría a favor de sí dejarlos votar y tener credencial de elector. Pero es una opinión personal, no institucional, desgraciadamente.

Desgraciadamente así está el Manual ahora. Hay poco qué hacer, legalmente, pero sí podemos documentar. Y pasando la elección, ni modo, pedir y cabildear para que el manual y la capacitación de los capacitadores del IFE mejore y contemple este nuevo paradigma.

Lo que sí podemos hacer, por el momento, es indignarnos. Y también contribuir a que la Guía Rápida para facilitar el voto a las personas con discapacidad, creado por el colectivo Yo Elijo de La Pirinola llegue a la mayor cantidad de casillas disponibles.

Está aquí, dénle click si pueden imprímanlo (son sólo 9 cuartillas) y llévenlo a su casilla.

También les recomiendo este reportaje de Dis-capacidad.com, escrito por Libertad Hernández, que retrata la historia de Ale, Beto y Armando que sí van a ir a votar. Beto tiene parálisis cerebral, Ale y Armando, discapacidad intelectual. No se lo pierdan.

 

Espero sus comentarios, estamos en cibercontacto…