De lo que me acusas, te acusaré; o el PRI le dijo al PRD

En todos los partidos  están haciendo su lucha post electoral para demostrar que su triunfo fue legal, o bien, que hubo compra de votos y la elección no fue “libre” y “auténtica”,  según sea el caso.

Mientras el bloque de partidos de izquierda interpuso un “recurso de inconformidad” ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) insiste en denunciar  al PRI y a Enrique Peña Nieto, por la presunta compra de votos durante la pasada elección presidencial vía tarjetas Monex, Soriana y muchas otros artículos más que rebasarían los topes de campaña; en el PRI contraatacan.

La respuesta del PRI ante el  IFE  fue acusarlos de lo mismo. Piden que se esclarezca de dónde salieron los mil 200 millones de pesos con lo que AMLO habría pagado su larga campaña  presidencial de un sexenio.

¿Y el PAN? Bueno están en medio de una crisis interna donde parece que no saben bien a bien qué hacer. Por un lado, el presidente Gustavo Madero sale a dar una conferencia de prensa con su homólogo del PRD, Jesús Zambrano pidiendo que se aclare el tema de Monex (que ellos presentaron) y por otro, el presidente Felipe Calderón recibe a Enrique Peña Nieto en Los Pinos.

Pero vamos al PRI.

El lunes pasado, el presidente nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell anunció que solicitará al IFE un avance de las investigaciones por la denuncia presentada en junio pasado, en torno al financiamiento de la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador. A los priístas no les cuadran las cuentas y denuncian que el movimiento amloísta recibió mil 200 millones de pesos, vía la triangulación de recursos a través de las organizaciones Honestidad Valiente y Austeridad Republicana.

La denuncia fue presentada ante el IFE y fue el representante del PRI, Sebastián Lerdo de Tejada quien explicó el llamado financiamiento paralelo que recibió López Obrador para su campaña presidencial.

Días después de que se diera a conocer esta denuncia, en junio, el propio López Obrador anunció que darían a conocer todos los movimientos que ha tenido su organización “Honestidad Valiente”, incluyendo todos los recursos recibidos desde antes de la campaña.

Pero no sólo el PRI ha solicitado que los recursos de Honestidad Valiente sean revisados. Días después que el tricolor presentara la denuncia contra esta organización, la fracción del PAN en San Lázaro, vía su coordinador Carlos Alberto Pérez Cuevas,  también solicitó que se auditaran las finanzas de esta organización.

Ante esta situación, López Obrador anunció  que daría a conocer las declaraciones anuales de Honestidad Valiente.

Aquí pueden descargarlas y comprenden del periodo del 2006 al 2011.

¿Y cómo y quién  investiga que todos estos recursos, ya sean lícitos o ilícitos?

Ah, pues dentro del IFE se encuentra la Unidad de Fiscalización de los Recursos de los Partidos Políticos.

Entre sus atribuciones están:

a)     Presentar al Consejo General para su aprobación el proyecto de Reglamento de la materia, y los demás acuerdos, para regular el registro contable de los ingresos y egresos de los partidos políticos nacionales, las características de la documentación comprobatoria sobre el manejo de sus recursos y establecer los requisitos que deberán satisfacer los informes de ingresos y egresos que le presenten, de conformidad a lo establecido en este Código;

b) Emitir las normas generales de contabilidad y registro de operaciones aplicables a los partidos políticos;

c) Vigilar que los recursos de los partidos tengan origen lícito y se apliquen estricta e invariablemente a las actividades señaladas en este Código;

f) Requerir información complementaria respecto de los diversos apartados de los informes de ingresos y egresos o documentación comprobatoria de cualquier otro aspecto vinculado a los mismos;

g) Ordenar la práctica de auditorías, directamente o a través de terceros, a las finanzas de los partidos políticos;
q) Prestar y recibir los apoyos establecidos en los convenios a que se refiere el inciso anterior;

r) Ser conducto para que las autoridades locales a que se refiere el inciso q) superen las limitaciones de los secretos bancario, fiduciario o fiscal, en los términos que señale el Reglamento;

El propio presidente consejero del IFE ya ha dejado en claro que el IFE sólo está facultado para controlar, vigilar y fiscalizar las campañas y los partidos políticos.  Y el Tribunal Electoral  del Poder Judicial de la Federación podría solicitarles toda la información referente a las investigaciones que hayan realizado.

Y recaerá en manos de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales investigar delitos como la compra de votos, que ha sido otra de las denuncias  que ha hecho el PRD contra el PRI, por ejemplo en el caso de las tarjetas de la tienda Soriana.

Habrá que esperar qué resultados arroja la investigación que hará el IFE respecto a la denuncia priísta, ver si la FEPADE da más elementos. ¿Será que salgan bien librados los partidos de izquierda? Estos, por su parte, insistirán en demostrar que hubo compra de votos, rebase de topes de campaña e inequidad que viola la Constitución por parte del PRI para pedir que la elección se declare “inválida”.

En torno al juicio de inconformidad del Movimiento Progresista, es el número 359. En la siguiente liga pueden checar el micrositio de la comisión de magistrados que habrá de validar la elección presidencial.

¿Qué más hará el tricolor para defender su triunfo presidencial? ¿Prosperará el recurso del PRI? ¿A ustedes les queda claro cómo AMLO financió su campaña? ¿De qué manera podría afectar esto el resultado oficial –la calificación, pues—de la elección que ya dijeron que será antes del 6 de septiembre?

Espero sus comentarios, estamos en cibercontacto…