Fox, ¿lo expulsan del PAN?

Ya pasaron las elecciones presidenciales y todo indica  que ahora sí en el PAN  iniciarán un proceso en contra de Vicente Fox, el primer panista que los llevó a Los Pinos.  No le perdonan que haya solicitado el voto a favor de Enrique Peña Nieto,  adversario de Josefina Vázquez Mota, y quien al parecer será el próximo presidente  de la República. ¿Qué pasará?

El anuncio lo hizo ayer el propio Gustavo Madero, líder nacional del PAN, quien dijo que el resolutivo podría ser desde una simple amonestación hasta la expulsión. Ops. Todo dependerá de qué opinen los panistas que analicen el caso.

Y es que no es para menos que estén dolidos del desdén foxista.

Fue hace casi 12 años cuando Vicente Fox logró lo que parecía imposible: sacar al PRI de la Presidencia de la República, con lo que terminaban más de 70 años de régimen priista. Lo hizo con un amplio margen de votos: obtuvo 15 millones 989 mil 636 votos. Ahora  Peña Nieto alcanzó más de 19 millones .  Durante su campaña insistió en que era necesario sacar a las víboras prietas y tepocatas, así llamaba a los del tricolor, de Los Pinos…y ahora apoyó su regreso.

Gobernó muy a su modo y de la mano de Martha Sahagún, y en 2006 pasó la estafeta presidencial a Felipe Calderón Hinojosa, quien no era su candidato presidencial; sin embargo cerró más o menos filas con él, mucho más ante el “peligro para México” (que así lo decían los spots pagados de ese tiempo) que representaba la llegada de Andrés Manuel López Obrador.

Ahora en pleno 2012,  Fox de plano le quitó todo apoyo a la abanderada  panista y pidió el voto por Enrique Peña Nieto, el candidato del PRI.

En abril pasado que Fox dijo que “sólo un milagro” haría que Josefina Vázquez Mota ganara. Posterior a esto,  Vázquez Mota y el ex presidente  se reunieron en Monterrey, Nuevo León. Al finalizar este encuentro, la hoy ex abanderada panista declaró que “los milagros sí existen”. Fox le habría manifestado su apoyo y se anunció que haría campaña por ella. Ajá….

Poco le duró el apoyo. Semanas después, tras decir que no valía la pena ir a los mitines de Josefina, Fox nuevamente pidió de nuevo apoyar al puntero de las encuestas: Peña Nieto.

Y sí,  Fox hizo varios elogios al candidato príista. Tan es así que el ex gobernador mexiquense agradeció el espaldarazo que le hizo el ex presidente.

Ante toda la avalancha de críticas, el ex presidente de la República dijo que no era traidor, que apoyaba a la abanderada panista:

–Yo estuve con Josefina Vázquez Mota tres cuartas partes del camino, pero yo también tengo que ser racional, ver lo que indican las encuestas

Y que si el puntero, EPN,  engañaba con sus compromisos de campaña firmados ante notario, él “estará en pie de lucha”.

Pero no crean que la relación político—electoral—amistosa entre ambos personajes comenzó de las campañas para acá. No. Varios priistas, tanto mexiquenses, enviados por el propio Peña Nieto,  como de Guanajuato, acudieron al Centro Fox a tomar  diversos cursos.  Esta fue otra gota que derramó el vaso del enojo panista.

Pero quizás los panistas encuentren en el ámbito electoral tan sólo una razón para sacar de sus filas a Fox.

En la última recta de esta administración,   Fox  ha sido uno de los tantos críticos sobre la estrategia  implementada por el Presidente   Calderón contra  la delincuencia organizada.

Durante una gira realizada por Argentina  en septiembre de 2011,  el ex presidente  fue crítico de que el ejército mexicano participara en tareas de vigilancia que sólo le correspondían a los cuerpos policiacos. Declaró que “frecuentemente se violan derechos humanos”.

¿Se imaginan cómo cayeron estas declaraciones dentro del gobierno y en las filas del PAN?

Y bueno,  en junio pasado, durante una entrevista con el diario El País, Fox  reiteró  que dentro de los operativos implementados por el gobierno federal se registran “sinnúmero de violaciones a los derechos humanos”.

Y de nuevo, Fox no sólo lo dijo sino que lo escribió en un artículo titulado “Democracia es libertad, unidad y bienestar”.

En Aguascalientes, al ex gobernador Luis Armando Reynoso Femat lo expulsaron de las filas del blanquiazul por  haber apoyado al candidato a gobernador priista.  Está ese antecedente.

Sin embargo tras la reunión el martes pasado en Los Pinos tras la derrota panista, trascendió que a Fox le aplicarían algo así como la ley del hielo: dado que mandó a votar por otro candidato, se habría “expulsado solo”.  Fox aún así se quejó: que no había libertad de expresión en su partido, háganme favor.

¿Cuál creen que sea el final del ex presidente Vicente Fox en el interior del PAN? ¿sólo lo sancionan o lo expulsan? ¿Le perdonarán haber apoyado al PRI? ¿Pesa todavía dentro del panismo el poder político de Fox?

Espero sus comentarios, estamos en cibercontacto…