¿Usted podría sanear nuestras finanzas?

Cassez despierta a La Quina * ¿Cuántos montajes?

¿Usted podría sanear nuestras finanzas? Ayer tres abogados fueron a visitar a un muy conocido personaje que vive en la Colonia Unidad Nacional en Ciudad Madero, Tamaulipas. ¿Le suena? Desde esa misma casa lo sacaron hace casi 25 años: el 10 de enero de 1989.

A Joaquín Hernández Galicia, mejor conocido como “La Quina” le brillaban los ojos, me cuentan.

–No me apellido Cassez, yo sí sé de violaciones al debido proceso—les dijo el ex líder petrolero de 90 añitos. Y hasta comentó que muchas veces se había preguntado para qué había tenido tanta vida…. Hasta que encontró, con esto, la respuesta.

Pidió a sus abogados que vayan explorando la posibilidad de demandar al Estado Mexicano (comenzando por instancias nacionales, sin descartar las internacionales) por violaciones a sus derechos humanos y debido proceso. Después de todo le plantaron armas de fabricación europea y hasta el cadáver de un hombre que había muerto en Chihuahua un día antes.

Si usted es un lector joven y me lee con cara de “ola ke ase” (frase que quién sabe qué diablos sea, pero vaya que está de moda en Twitter para decir casi cualquier cosa), le cuento que en resumen ejecutivo, La Quina fue encarcelado por el entonces Presidente entrante, Carlos Salinas de Gortari, en un golpe que le sirvió para tres cosas: legitimarse, poner en lugar a un sindicato poderoso (digamos que era el Elba Esther Gordillo de ese momento, o el Carlos Romero Deschamps pero en rebeldía contra el sistema) y vengarse en contra de un hombre que no lo apoyó públicamente, sino a su entonces feroz contrincante, Cuauhtémoc Cárdenas… quien a decir de muchos sí ganó esa elección.

La Quina está seguro de que los abusos del Estado no prescriben y piensa enfocar sus baterías contra tres personajes de ese momento: obviamente Carlos Salinas, el Presidente; Enrique Álvarez del Castillo, procurador (quien murió en el 2006) y Javier Coello Trejo, subprocurador.

 

Sabido lo anterior, me puse a pensar que gracias al caso Cassez estamos descubriendo que en este país tenemos miles de violaciones a derechos humanos y debidos procesos, lo cual es fantástico. Pero para realmente cambiar, dicen, lo primero que hay que hacer es  reconocer nuestro pasado, aprender de él.

Y hay que reconocer que somos un país de dramaturgos. O bueno, para que no se me enojen los dramaturgos, de montadores escénicos.

No hay espacio en columna alguna para desarrollar el tema, pero hagamos sólo una enumeración de los casos que me vienen a la mente de todo tipo de montajes: el de Jorge Díaz Serrano, por ejemplo; o hasta el montaje “esotérico” de Pablo Chapa Bezanilla con La Paca por el que podría quejarse (más) Raúl Salinas de Gortari, el mítico “hermano incómodo”; los muchos montajes policiacos con tehuacanazo con chile piquín incluidos que tuvo durante décadas el Estado a través de la DFS; Dirección Federal de Seguridad, y la DIP, Dirección de investigaciones políticas del DF a cargo de personajes como Miguel Nazar Haro, Fernando Gutiérrez Barrios, José Antonio Zorrilla, Francisco Sahagún Vaca, Arturo Durazo y otros “grandes mexicanos”, como dice un amigo.

Y de ahí saltemos al documental “Presunto Culpable”. O El Michoacanazo. O la liberación del inefable Jorge Hank Rhon porque la juez dictaminó que las armas que “encontraron” en su casa habían sido introducidas, en realidad… O por estos días el general Tomás Ángeles Dahuahare, acusado por dos testigos protegidos cuyas declaraciones no tienen sustento alguno, dice el actual procurador Jesús Murillo Karam.

Más la rana que salte por estos días, la verdad. Que lo que hay que entender, además de nuestra vocación teatral de montajes y fabricación de pruebas, es que hay tooodo un sistema que revisar, meas culpas que aceptar, personajes que capacitar, derechos humanos que tomar para todos y en serio.

O asumir lo contrario y correr a tomar cursos con Guillermo Arriaga, mínimo.

 

Y hablando de Genaro García Luna, hay que tener cuidado. Por favor no olviden poner que es “presunto culpable” de _____________ (llene usted el espacio). Presunto, es importante. No vaya a ser que se nos ampare por violaciones a sus derechos humanos de presunción de inocencia ahora que –gracias a él en parte—todos los policías leerán a los detenidos su cartilla de derechos. Ya bautizada desde ahora como “La cartilla Cassez”.

 

 

Pero Cassez no es la única francesa con broncas con la justicia mexicana ¿Quién es la otra? Se lo digo en la edición on line de esta columna, además de qué castigos podría alcanzar García luna, los impuestos  de Padrés y las propuestas caninas del PAN en el DF y el corte de caja de los topes de la  campaña presidencial.

 

 

 

Y una pregunta sospechosista. Había hasta antes de la resolución de Florence Cassez otro asunto de una francesa con problemas con la justicia mexicana. Me refiero a Maude Versini, ex esposa de Arturo Montiel, quien lo ha demandado porque se quedó –en México– con los 3 hijos que tuvieron sin su permiso. Varias cortes han fallado ya a su favor y ella sigue insistiendo que porque Montiel está bien parado políticamente en México no le regresan a sus hijos.

Es un caso que también deberá resolverse pronto. Y esperemos que no haya sido ella ficha de recambio alguno… malpensando, pues.

Por cierto, el mismo Montiel fue víctima de un montaje –pero ese interno, dentro del mismo PRI—para exhibirlo al día siguiente de que ganara la candidatura del TUCOM y contendiera por el boleto a ser candidato del PRI a la Presidencia en el 2006. Renunció sin rechistar, recordará y le dejó el camino libre a Madrazo quien luego dejó al partido en tercer lugar.

Parajoda (sic) para Montiel: aunque no hubo proceso legal alguno en su contra, fue linchado, juzgado y sentenciado mediáticamente. Pero a la fecha no sabemos si es culpable… o inocente. O bueno sí, supuestamente inocente.  ¿Lo cree? La misma Maude, no.

Y así la justicia en México parece una serpiente que se muerde la cola. Eterno círculo…. Vicioso.

 

Qué sanciones podría recibir Genaro García Luna.

Descartamos que, como lo detalla el Artículo 109, que pudiera someterse a un juicio político, en virtud que él ya no está en funciones de ser secretario de Estado.

Peeeero para quienes  tienen pensando denunciarlo por varios delitos (pensando en que aún no prescriben) pueden darle una hojeadita, como ya lo está haciendo el PRD  para ver de qué manera proceden,  al Código Penal Federal, en específico al artículo 215, referente al abuso de autoridad,  que les queda como anillo al dedo.

 

–Artículo 215. Cometen el delito de abuso de autoridad los servidores públicos que incurran en alguna de las conductas siguientes:

II. Cuando ejerciendo sus funciones o con motivo de ellas hiciere violencia a una persona sin causa legítima o la vejare o la insultare (tenemos las denuncias por presunta tortura a Israel Vallarta)

III. Cuando indebidamente retarde o niegue a los particulares la protección o servicio que tenga obligación de otorgarles o impida la presentación o el curso de una solicitud (tenemos la detención de todos los presentados en la  recreación de la detención)

VII. Cuando teniendo conocimiento de una privación ilegal de la libertad no la denunciase inmediatamente a la autoridad competente o no la haga cesar, también inmediatamente, si esto estuviere en sus atribuciones (oh, oh, Francia tenemos problemas)

XIII. Obligar al inculpado a declarar, usando la incomunicación, la intimidación o la tortura;

XV. Omitir el registro de la detención correspondiente o dilatar injustificadamente poner al detenido a disposición de la autoridad correspondiente (Pufff)

XVI. Incumplir con la obligación de impedir la ejecución de las conductas de privación de la libertad.

¿Y las sanciones Apá? Aquí van, textuales:

Al que cometa el delito de abuso de autoridad en los términos previstos por las fracciones VI a IX, XIII, XIV, XV, y XVI, se le impondrá de dos a nueve años de prisión, de setenta hasta cuatrocientos días multa y destitución e inhabilitación de dos a nueve años para desempeñar otro empleo, cargo o comisión públicos.

Pero aún hay  más.

-Artículo 225. Son delitos contra la administración de justicia, cometidos por servidores públicos los siguientes:

VIII. Retardar o entorpecer maliciosamente o por negligencia la administración de justicia.

Y aquí está la sanción correspondiente:

–A quien cometa los delitos previstos en las fracciones I, II, III, VII, VIII, IX, XX, XXIV, XXV, XXVI, XXXIII y XXXIV, se le impondrá pena de prisión de tres a ocho años y de quinientos a mil quinientos días multa.

¿Pero qué hará ahora el nuevo gobierno? ¿Se aventarán este trompo a la uña?

Para comenzar, tendrán que interrumpir la calma chicha (supongo que así estará viviendo en Miami) a Genaro García Luna.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong,  durante la pasada reunión de senadores del PRI y PV lo cuestionaron sobre qué pasaría son los presuntos responsables de las anomalías en el proceso a Florence Cassez, declaró, si estas acciones quedarían si castigo, declaró:

–- En cuanto haya un señalamiento público, oficial, nosotros también haremos la investigación correspondiente para entrar en proceso respecto a lo que sucedió ayer con la determinación de la Suprema Corte.

Bueno, también hay que reconocer algo bueno, que en 2005, a García Luna-AFI les otorgaron el Reconocimiento INNOVA 2005 –así decía su curriculum en la página oficial de la Presidencia de la República de la pasada administración—“por la práctica `Investigación  de Secuestro en Tiempo Real´ y la Certificación de 33 procesos bajo la norma ISO 9001:2000 en distintas áreas”.

 

Algo tienen los legisladores y autoridades públicas del PAN y los animales.

En Sonora, a las marchas de los malnacidos (Guillermo Padrés dixit), que protestan por nuevos impuestos,  se le están uniendo más ciudadanos.

El fin de semana se realizó “la marcha de los burros”. ¡No se burle que es en serio!

Al parecer, el gobernador de Sonora, Guillermo Padrés  y su equipo de gobierno se la pasan haciendo lluvia de ideas para saber de dónde sacan recursos y los convierten en más impuestos.

¿Qué hicieron?

Pues ante la oposición de cobrar la tenencia, tuvieron la puntada –por llamarlo suavecito, no vaya a ser que me  quieran cobrar por usar malas palabras allá–  de cobrar  tenencia…¡por los burros! Sí, los equinos de cuatro patas.

Pero los burros (los animales) no están solos. El cobro se realizará también para los caballos y animales de carga. Se les cobrará a sus dueños 100 pesos por animal.

Obviamente las manifestaciones en contra no se hicieron esperar. Eso sí,  como que muy innovador  no se vio  Padrés y su gabinete. Esta medida fue planteada ya en 1997.

Pero algo tiene los panistas y los animales.

En el DF, asambleístas y senadores, entre ellos Mariana Gómez del Campo y algunas organizaciones defensoras de animales.

Quieren hacer un registro de dueños-animales de compañía para que los primeros cumplan con sus obligaciones en caso de que sus mascotas cometan alguna falta en la vía pública.

Y aguas, contempla un im-pu-es-to especial en caso de que, ante la cantidad de perros callejeros que habitan en el DF, no los esterilicen. Las multas por las faltas cometidas podrían ser de 65 mil pesos.

Será que en un año, ¿este tipo de reformas  lo propondrán para incluirlo en el Pacto por México?

¿O de plano los panistas son muy pero muy amigos de San Jorge Bendito?

Al paso que van en Sonora,  ojalá y a las ballenas que están llegando ya a aguas de Baja California no  se desvíen hacia territorio sonorense. Son capaces de cobrarles  peaje y  uso de agua.

 

Me gusta la idea que la jerarquía de la iglesia católica de nuestro país comience a realizar material audiovisual, sobre los problemas sociales que nos afectan,  a través del Centro Católico Multimedia.

El domingo pasado se estrenó el cortometraje Hermano Narco, una serie de 12 capítulos de 10 minutos cada uno.  La temática que aborda es la violencia que se registra en varios estados del país.

Bien por ellos.

También podrían hacer documentales sobre las acusaciones  de abuso sexual que pesan sobre sacerdotes, o bien para desmentir tantas historias oscuras que se dicen sobre cardenales y obispos.

Más aun cuando los encargados reiteran que uno de los objetivos es buscar el perdón.

 

Al cierre de este espacio, sigo leyendo las mil 884 páginas (en fuente Arial a tamaño 12) que consta del dictamen que se discutirá mañana en el Consejo General del IFE respecto al rebase de topes de campaña de las pasadas elecciones presidenciales.

Sí, esos que extrañamente sólo los  violó la candidatura de…¡Andrés Manuel López Obrador!

¡Zas!

¿Qué hizo Josefina Vázquez Mota? Al menos lo que se vio, sacar adelante la campaña. Obviamente quedó demostrado que no tuvo  ni un mínimo derroche de dinero proveniente de ninguna fuente externa   (¡menos del gobierno federal!)

¿Qué quedó de la extraña multiplicación  de los espectaculares de Enrique Peña Nieto? Solo el recuerdo y alguna que otra foto recabada por Ricardo Monreal.

Y ante este panorama me pregunto: ¿cómo fue su estrategia para que no rebasaran los topes de campaña?

Ah, pues a botepronto estoy pensando que fue la siguiente:

1)    Aprovecharon en tiendas departamentales, por ejemplo, sólo por ejemplo, el reembolso de montos en monederos electrónicos. Así compraban y les regresaban el 10 o 15 por ciento de las compras en singulares tarjetitas.

2)    Compraron todo por mayoreo, sale más barato comprar de 3 o más  espectaculares, inserciones, playeras, vasos, cilindros, camisas y yo creo que hasta despensas, que de 1 o 2.

3)    Como ya lo vimos en algunas declaraciones patrimoniales, son expertos en eso de las donaciones, por qué no pensar en eso  al ver las plazas y actos de campaña llenos de cientos, quizás miles, de sillas proporcionadas sin ningún compromiso (ahórrese las carcajadas)

4)    Todos los artículos repartidos con los logotipos del PRI los tenían guardados (pese a que insisten en que son un nuevo partido) desde la fallida campaña de Roberto Madrazo, y algunos desde la de Labastida.

Se reciben más hipótesis ahorrativas.

 

 

 

Ella lo dijo:

–Aún soy Secretaria, no puedo ni oír la pregunta: Hillary Clinton, al ser cuestionada sobre sus aspiraciones a ser candidata a la presidencia de Estados Unidos en el 2016.