La Cruzada Nacional contra el Hambre

A poco más y medio de haber iniciado el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, hoy, en Las Margaritas, municipio emblemático de Chiapas, pondrá en marcha uno de los programas más ambiciosos de su administración: la Cruzada Nacional contra el Hambre. Será interesante ver cómo se desarrolla este evento, y las reacciones que tendrá, sobre todo porque esta localidad está dentro de la zona de influencia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, el EZLN.

El pasado 1 de diciembre, ya siendo presidente, Enrique Peña Nieto  anunció en Palacio Nacional  sus 13 primeras decisiones presidenciales, acciones para lograr la transformación de México. Varias de ellas, las relacionadas con política social o como dicen en el gobierno el Eje de un “México Incluyente”, recaen en la Secretaría de Desarrollo Social, encabezada por Rosario Robles.

Lo que hoy se anunciará  es la cuarta acción de su gestión: http://www.presidencia.gob.mx/articulos-prensa/mensaje-a-la-nacion-del-presidente-de-los-estados-unidos-mexicanos/

— Estamos en pleno Siglo XXI. México ha logrado avances en diversos sectores, pero es indignante, es inaceptable que millones de mexicanos padezcan aún de hambre. Lograr que las familias mexicanas tengan un piso básico de bienestar, será la prioridad, el principio elemental de mi política social.

 

En ese momento, hizo un llamado a todos los actores políticos y sociales del país para que se sumaran a este programa. Incluyendo los medios de comunicación, que será interesante ver cómo se suman, por cierto.

En las última semanas, Robles se ha reunido tanto con gobernadores del país como secretarios de Estado a fin de lograr aglutinar todas las acciones en materia social dentro de esta cruzada, que es también uno de los objetivos. Y es que, aunque suene increíble, no hay un “plan maestro”, para decirlo de alguna manera. Y hay veces que los programas están duplicados, además de que no hay un padrón confiable y exhaustivo de beneficiarios.

Tengo entendido que al evento de hoy en Chiapas están convocados todos los gobernadores (la idea es trabajar de manera coordinada en los tres niveles de gobierno, por supuesto) y también todos los secretarios de Estado.

Y sí, previo a conocer el contenido de este programa, ya hubo reacciones.

Ayer, Andrés Manuel López Obrador  criticó este programa gubernamental, consideró que son  continuación de  Solidaridad y Progresa. Consideró que  “es pura manipulación, es la estrategia de entregar migajas  para traficar con la pobreza de la gente y obtener votos”.  http://www.adnpolitico.com/gobierno/2013/01/20/amlo-la-cruzada-contra-el-hambre-es-pura-manipulacion .

No hay que olvidar que dentro de esta cruzada está el Programa 70 y más, que proporciona apoyos económicos a las personas adultas mayores….programa que echó a andar antes que nadie precisamente AMLO cuando fue Jefe de Gobierno en el Distrito Federal. Tuvo mucho éxito y muchos gobiernos lo han copiado, incluyendo el federal.

También los senadores perredistas en voz de su coordinador Miguel Barbosa hicieron un llamado para que este programa no solo sea un golpe mediático, sino que contemple verdaderas acciones para “erradicar” este problema que afecta a millones de mexicanos.

http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/c18dc9bda9c61ce5104ab704e9b7fced

Barbosa consideró que de los 112 millones de mexicanos, el 25 por ciento, es decir, un aproximado de 28 millones de habitantes, no satisfacen sus necesidades alimentarias. Las cifras que él maneja son del Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social, Coneval. Y tengo entendido que el gobierno manejará las mismas.

Aunque para algunos analistas, las cifras proporcionadas por este organismo no reflejan la verdadera realidad  social que vive el país, por lo que consideran que el número de mexicanos que tienen algún problema para satisfacer sus necesidades más básicas, puede ser, incluso, mayor. http://monterrey.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/ac8a913bf6dbe44c07a6d18537a619cf

Para otro senador perredista,  el oaxaqueño Benjamín Robles, las políticas aplicadas por los programas sociales durante la administración del ex presidente Felipe Calderón, no lograron disminuir por ejemplo el problema de la pobreza, sino que al contrario, lo aumentaron, cerrando con 52 millones de mexicanos en condiciones de pobreza. Es decir casi un 45 por ciento de la población del país. http://www.quadratinmexico.com/hereda-calderon-52-millones-de-pobres-benjamin-robles/

¿Y en qué consiste esta Cruzada contra el Hambre?

Este programa tendrá presencia  –en una primera etapa– en 400 municipios del país que están considerados como de “alta y muy alta marginalidad”. Se invertirán 30 mil 600 millones de pesos, divididos en 3 programas: Programa de Apoyo Alimentario (4 mil 224 millones), Seguro de  Vida para Jefas de Familia  (400 millones de pesos), Pensión para Adultos Mayores (26 mil millones de pesos).

http://www.excelsior.com.mx/2013/01/20/nacional/880145

Cabe mencionar que la Cruzada Nacional contra el Hambre es una iniciativa que toma algunos ejemplos internacionales exitosos como el programa Hambre Cero, que en 2003 echó a andar el entonces presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva. Contenía 49 iniciativas, todas ellas coordinadas con diversas dependencias, a fin de lograr disminuir los niveles de pobreza y marginación. Entre estas acciones estaban apoyos a los agricultores, ayuda económica en efectivo para las familias más desprotegías, entre otras. (De acuerdo con este informe, elaborado por el actual gobierno brasileño, este programa logró, entre otras cosas, alcanzar a cumplir los Objetivos  de Desarrollo del Milenio, de la ONU….10 años antes de lo planteado) http://www.fao.org/docrep/016/ap339s/ap339s.pdf

Habrá que esperar qué logros se tienen en esta Cruzada Nacional contra el Hambre. Y qué convocatoria. Es cierto que por más programas sociales que echan a andar las diferentes administraciones, los niveles de marginación no han disminuido de manera radical en la última década… o más.

¿En qué tiempo creen que se verán los primeros avances? ¿Será suficiente para disminuir los niveles de marginación? ¿Será que ahora sí se termina con este problema? ¿Podremos superar, o siquiera igualar al modelo brasileño?