Nuevos partidos: MORENA y Concertación. ¿Votarían por ellos?

En el 2015 tendremos elecciones intermedias, donde se renovará la Cámara de Diputados federal y es una elección importante. En el 2018 de nuevo se disputará la Presidencia de la República.  Pero en lo que llegan estas dos fechas, varias organizaciones políticas están buscando el registro para convertirse en partidos políticos y participar en estas elecciones.  La semana pasada tocó el turno a MORENA, de Andrés Manuel López Obrador. Ayer, a Concertación Mexicana, que encabeza Manuel Espino.

Ayer, el ex presidente nacional del PAN, Manuel Espino; junto con René Arce, Víctor Hugo Cirigo, Patricia Olamendi, Jorge Carlos Díaz Cuervo, Ramón Sosamontes,  entre otros, fueron ante el IFE para dar a conocer, de manera formal que buscan convertirse en un nuevo partido político.

Previo a las elecciones presidenciales del año pasado, un mes antes para ser precisos, esta agrupación se reunió con el entonces candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, quien se comprometió a arropar sus propuestas políticas, entre ellas, mayor participación de la sociedad en las decisiones que tomara el gobierno, en caso de que ganara.  http://www.eluniversal.com.mx/notas/851576.html

En esa ocasión asistieron todos los integrantes la agrupación, entre ellos, Rosario Robles y  Lía Limón, de quienes hablaré más adelante.

Ayer, al solicitar su registro ante el Instituto Federal Electoral, IFE,  Espino, quien también fuera líder de la Organización Demócrata  Cristiana de América  http://www.eluniversal.com.mx/primera/27933.html , dijo que Concertación Mexicana no será “chantaje a la vida institucional” y que serán “respetuosos de la ley”. En tanto que René Arce, ex perredista y ex delegado en Iztapalapa dijo que tampoco se convertirán en “una paraestatal, ni satélite del gobierno”. http://www.proceso.com.mx/?p=330724

Caray, me queda claro que sí sabían la cantidad de calificativos a los que se van a enfrentar ahora.  Lo digo porque ellos dejaron sus respectivas militancias para apoyar la candidatura presidencial de Enrique Peña Nieto.

Faltará ver  si cuentan con todos los requisitos que solicita el Código Federal de Instituciones y Procedimientos  Electorales, COFIPE, entre ellos, realizar reuniones  distritales y estatales para ir empadronando a sus simpatizantes.

Las dos ausentes.

Ahora sí hablaré del caso de Lía Limón y Rosario Robles.

Limón renunció el año pasado al PAN. Ella fue parte importante de la campaña de Felipe Calderón (de hecho muy cercana a él y a su esposa; Margarita Zavala), asambleísta en el Distrito Federal, y aspirante a una delegación hasta que renunció al decir que una “pandilla de cuatreros” tenía  secuestrado a Acción Nacional. Hija de un priista, Miguel Limón Rojas, ex secretario de Educación, fue parte de Concertación Mexicana y hace unos días fue nombrada subsecretaria Jurídica y de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación.

Rosario Robles fue una ferviente perredista. De hecho fue Presidenta de ese partido político, hasta que renunció a él. Marcada por su renuncia –que no expulsión—en medio del escándalo que provocó los video escándalos de Carlos Ahumada y su relación personal con él…y se reinventó. Hizo muchas cosas, entre ellas, ser asesora de sus temas de toda la vida, es decir igualdad de género. Ahí se encontró con el exgobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto. Se volvió cercana. A tal grado que la nombró vicecoordinadora del área social en el equipo de transición y luego, Secretaria de Desarrollo Social de su gobierno, con muchos de los programas más ambiciosos del gobierno federal en materia social.

En fin que así es la política. Falta ver si MORENA y Concertación Mexicana logran su meta. Ayer también otra organización, Revolución Nueva Imagen solicitó su registro. Aquí confluyen lo mismo ex militantes del Partido Auténtico de la Revolución Mexicana –el extinto PARM, que ya tenia registro y lo perdió cuando Porfirio Muñoz Ledo declinó la candidatura presidencial de ese partido a favor de Vicente Fox — que descendientes de Emiliano Zapata.

¿En qué creen que beneficie al país la aparición de nuevos partidos? ¿Lograrán que la desbandada del PAN o del PRD se afílien a sus movimientos? ¿quién gana y pierde con los nuevos partidos? ¿Qué propuestas o deseos de los votantes podrán abanderar estos nuevos proyectos? ¿Votarían por ellos?