100 años del Ejército: ¿cambiará algo además del discurso?

Ayer, el presidente Enrique Peña Nieto encabezó la ceremonia oficial por los 100 años del Ejército Mexicano. Este festejo llega en los momentos en que en el país se define una estrategia de “fortalecimiento de la seguridad de los mexicanos”–ya no contra el narcotráfico o de lucha contra la inseguridad o delincuencia organizada– y de cuestionar el  rol  de nuestras fuerzas armadas dentro estos operativos.

 

Desde la noche del lunes iniciaron los  festejos. Estuvieron encabezados por el  presidente Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivera.  Tuvieron un concierto titulado “Cien años del Ejército Mexicano. Cien años de lealtad”, en donde cantaron Vicente y Alejandro  Fernández. http://www.eluniversal.com.mx/notas/904358.html

 

Como ya lo habíamos comentado en otros posts, desde el gobierno federal hay otra percepción-mensaje del gobierno hacia la población. Se busca eliminar el mensaje con contenidos de referencia hacia el narcotráfico, ni mencionarlo pues. Sucedió de nuevo con el discurso del presidente Peña Nieto. http://www.presidencia.gob.mx/articulos-prensa/dia-del-ejercito-mexicano/   Ni una sola referencia.

 

Pero qué pasará en los próximos días, meses. ¿Continuarán colaborando en la lucha contra el  crimen organizado?

 

A principios de este mes, el diputado del Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal reseñó un encuentro que sostuvieron varios legisladores con el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda. En esta reunión, de acuerdo con el ex perredista, el general secretario se habría manifestado por el regreso de los militares a sus cuarteles, y no participar en los operativos federales contra la delincuencia.

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2013/02/08/8228263-desgasta-el-ejercito-lucha-anticrimen-cienfuegos

–Él es de la idea que el Ejército no está preparado para enfrentar a la delincuencia organizada. La institución, nos dijo, está desgastada porque la han tenido que meter de una manera emergente, sin que tenga nada que ver con su formación militar ni con los servicios que deban brindar a la patria.

 

Y tiene razón, pero por lo pronto no ha habido una orden de retiro a sus cuarteles y todo parece indicar que aunque no se dice tanto y el discurso presidencial ya cambió sobre el tema, siguen haciendo lo mismo… sin tanta atención pública.

 

Está también el hecho de que según la Constitución, el Ejercito “en tiempos de paz” (como lo es ahora, aunque en muchos lugares de la República no lo parezca) debería estar en sus cuarteles y no haciendo labores que son de seguridad pública. El pasado sexenio hubo varios intentos de cambiar la legislación al respecto, pero nunca hubo consenso en las Cámaras… y es que es un tema delicado. El que el Ejército esté en las calles es inconstitucional, para acabar pronto, como lo dijo el ministro de la Suprema Corte de Justicia, José Ramón Cossío http://www.animalpolitico.com/2012/08/el-ejercito-no-esta-para-cumplir-funciones-de-seguridad-publica-cossio-integro/

 

Y es precisamente la labor que realizan contra la delincuencia organizada, la cual le ha provocado críticas por su actuar y el mayor número de recomendaciones en la historia por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. En los primeros 8 meses del 2012, en ese organismo se recibieron  mil 164 quejas contra elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional  y de la Marina http://eleconomista.com.mx/sociedad/2012/08/16/cndh-ha-recibido-1164-quejas-contra-sedena-marina

 

Entre los casos emblemáticos en los cuales se ha visto relacionado el Ejército, está la muerte de los hermanos Brayan y Martín Almanza Salazar, quienes fallecieron debido a las heridas provocadas al ser atacados por un retén militar.  http://mexico.cnn.com/nacional/2010/06/16/la-cndh-concluye-que-dos-menores-fueron-asesinados-por-el-ejercito

 

Aunque debemos reconocer la labor que siempre realiza el Ejército en materia de atención a la población en caso de algún desastre natural. Eso es algo que hoy por hoy el gobierno destaca.

 

Recientemente se dio en la explosión del edificio B2 de la Torre de PEMEX. El Ejército acordonó la zona y aplicó el famoso Plan DN III,  http://www.sedena.gob.mx/index.php/actividades/plan-dn-iii-e/ique-es-el-plan-dn-iii-e  que se usa desde 1966.

 

Otra de las situaciones en las que han participado son las inundaciones en Tabasco, entidad que comúnmente sufre este tipo de fenómenos durante la temporada de lluvias. http://www.eluniversal.com.mx/notas/800423.html

O bien en caso de un siniestro, como sucedió en San Martín Texmelucan cuando en diciembre de 2010  estallaron ductos de PEMEX  y fue necesaria la intervención del Ejército para acordonar las zonas afectadas.  http://www.eluniversal.com.mx/notas/731561.html

 

Lo cierto es que habrá que estar pendientes sobre qué rol toma el ejército en este sexenio. ¿Qué harán para cambiar la percepción de posibles abusos cometidos  en la pasada administración? ¿qué harán con las quejas de la CNDH? ¿Con la estrategia  de este gobierno  de apostar más a la prevención del delito y no a sus consecuencias, veremos pronto regresar a militares a sus cuarteles?

 

 

PD: Al respecto de la (futura) estrategia en prevención del delito, anunciada la semana pasada, les recomiendo mucho este blog de Alejandro Hope http://www.animalpolitico.com/blogueros-plata-o-plomo/2013/02/19/prevencion-al-aventon/ donde desmenuza lo que hay hasta ahora que es raquítico y confuso, por decir lo mínimo.  Además de que está aderezado con un buen sentido del humor (de ese de reír para no llorar)