Disculpe que le deje un tiradero...

Los olores de PEMEX * EPN: ¿Gavilán o paloma?

Disculpe que le deje un tiradero...No deja de ser una paradoja de la vida…o algo más.

¿Sabe qué evento se iba a celebrar en Pemex, en Mérida, la misma semana que se dio la explosión en el edificio B2 de la Torre de Pemex? Nada menos que el Primer Congreso y Expo Internacional sobre Seguridad, Salud y Protección Ambiental,  en el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI.

Qué cosas.

Total, que ayer se cumplió  una semana del estallido que dejó un saldo de 37 personas muertas y más de cien heridos y seguimos sin saber partes fundamentales de cómo se dio la explosión, sobre todo de dónde vino el gas que hizo estallar el edificio, sí vamos sabiendo cosas a cuenta gotas.

Hasta ahora todo parece indicar que el gas que lo provocó fue metano. Es más ligero que el aire, se pudo haber quedado en el techo del sotano donde estaban los pilotes y los trabajadores (que además hicieron un corte a comer, digamos) no lo sintieron.

También que además del famoso foco que pudo haber provocado la chispa –o no, porque también pudo haber sido por calor—que provocó la explosión, puede haber otra teoría que hay que probar: en uno de los cadáveres de los trabajadores de Copicosa (que llevan 40 años haciendo ese mantenimiento) se encontró algo parecido a una cajetilla de cigarros.

¿Cómo se puede saber esto último si se quemaron? Bueno, pues las quemaduras fueron sólo en la parte superior del cuerpo.

¿Será que todo fue por una colilla?

Como sea falta mucho tiempo para que sepamos qué pasó y los peritajes definitivos tardarán tiempo, me dicen.

Por lo pronto lo que ya están pensando en la secretaría de Energía y Pemex es hacer una norma para que todo gas –y no sólo el LP—se le tenga que poner por ley un odorífero… para alertar.

En Pemex tienen a disposicion de sus trabajadores terapia psicológica e incluso tanatológica, no es para menos. Ya ve lo que pasó apenas anteayer: evacuaron porque alguien olio a algo parecido a gas… que resultó ser comida descompuesta.

¿Pues qué bomba de qué tan pestilente fue? Me dicen que no fue una bolsa o un lunch, sino mucha comida que se quedó cuando evacuaron el edificio y que se fermentó todo el fin de semana y puente… incluso el que está en el comedor ejecutivo del piso 45.

 

Lo digo con claridad: me podría ir hoy, porque ya hay quienes (se escuchan gritos de: “ no, no, no”) me podría ir  mañana;  pero me voy a ir cuando los maestros quieren que me vaya (……) Ni amenazas ni nada me van a intimidar. Para morir nací. Quiero morir con un epitafio: aquí yace una guerrera, como guerrera murió”.

Esas fueron las palabras, sentidas y séntidas, que dijo, nada menos que en su cumpleaños número 68 la líder del sindicato magisterial, Elba Esther Gordillo.

La Maestra decidió dejarse ver otra vez y nada menos que en el Estado de México, lugar donde precisamente hizo sus pininos como educadora, el lugar donde aún tiene una plaza de maestra… y de donde es el actual Presidente al que le envió un público guiño.

Tras decir: “A buen trato, buen trato. Lealtades obligan, gratitud es el don divino”, se dijo segura de que fue el PRI, PAN y PRD quienes están detrás de la reforma educativa, pero no el Presidente Enrique Peña Nieto.

Mmm, ¿pues no lo propuso él? ¿no es Peña Nieto el público jefe del PRI, cosa que ya nadie, siquiera, disimula? ¿No fue él quien nombró a su archienemigo Emilio Chuayfett al frente de la SEP?

Suena como la mirada de una presa a punto de ser devorada: implora lástima al halcón.

Aquí lo que está a prueba, como me decía el otro día un político colmilludo es la realización de la siguiente frase:

–Gavilán que atrapa y suelta no es gavilán.

O lo que es lo mismo  pero no es igual, canta José José: “Que fui paloma/ por querer ser gavilaaaaán”.

 

Es una pésima realidad: México es, tras Siria y Somalia, el país donde los periodistas corren más riesgos al hacer su trabajo. Las
estadísticas están ahí: entre 1983 y 2012, se tiene un registro de 232
periodistas asesinados. Tan sólo en el 2012, diez compañeros han
perdido la vida, dos están desaparecidos y 27 fueron víctimas de
violencia, eso sin contar 11 agresiones a medios de comunicación.
La situación es grave, pues.

Ayer el Estado dio un paso para dar seguimiento a esta realidad que nos afecta a todos: en el Senado se instaló una Comisión Especial para dar seguimiento a las agresiones contra periodistas y medios de comunicación. La preside un senador del PT; Marco Blásquez, quien fue también periodista.
La convocatoria fue nutrida. Fueron Emilio Gamboa, Ernesto Cordero
(aunque llegó tardísimo) y Luis Miguel Barbosa, además de otros 20
senadores y diversos periodistas así como directivos de medios de
comunicación.
La Comisión apenas arranca, pero sólo representa una parte del Estado que está tomando cartas en el asunto. Fue muy mala señal que de parte de la secretaría de Gobernación no haya ido ni Lía Limón, subsecretaria encargada del ramo.

 

 

 

El próximo 19 de febrero se cumplirán 7 años de la explosión en la Mina de Pasta de Conchos, en Coahuila. Se registró en la última parte del sexenio de Vicente Fox, con Humberto Moreira como  gobernador de esa entidad. Pasó el sexenio de Felipe Calderón y Napoleón Gómez Urrutia sigue en su autoexilio en Canadá (aunque ya exigió a Peña Nieto que así como se comprometió a esclarecer la explosión en Pemex, haga lo mismo con  dicha mina).

Lo que sea, los cuerpos de los 65 mineros siguen sepultados en esas instalaciones. Es una herida que no cierra y más en un estado con constantes accidentes y precarias condiciones para los mineros.

Y hace unos días el tema volvió a ser nota por la declaración de un muy seguro delegado de la secretaría del Trabajo en ese estado. Se llama Francisco Fuentes Reina, quien a dos semanas de un aniversario más de plano dijo que todo eso era “asunto terminado”.

Fuentes Reina consideró que las autoridades de los dos niveles de gobierno habían cumplido con los apoyos que prometieron a las familias de los fallecidos. ¡Hasta la Minera México!

Y que sólo había “2 o 3 por ahí que quieren  otras cosas…quieren insistir en el rescate de los cadáveres”

Y para para terminar, esta joyita:

–Contribuiremos para orientarlos, apoyarlos en cualquier instancia laboral, pero para mí ese asunto como que ya, a reserva de escarbarle un poquito más, ya está concluido.

Al parecer, cosa imperdonable en cualquier delegado, pero más en una administración priista, estas declaraciones fueron hechas sin el vobo de Alfonso Navarrete Prida ni ningún funcionario federal…. Y Reina se quedará sin corona pronto.

 

No cabe duda que un tsumani –permítame la expresión—político azotó en las últimas horas las playas de Acapulco.

Luego de la criminal violencia contra las seis turistas españolas, quienes fueron violadas por un grupo de sujetos encapuchados, al presidente municipal de ese puerto, Luis Walton, el agua le llegó más allá del cuello. Literalmente: hasta los ojos porque casi llora.

El miércoles, con voz en-tre-cor-ta-da, reclamó la ausencia y apoyo del gobierno federal, encabezado por el Presidente Enrique Peña Nieto, para enfrentar los niveles de inseguridad que afectan al puerto.

Cabe recordar que en diciembre pasado, Peña Nieto pidió a Walton y al gobernador Ángel Heladio Aguirre trabajar en e-qui-po.

Y a saber cómo reaccionó Walton al conocer el estudio del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, al ubicar a Acapulco como la segunda ciudad más violenta del mundo.

Y mientras Walton llora (y dice que aspira a ser gobernador),  Ángel Aguirre es fotografiado riéndose con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, durante una reunión con representantes de las comunidades que han optado por las guardias comunitarias, en la que acordaron vigilar sin la necesidad de usar pasamontañas.

Desde el Senado, hay otro guerrerense preocupado por lo que sucede en el puerto, situación similar, dice, a lo que se viven en el interior del país:  Armando Ríos Piter, quien presentará en los próximo días, una iniciativa para promover la policía comunitaria y policía vecinal. Se buscará armonizarla de acuerdo con los usos y costumbres de la comunidad  indígena de esa entidad.

 

Instituciones en problemas.

Uno. Me asombra el optimismo (¿será otra palabra que termina igual pero empieza con cin?) que se carga Gerardo Laveaga, presidente del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos, IFAI. Él, quien fuera duramente cuestionado al momento de ser electo por sus compañeros comisionados –quienes además se siguen peleando entre ellos—declara, campechanamente que la institución “está mejor que nunca”.

Wow, ¿Pues cómo estaba antes?

¿Alguna novedad en materia laboral? ¿ya fumó la pipa de la paz con Ángel Trinidad?,  ¿destrabaron algunos candados en alguna dependencia oficial para conocer su transparencia?

No, sino que ya sabe que desde la Cámara de Diputados, y ante los últimos escándalos suscitados dentro del IFAI, como las acusaciones contra la comisionada  Sigrid  Arzt, están deshojando la margarita analizando si piden la remoción de TODOS los comisionados.

Ahora, por más que se antoje (a veces) que se vayan todos, hay que estar pendientes que los posibles nuevos nombramientos y que dependen del Congreso, no sean secuestrados por los partidos políticos… como pasó y sigue pasando con el IFE, aunque a los del IFAI los propone el Presidente y vota el Congreso.

Dos. Que no pasa. Ese fue el mensaje que enviaron los consejeros electorales del IFE, quieres regresaron  a la Unidad de Fiscalización, el dictamen sobre los gastos de campaña de las pasadas elecciones presidenciales.

Tendremos que esperar hasta julio próximo (a un AÑO de la elección, o sea, súper rápido) cuando de nueva cuenta sepamos cómo vienen las multas o los dictámenes.

Yo que el presidente consejero Leonardo Valdés, me voy preparando para tener la piel gruesa y aguantar las durísimas crítica que enviará Andrés Manuel López Obrador &Co, quienes a partir del próximo domingo iniciará su campaña en defensa del petróleo, y de pasadita, denunciar seguramente que el IFE lo tienen entre ceja y ceja, al considerar que fue el único ex candidato que rebasó los topes de campaña y le aplicarían una multota de 129 millones de pesos.

Porque además está otro tema de la renuncia prematura y (casi) inexplicable de Sergio García Ramírez. Se va, pero se queda como de oyente y hasta que el Congreso –que se tardó más de un año del plazo de la ley para nombrar nuevos consejeros—decida su sucesor.

Súmele a eso que el último día de octubre próximo finalizan los periodos de Macarita Elizondo, y Francisco Guerrero, así como del mismísimo Leonardo Valdes. ¿Así o más complicado el panorama?

 

 

Ellos lo gritaron:

–¡Uno, dos, tres, el pueblo está con Hank!, ¡Sisisi no te la van a robar! Hank Hank dí no a la imposición: Simpatizantes de Jorge Hank Rohn, todo parece ser que es el ex candidato del PRI a la gubernatura de Baja California. Perdió ante Fernando Castro Trenti. Mmm, si fuera concurso de porras, también pierden. Seguro.

 

En  Guadalajara, Jalisco, parece ser que las autoridades no logran ponerse de acuerdo. Recordará que en esa ciudad, como sucedió en el DF, el pasado 1 de diciembre se realizaron protestas en contra de la toma de posesión de Enrique Peña Nieto. Un grupo de jóvenes, en su mayoría integrantes del  Movimiento #Yosoy132.

Tres días después fueron liberados, con las reservas y bajo fianza.

A casi dos meses de distancia, este caso parece complicarse para las autoridades de esa ciudad.

Sobre los detenidos, las autoridades se dieron cuenta ¡dos meses después que había nuevos delitos contra ellos!, y hace unos días se les acusó de robo de equipo policiaco, como cargadores de armas y escudos.

Ante lo extraño del caso, fue necesario que las autoridades locales pintaran su raya.

Se dio a conocer que el Ayuntamiento decidió retirar los cargos el  pasado 26 de  diciembre.

–Este asunto está concluido y no existe ni la voluntad ni la intención de presentar ningún escrito contra nadie, aunque corresponderá a la representación social determinar si siguen o no las investigaciones, lo que escapa a la competencia municipal. Anteponiéndose los valores morales y jurídicos a proteger, y con el afán de contribuir a que las averiguaciones se hicieran de mejor manera y concentrada con los temas torales, se decidió retirar los cargos.

Se  menciona ahí que debido a la pérdida del equipo (robo, dicen ellos) éste  será dado de baja.

Será interesante saber qué pasará con los acusados, más aún, aquellos que nada tuvieron que ver con los hechos y que fueron consignados.