Buenas noticias desde la SCJN y La Gaviota al DIF

Buenas noticias: Ricardo Adair es el primer mexicano –y latinoamericano—cuya capacidad de decidir, como un joven con síndrome de Asperger e inteligencia limítrofe, será discutido al nivel de una Corte Suprema.

 

Sucedió este 6 de marzo. El Pleno de la Primera Sala de nuestra Suprema Corte de Justicia de la Nación decidió “reasumir su competencia” en este caso. Es decir, en pocas palabras, discutirlo y decidirlo ellos.

 

Aún no sabemos a qué ministro –o ministra—le tocará hacer el proyecto que votará junto con sus compañeros. El miércoles el expediente fue turnado al Presidente de la Sala, Jorge Pardo Rebolledo, quien por turno  se lo dará a alguno de los ministros de la misma sala. Ellos son el mismo Pardo Rebolledo, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, José Ramón Cossío Díaz, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea y la ministra Olga Sánchez Cordero de García Villegas.

Ese es el siguiente paso: saber a quién corresponderá estudiar a fondo el caso de Ricardo con todas sus implicaciones legales, basados por supuesto –¡al menos eso espero!— también en las Convenciones que sobre derechos humanos ha firmado nuestro país, sobre todo la misma Convención por los derechos de las personas con discapacidad.

¿Cuánto tardará en estar listo el proyecto? No lo sabemos, pero los tiempos de la Corte son lentos y esto tardará unos meses. Les aviso en cuanto pase algo.

La Gaviota, al DIF. Ofrece atender a personas con discapacidad

Esta semana, al fin, fue la presentación de Angélica Rivera de Peña como la Presidenta Honoraria del Consejo Ciudadano del Sistema para el Desarrollo Integral de la familia, es decir, del DIF. Digo “al fin” porque se planeaba que esto fuera la semana pasada, pero se postergo, al parecer, por la noticia de la detención de Elba Esther Gordillo.

En un evento al que fue el Presidente y donde Mercedes Juan, la secretaria de Salud como la Presidenta de la Junta de Gobierno del DIF le dio posesión de su cargo a la primera dama, ella dedicó unas líneas especialmente a las personas con discapacidad.

Se las copio tal cual:

“Nuestro deber en el DIF es atender, especialmente, a las personas que enfrentan la vida con alguna discapacidad. Estaremos cerca de ellos, para impulsar los programas que les permitan desarrollarse y vivir en una sociedad equitativa, sensible y solidaria”.

Me gustó el tono del párrafo. Habla de impulsar programas que permitan su desarrollo. Habla de la creación de una sociedad equitativa. Eso está bien. Ojalá así sea.

Otra cosa que también me gustó es que reconoció que la familia mexicana ha cambiado:

“Vivimos en familias que se sostienen en lazos de sangre pero, también, en lazos de amor y solidaridad. En algunos casos, la familia mexicana, tal como la conocíamos, ha cambiado.  Desde el DIF, atenderemos estas nuevas realidades, porque sabemos que, no importa la forma de la familia, sino la calidad de la misma”·.

 

Suena bien, también.

Lo que no me gustó fue que tanto Mercedes Juan como Angélica Rivera hicieron varias referencias a que el DIF tiene un perfil “asistencialista”. Para proteger a los más desprotegidos y así. Y no hablaron de derechos.

Por ejemplo, cuando Rivera agradeció a todos los presentes, también a sus compañeros actores:

“A mis compañeros, amigos artistas, gracias por tener la sensibilidad de querer compartir conmigo una causa tan noble, como es la asistencia social. Gracias por acompañarme.”.

 

¿No habíamos quedado que hablaríamos de derechos y no se asistencialismo? No uno de los ejes del gobierno de Peña Nieto es la “inclusión social”. Deseo, en serio lo deseo, que sólo sea un desliz discursivo, pero no el fondo de la manera en que afrontará el DIF su enorme responsabilidad.

Por cierto, Angélica Rivera tiene un título más bien honorario, aunque dijo que hará giras por todo el país. Veremos qué papel toma en el DIF, qué tanto se involucra…

Quién está a cargo, como titular, del DIF es Laura Vargas Carrillo. Ella tiene experiencia en el cargo como primera dama de Hidalgo en el sexenio de Miguel Ángel Osorio Chong, pero antes de eso también trabajó en el mismo DIF como directora. Estudió derecho en la Universidad Nacional Autónoma de Hidalgo (donde conoció a su esposo, ahora secretario de Gobernación).