¿Ensayando el voto perredista?

¿La reforma que “todos” quieren?*¿Un Papa mexicano?

¿Ensayando el voto perredista? El primero de diciembre, en Palacio Nacional, los 3 grandes magnates de las telecomunicaciones en México –Emilio Azcárraga, Ricardo Salinas Pliego y Carlos Slim—se sentaron juntos, codo a codo, en una de las primeras filas frente a donde hablaba el recién ungido Presidente, Enrique Peña Nieto. Estaban contentos y hasta sonrieron para la foto (los acompañaba, también el segundo de a bordo de Televisa, Bernardo Gómez)

Aunque no estaba de frente para ver sus reacciones en cuanto Peña anunció que propondría dos nuevas cadenas de televisión abierta y el derecho a internet para todos, la reacción no fue notablemente en contra.

A la salida, en plática banquetera me topé con Azcárraga quien calmadamente me dijo que no lo sorprendía (hasta insinuó que ya lo sabía) y que en todo caso el pastel de publicidad para televisión era limitado y quizá no tan buen negocio. Algo diferente podría ser el negocio de telefonía móvil e internet, comentó.

Ciento un día después, ayer Peña Nieto presentó vía la Cámara de diputados una reforma en telecomunicaciones que cumple eso y más. Lo hace también vía “El Pacto por México” con lo que se entiende que PRI, PAN y PRD en su mayoría están de acuerdo con ello y pasará –se supone– sin tantos problemas.

Por el momento (vamos a ver cómo se aterriza todo en detalles, donde como siempre está el diablo) la iniciativa ha dejado callado hasta a especialistas críticos en la materia.

No son sólo dos nuevas cadenas y una más para el Estado (que no para el gobierno, o al menos así debemos exigir que sea), sino también órganos independientes que otorgarán y quitarán las concesiones. Que tienen dientes para castigar a los concesionarios que no cumplan con el hecho de que las señales son un bien público y que incluso, por el bien de la competencia, pueden hasta dividir empresas que tengan más del 50 por ciento del mercado. Estos son la COFECO (Comisión Federal de Competencia) y el nuevo IFETEL (o Instituto Federal de las Telecomunicaciones).

Ahora usted sospechará, como muchos: suena bien, pero, ¿cómo le harán para que los integrantes de estos organismos no sirvan a intereses que no sean “los de la nación”? Es interesante lo propuesto: tendrán que ser personas que no hayan trabajado por lo menos los últimos 5 años en las empresas reguladas; que tengan un visto bueno académico y una carrera que venga al caso; que después de pasar un examen, por así decirlo, accedan a una lista de la cual el Presidente forme una terna que luego será votada (de 3 queda 1) por la Cámara de Senadores.

Súmele a eso que la iniciativa propone que los concesionarios –que en un pasado abusaron de los amparos, todos– y paralizaron al sector no lo podrán hacer; además de que también en el mismo sentido viene la ley de amparo que sólo falta que la promulgue el Presidente.

Además del famoso “must carry” y “must offer” que hará que los cableros no puedan no transmitir canales de televisión abierta, por ejemplo y sin costo para el usuario final. O sea usted y yo.

Tres nuevos canales, al menos. ¡Una gran oportunidad, también, para muchos jóvenes comunicadores, ingenieros, mercadólogos y un largo etcétera que necesitan los medios!

No es que quiera a todo verle algo malo, pero como decía Purificación Carpinteyro: suena muy bueno para ser cierto. Ojalá y sí lo sea.

Y una duda: si justo esta fue una de las grandes banderas del movimiento #Yosoy132, ¿por qué ayer no vi a nadie del grupo festejando? No entendí.

Y dudosos siempre hay, como ayer AMLO, en su cuenta de twitter @lopezobrador_:

–Circo EPN: Quiénes son los nuevos concesionarios; bajarán los precios; darán voz a opositores no paleros? Y su nieve, de qué la quieren?

Preguntas válidas que hay que seguir de cerca, sin duda.

 

 

Hoy, en el Vaticano inician los trabajos del cónclave  para la elección del nuevo Papa. Para cuando usted lea estas líneas, seguramente ya se ofició la Misa Eligendo Sumo Pontífice. Por la tarde, iniciará la reunión en la Capilla  Sixtina.

Y en medio de las apuestas sobre quiénes son los cardenales más papables, que estarían entre Odilio Pedro Scherer, de Brasil y el italiano Angelo Sodano, surge un tercero que podría emparejar la votación e incluso, ser electo.

Se trata del cardenal mexicano  Francisco Robles Ortega, quien tiene a su favor la edad: acaba de cumplir 64 años.

 

El muerto…al mausoleo y el “hijo” a la campaña. Esa puede ser la frase con la que se resume la actual situación que se vive en Venezuela. Los homenajes al ex presidente Hugo Chávez  finalizarán esta semana y su cuerpo, ya embalsamado, será colocado en el Museo de la Revolución. Quesque “para la eternidad”.

Pero al mismo tiempo inicia ya la pelea por la Presidencia de ese país. La fecha para las elecciones ya está puesta: el próximo 14 de abril. O sea, ya.

Nicolás Maduro intentará dar continuidad a la revolución bolivariana iniciada por Hugo Chávez. Tan fue así que en el acto donde se registró como candidato – ante una multitud – y siendo presidente en funciones, lo hizo en calidad de “hijo” del comandante.

Del lado de la oposición, Henrique Capriles (quien perdió 44.97  vs 54.42 por ciento contra Chávez apenas en octubre pasado) aceptó ser de nueva cuenta el candidato a la presidencia.

El discurso del candidato opositor, aún mesurado por respetar los días de duelo por la muerte del Presidente,  parece ir en el sentido de lograr la unidad entre los venezolanos.

En tanto que Maduro, darle continuidad al proyecto de Chávez:

–…Yo no estoy aquí como presidente encargado ni voy a ser presidente a partir del 15 de abril  porque tenga vanidades  o aspiraciones personales. Soy presidente encargado, comandante de la Fuerza Armada y candidato a la presidencia porque así lo mandó Chávez y voy a cumplir sus órdenes.

En Venezuela, queda claro, le apuestan no sólo que los muertos voten, sino que sean los “grandes electores”.

En ese caso es interesante lo que dijo ayer en una charla con periodistas de El Universal la bloguera cubana Yoani Sánchez. Dice que ella no cree que en Venezuela se pueda continuar con un chavismo porque en los regímenes personalísimos—como el de Venezuela y su país–  los líderes son como Saturno, que se comía a sus hijos.

Veremos, porque también ahí está Argentina… y el peronismo.

 

Ahora es el periódico Zócalo, de Coahuila, en donde la están pasando mal.

Ayer, en su editorial, publicaron parte de lo que será su nueva línea editorial: dejarán de publicar información relacionada con la delincuencia organizada:

–La decisión de suspender toda información relacionada con el crimen organizado se fundamenta en nuestra responsabilidad de velar por la integridad y seguridad de más de mil trabajadores, sus familias y la nuestra.

 

Siguen las noticias en torno a Elba Esther Gordillo. Por un lado, un juez en el DF negó el amparo a Fernando González  Sánchez, ex subsecretario de Educación Pública y yerno de la maestra. Con mejor suerte corrió René Fujiwara Apodaca, ex yerno de Gordillo. Esta medida aplica solamente para delitos no graves.

Pero ahí no acaba todo. El próximo 22 de marzo, en el Teatro Tepeyac, Alberto Rojas El Caballo reestrenará en el DF un show de sátira política donde relata los últimos acontecimientos en torno a la ex lideresa del SNTE.

Al parecer aún no tiene nombre, pero será en el Teatro Tepeyac. ¿Y si le mandamos algunas sugerencias?

 

Al menos un respiro en medio de acusaciones en contra del ex gobernador, por presuntos desvío de recursos y la megadeuda que le dejó a su sucesor.

¿Se regresó Humberto Moreira de su beca en España? ¿Andrés Granier regresó para esclarecer cuentas y hasta investigar el extraño robo de la camioneta en la que documentaron  manejos de recursos durante su administración?  Ay, obvio ninguno de los dos casos.

El que reapareció fue Leonel Godoy, ex gobernador de Michoacán, a quien también le echaron el ojo  por presunto desfalco en su administración, de acuerdo datos de la Auditoria Superior de la Federación.

Godoy dice que puede ir con la frente en alto:

–Les puedo asegurar que no tengo ranchos, no tengo empresas, no tengo negocios,  vivo de mi trabajo, vivo honradamente.

Sobre su medio hermano, Julio César, acusado de presuntos nexos con el narco, dice que desde que ocupaba su curul, sólo lo vio en una ocasión, y no  lo ha vuelto a ver.

 

¡Vaya cambio de actitud de Gustavo Madero, el Presidente Nacional del PAN! Si tan sólo hace una semana y cacho, tras la detención de Elba Esther Gordillo, dijo que el gobierno de Enrique Peña Nieto se había “cubierto de gloria”, ahora con motivo de los primeros 100 días de gobierno sus declaraciones son mucho más mesuradas.

Es más, ahora Madero que dice que los cambios hechos durante el gobierno de Peña sólo han sido “cambios de fachada” y que algunas de las acciones emprendidas por el gobierno de Felipe Calderón  siguen vigentes.

 

Ella lo dijo:

–Muchas gracias, lo tomo como un cariño en especial, así que muchísimas gracias, pero quiero decirles que las  mujeres del PAN asumimos nuestro compromiso una vez más: Margarita Zavala, esposa del ex presidente Felipe Calderón, ante las exclamaciones de que se lanzara como candidata a la presidencia de la República en el 2018 en Boca del Río, Veracruz. Pero negó lanzarse a la grande. ( ¿Y si fuera para el PAN? )