El Pacto por México, reloaded

Ayer  en Palacio Nacional, los tres principales partidos políticos, PRI, PAN y PRD, el secretario de Gobernación y el Presidente de la República, resucitaron el Pacto por México, que nació el 2 de diciembre pasado y que estuvo en un stand by  por las acusaciones de desvío de programas sociales  a favor del PRI en Veracruz, rumbo a  los comicios de julio próximo. Al parecer, habrá Pacto para rato, luego de los acuerdos asumidos ayer por las tres fuerzas políticas, cabe decirlo, con la palabra empeñada…

Ayer, en Palacio Nacional, el Presidente Enrique Peña Nieto,  el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong,  Gustavo Madero (PAN) y Jesús Zambrano (PRD) presentaron un adéndum sobre los acuerdos del Pacto por México.

Madero arremetió ahora contra otro gobernador priísta, Rubén Moreira. Afirmó que en Coahuila se tiene una estructura paralela en la aplicación de programas sociales, a favor del PRI. Según él, es similar a la descubierta en  Veracruz. Consideró que “minimizar  las denuncias  que se presentan, (es) son el veneno más mortal para nuestra democracia”.

Zambrano resaltó la importancia de hacer el anuncio en Palacio Nacional, y el mensaje que con esto, enviaba el Presidente  Peña Nieto, a fin de dejar en claro que ningún funcionario puede desviar recursos a favor de un partido político. Le recordó a Peña que la palabra  “empeñada” es “es lo más valioso que un político, especialmente que un mandatario tiene”. De pasadita defendió el rol que está jugando el PRD dentro del PM pese a toooodas las críticas que desde flancos se le hacen por sumarse a esta iniciativa, incluso desde la izquierda.

En tanto que el Presidente Peña  Nieto, además de hacer un resumen de las iniciativas que se han aprobado anteriormente –como la educativa, por ejemplo—  dijo que el pacto “está vigente y se mantiene”, es decir, está vivito y coleando. Además, dijo que una de las prioridades del gobierno federal radica en que los  programas  lleguen a la población que los necesita, sin tomar en cuenta su filiación partidista.

Fue Osorio Chong quien presentó los  cuatro puntos centrales en los cuales, a partir de ayer,  basarán los trabajos del PM.

1.- Sobreponer el interés del país y el de los mexicanos a cualquier interés partidario o individual; 2.- Cumplir con la palabra empeñada; 3.- Profundizar la transparencia; y 4.- Actuar bajo estricto apego a la Constitución y a las leyes de que ella emanan.

Pero los abajofirmantes del Pacto también asumieron otros  compromisos con los cuales habrán de ponerse algunos candados a programas sociales, de aquí al 7 de julio, cuando habrán de realizarse elecciones en 14 estados.

La verdad, suenan bastante bien, pero falta ver cómo se cumplen, o bien, cómo los esquivan nuestras autoridades.

1.- Se sancionará a quienes  “hayan cometido o cometan” delitos electorales. Es decir, este  inciso abarcaría para los funcionarios del gobierno de Veracruz, acusados presuntamente de desviar programas de la Sedesol. ¿Será Salvador Manzur, ex secretario de finanzas  el primero de ellos?

2.- Blindaje electoral. Se suspenden cambios en los padrones de beneficiarios de programas sociales en los estados donde habrá elecciones, y se harán públicas las listas de quienes reciben algún apoyo por parte de los gobiernos estatales y  el federal.

3.- Se buscará la participación de la sociedad, mediante la creación de  organismos a fin de que los ciudadanos participen –o participemos–  en tareas de transparencia, auditoria, revisión  y vigilancia del uso de  recursos públicos.

4.- Profesionalización de delegados federales. Se buscará que quienes estén al frente de delegaciones federales, cumplan con el mejor perfil y previamente se revisarán. (Recordemos que una de las quejas del PAN y PRD fue que los actuales delegados de la Sedesol, tenían más perfil priísta que otra cosa).

5.- Se crearán comisiones plurales en cada uno de los 14 estados, a fin de vigilar el cumplimiento de estos acuerdos y la aplicación de la ley. En estas comisiones participará el  Gobernador en turno, un representante de la Secretaría de Gobernación y de los partidos políticos que participen en las contiendas.

6.-  Habrá una Comisión  Nacional Plural  de Preservación  del Entorno Político de Equidad, la cual estará  encabezada por el secretario de Gobernación y participarán los presidentes de los partidos políticos. Concentrará las evaluaciones de las mesas de trabajo estatales y las denuncias que en cada entidad se realicen.

7.- Los gobernadores y presidentes municipales se comprometerán a no entregar recursos 45 días antes de las elecciones de julio próximo, que sería como fecha límite el próximo viernes 24 de mayo.

8.- Partidos políticos  y el gobierno federal, promoverán la participación de observadores electorales tanto nacionales como del extranjero.

9 .- Se convocará a instalar mesas de trabajo con los presidentes de partidos y coordinadores parlamentarios para impulsar una reforma electoral y  reforma política, y ante este panorama, convocar a un periodo extraordinario de sesiones en el Congreso de la Unión. Recordemos que el periodo ordinario finalizó el pasado 30 de abril.

10.- Se creará  el Sistema Nacional de Programas Sociales,  que entre otras acciones, se encargará de evaluar y profesionalizar a los delegados federales.

El último compromiso, el 11,  es en el que los actores políticos que participan en este Pacto, busquen “iniciativas” referente al endeudamiento de Estados,  combate a la corrupción así como transparencia.

Hasta aquí los acuerdos asumidos ayer.  Insisto en que falta ver cuánto se cumplen, qué personajes de la sociedad  civil aceptan el reto de sumarse a la fiscalización de recursos públicos y qué acceso y lugar les darán.

También anunciaron que adelantan la reforma electoral y reforma política.

¿Será solamente el PRI quien presuntamente haga mal uso de estos programas? ¿Qué pasará por ejemplo en  Baja California, donde gobierna el PAN y en julio próximo se disputa la gubernatura? Si existen otras denuncias, ¿será el final del PM? ¿Se podrán procesar a través de esta nueva estructura de El pacto? ¿En qué lugar dejan al IFE, a la FEPADE?