Informe Mundial sobre la discapacidad de la OMS

La semana que entra inicia, en Ginebra, la Asamblea Mundial de la Salud y  uno de los temas centrales será la discapacidad, basado en un informe que hizo la OMS (Organización Mundial de la Salud) junto con el Banco Mundial y que aprovecho para retomar. Es muy reciente.

 

La idea del informe es dar a conocer un la situación en la que viven las personas con discapacidad y también dar a gobiernos y sociedad civil, algunas de las mejores prácticas disponibles para mejorar las vidas de las personas con discapacidad y hagan más fácil aplicar la Convención sobre los Derechos de las PcD.

Según la OMS, de la ONU, más de mil millones de personas viven en el mundo con algún tipo de discapacidad; de esas, casi 200 millones tienen “dificultades considerables en su funcionamiento”. Alerta que en los próximos años, la discapacidad será “un motivo de preocupación aun mayor pues su prevalencia está aumentando”. Eso es porque vivimos cada vez más años, el riesgo de adquirir una discapacidad es más alta  en adultos mayores, pero también por el aumento mundial de enfermedades como diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer y trastornos de salud mental (que es discapacidad psicosocial).

 

En el prólogo al informe, tras destacar que él ha tenido mucho apoyo para realizarse como persona pese a su discapacidad, el físico Stephen Hawking dice:

 

“Los gobiernos del mundo no pueden seguir pasando por alto a los cientos de millones de personas con discapacidad a quienes se les niega el acceso a la salud, la rehabilitación, el apoyo, la educación y el empleo, y a los que nunca se les ofrece la oportunidad de brillar”.

En un prefacio firmado por Margaret Chan, directora general de la OMS y Robert Zoellick, Presidente del Banco Mundial, dicen:

En todo el mundo, las personas con discapacidad tienen peores resultados sanitarios, peores resultados académicos, una menor participación económica y unas tasas de pobreza más altas que las personas sin discapacidad. En parte, ello es consecuencia de los obstáculos que entorpecen el acceso de las personas con discapacidad a servicios que muchos de nosotros consideramos obvios, en particular la salud, la educación, el empleo, el transporte, o la información. Esas dificultades se exacerban en las comunidades menos favorecidas”

“Para lograr las perspectivas de desarrollo, mejores y más duraderas, que están en el corazón de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para el 2015 y más allá, debemos emancipar a las personas que viven con alguna discapacidad y suprimir los obstáculos que les impiden participar en las comunidades, recibir una educación de calidad, encontrar un trabajo digno y lograr que sus voces sean escuchadas”.

Como ustedes saben la Convención de la ONU, así como este reporte, ven a la discapacidad no como una cuestión médica, sino social. Es el entorno el que contribuye también a discapacitar a las personas. El Informe enumera diversos “obstáculos discapacitantes” como:

–Políticas y normas insuficientes

–Actitudes negativas

–Prestación insuficiente de servicios

–Problemas con la prestación de servicios

–Financiación insuficiente

–Falta de accesibilidad

–Falta de consulta y participación

–Falta de datos y pruebas.

Ante esto, el Informe propone 9 recomendaciones que deben ser, transversales, es decir: que se apliquen de manera paralela por diversos sectores de gobierno/ sociedad civil para llegar a un mismo fin.

1)    Posibilitar el acceso a todos los sistemas y servicios convencionales.

2)    Invertir en programas y servicios específicos para personas con discapacidad.

3)    Adoptar una estrategia y un plan de acción nacionales sobre discapacidad.

4)    Asegurar la participación de las personas con discapacidad.

5)    Mejorar la capacidad de recursos humanos.

6)    Proporcionar financiación suficiente y mejorar la asequilbilidad

7)    Fomentar la sensibilización pública y la comprensión de la discapacidad

8)    Mejorar la recopilación de datos sobre discapacidad

9)    Reforzar y apoyar la investigación sobre discapacidad

Luego hacen recomendaciones de qué pueden hacer, en específico diversos actores de la vida social para hacer realidad estas recomendaciones. Los actores contemplados son: gobiernos,  organismos de Nacionales Unidas, organizaciones de personas con discapacidad, proveedores de servicios, instituciones docentes, sector privado, comunidades, personas con discapacidad y sus familias.

Lo que les hice aquí fue un apretadísimo resumen, pero el informe ya está online y lo pueden descargar para consultar aquí http://www.who.int/disabilities/world_report/2011/es/index.html

La próxima semana, UNICEF, otro organismo de Naciones Unidas para la infancia, dará a conocer otro informe sobre el Estado Mundial de los Niños, Niñas y Adolescentes con Discapacidad. Ya también se los pongo por aquí, en cuanto lo tenga.

Habrá que leerlo y difundirlo mucho, ¿no creen?