Madres y padres buscando a sus hijos desaparecidos

El viernes pasado, a las afueras de la sede de la PGR finalizó un plantón y huelga de hambre  de  madres y padres de personas desaparecidas, principalmente jóvenes, quienes exigían a las autoridades federales dar respuesta  a sus exigencias de investigar el paradero de sus familiares. Ese día tuvieron una respuesta por parte de de la PGR y Gobernación. Entre otras cosas, se anunció la creación de una unidad de búsqueda de personas extraviadas.

Desde el  pasado 10 de mayo, el Día de las Madres, un grupo de mujeres y hombres  instalaron un campamento  en la acera que está en la sede de la PGR, en Paseo de la Reforma. Algunos de ellos iniciaron una huelga de hambre para exigir y presionar al gobierno mexicano a que realizaran  las investigaciones sobre el paradero de sus hij@s.

Colocaron casas de campañas en las cuales permanecían en espera de una respuesta. Ayer, leyendo el reportaje de Marcela Turati en Proceso, me encontré con una frase que dijo Jaime Olivares (y que lo mismo han dicho varios padres de familia), papá  de Juan Eduardo, un chavo desaparecido:

–Cuando uno se queda sin pareja le llaman viudo. Cuando uno se queda sin padres, le llaman  huérfano. Cuando uno se queda sin hijos, para ese dolor tan grande no hay nombre.

Durante su jornada de lucha, tuvieron muestras de apoyo por parte de diversas organizaciones y activistas, entre ellos  Javier Sicilia http://www.eluniversal.com.mx/notas/923655.html

Fue hasta el miércoles 15, cuando  el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam acudió al campamento de los padres de familia de las personas desaparecidas. Se comprometió a continuar  trabajando en la búsqueda de sus familiares. Dijo que era un compromiso del gobierno de la República.

Este anuncio no provocó ninguna reacción de los padres reunidos. El plantón continuó.

Dos días después, el pasado 17 de mayo, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y Murillo Karam se reunieron con los padres de familia, ante quienes se comprometieron a trabajar conjuntamente para dar respuesta  a sus exigencias.

A nombre del gobierno  del Presidente Enrique Peña Nieto, anunciaron la creación de una unidad especializada  en la búsqueda de las personas desaparecidas, la cual será presentada formalmente el próximo lunes 27 http://www.eluniversal.com.mx/nacion/206318.html

En esa reunión, el procurador general de la  República reconoció que “es verdaderamente  impresionante ver cómo la investigación que hicieron (los familiares de los desaparecidos) es mucho más completa de las que  hayan podido hacer las autoridades”.

No podemos olvidar que en febrero pasado, Murillo Karam declaró que “no me puedo comprometer a encontrarlos ni vivos o muertos, en lo que si me puedo comprometer es que haremos todo lo que esté en nuestras manos”

 

¿Y cuántas personas desaparecidas hay en el país?

En marzo del 2011, el Grupo de Trabajo sobre las Desapariciones  forzadas o involuntarias de  Naciones Unidas presentó su balance de la visita realizada a nuestro país. Sus cifras, tomando en cuenta las de diversas organizaciones civiles, contabilizaban más de 3 mil las desapariciones desde el año 2006.

http://www.ohchr.org/SP/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=10907&LangID=S

Se dejaba en claro la siguiente observación:

México carece de una política integral para hacer frente al fenómeno de las desapariciones forzadas. Además de la falta de programas integrales para prevenir y sancionar las desapariciones forzadas, el GTDFI desea resaltar los problemas respecto a la búsqueda de personas desaparecidas forzosamente, la identificación de restos, la exhumación de cadáveres, la falta de una base de datos centralizada sobre personas desaparecidas y la falta de acceso a la información relacionada con casos de desapariciones forzadas. El GTDFI no recibió información sobre los motivos por los cuales la Plataforma México no ha sido utilizada de forma más sistemática para determinar la suerte o el paradero de víctimas de desapariciones forzadas, ni para encontrar posibles fosas clandestinas.

En abril de ese mismo año,  desde la Secretaría de Gobernación, todavía encabezada por José Francisco Blake Mora, vía la Subprocuraduría de Derechos Humanos, se reconoció que sí pudieron registrarse casos de  desapariciones forzadas en nuestro país; pero que el número no era tan elevado como el que en ese momento consideraba la Comisión Nacional de Derechos Humanos ni el grupo de trabajo de la ONU. http://www.jornada.unam.mx/2011/04/05/politica/014n1pol

Las cifras de la CNDH, presentadas en enero pasado, se refieren a que ese organismo tiene  2 mil  126 casos de desapariciones  forzadas, así como  24 mil 91 que están reportadas como extraviadas o no localizables.

http://www.jornada.unam.mx/2013/01/28/politica/019n1pol

¿Y las del gobierno?   En febrero de este año, Lía Limón, subsecretaria de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación dio un informe sobre personas desaparecidas: entre diciembre de 2006 y  noviembre del 2012, es decir, durante todo el sexenio de Felipe Calderón,  se contabilizaron  26 mil  121 personas no localizadas. http://www.eluniversal.com.mx/notas/906368.html

Ahí anunció que  toda la información sobre estas personas estaban contenidas en el Registro Nacional de Datos de Personas  Extraviadas o Desaparecidas, el RENPED.http://www.secretariadoejecutivosnsp.gob.mx/es/SecretariadoEjecutivo/Sistema_RNPED  donde se puede  consultar  la categoría sobre la cual está la persona reportada: desaparecida http://sirenped.secretariadoejecutivo.gob.mx/CritMinTPadronPersonaPublicoSFotoCNT?idExtDes=1 o extraviada http://sirenped.secretariadoejecutivo.gob.mx/CritMinTPadronPersonaPublicoSFotoCNT?idExtDes=2

 

En febrero también Human Rights  Watch presentó su informe  “Los desaparecidos en México” donde documentaron que desde 2007 a la fecha, se tenían registradas 240 desapariciones, de las cuales,  en 140 de ellas habían sido consideradas como desapariciones forzadas. http://www.hrw.org/es/node/113783/section/3 ecordemos que en el caso de las desapariciones forzadas, interviene un elemento—funcionario  del  Estado.

¿Qué más hace falta para que las autoridades den respuesta a la exigencia de estos –y quienes no estuvieron en el plantón– padres de familia? ¿Cumplirá el gobierno con el compromiso de dar con el paradero de las personas desaparecidas? ¿Cuántos casos hay que no fueron reportados?