La “Salud” y recuerdos a Granier * Dios y la fuerza de Calderón.

Andrés Granier miente. Al menos, seguro, con respecto a una cosa (lo demás lo debe probar la PGR y su homóloga en Tabasco): él bien sabe que lo que se ha desatado en su contra no es “una campaña de desprestigio” emprendida contra él por Arturo Núñez y el PRD.

Las sospechas –al menos eso—de malos manejos en el presupuesto de Salud vienen de antes de que llegara al poder Núñez y supiera de primera mano cómo estaban las cosas.

Se dio en una gira que funcionarios de las secretarías de Gobernación y Salud ya de este gobierno federal, priísta (como priísta es él también) en diciembre, cuando él todavía era gobernador.

Era notorio. En una gira por el hospital Juan Graham Casasus, de Villahermosa, Tabasco con funcionarios federales, el mismo gobernador fue increpado por médicos a su paso por la falta de dinero para el funcionamiento del sistema de Salud. Una doctora, mujer, incluso se paró frente a él y le dijo, hablándole de tú, “Andrés” que le había mentido. Muchos médicos llevaban ya al menos cuatro meses sin cobrar y no había medicinas para nada.

De tal tamaño fue el escándalo que uno de los funcionarios que fue, Luis Enrique Miranda Nava, subsecretario de Gobierno de Gobernación,  al salir del hospital no aceptó la invitación de Granier de ir a la Quinta Grijalva y lo increpó en el mismo aeropuerto donde tomarían su vuelo de regreso.

–¿Dónde está el dinero, gobernador? Yo fui secretario de Finanzas del Estado de México y el dinero de Salud es sagrado—le dijo, molesto.

Granier se puso transparente y se hizo más chiquito de lo que es. Dio una explicación que nadie le creyó; es más: que nadie entendió.

A la administración peñista le quedó claro desde el primer minuto que en Tabasco tenían un grave problema. Después de su penosa grabación donde confesaba el tamaño de su guardarropa (que ahora niega), ya en este año, Arturo Núñez sí le puso el cascabel al gato: está en entredicho el desvió de mil 900 millones de pesos que debieron ser aplicados en Salud, Energía y Seguridad Pública.

Sólo para recordar: la descentralización de los servicios de salud se dio durante el sexenio de Zedillo. Cada estado aplica los recursos.

No es una campaña de desprestigio de parte del PRD. Eso seguro.

 

Ni la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, ni los alcaldes de Ensenada, Baja California o de Juárez y Guadalupe, en Nuevo León, han sido los únicos que piden ayuda celestial para solucionar sus broncas.

Hay un caso registrado desde 2006 que se nos ha pasado comentar por estos días. Siendo presidente electo, Felipe Calderón acudió  a una de las reuniones convocadas por la organización Casa sobre la Roca,  cuyo líder es Alejandro Orozco, quien después fuera director del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores, INAPAM, casado con la ex  diputada federal Rosi Orozco.

Aunque en su portal de internet se presentan como una “asociación civil no religiosa y no lucrativa creada hace 17 años”, sí tienen varios videos titulados  como “Deja que los niños vengan  a mi plática”, “¡Habla, dale gloria a Dios  y se como niño (sic)” “Al que cree TODO es posible”. Bien raro.

Siendo así,  me sigo preguntando en calidad de qué fue Calderón a ese encuentro. Les transcribo parte de su diálogo con los asistentes:

–Me llena de energía, me llena de vida y me llena de alegría  el verlos a cada uno de ustedes porque sé que ustedes tienen alegría en sus vidas. Porque ustedes tienen paz en sus vidas. Yo sé  que ustedes tienen la alegría y la paz del Señor en sus vidas, por eso están así (…)México necesita eso. Creo firmemente que hemos sido enviados (…) todos tenemos una misión y yo diría una orden, que es buscar  el reino de Dios y su justicia aquí en la tierra (le aplauden y varios se ponen de pie). Ahora ¿cómo podemos buscar el reino de Dios y su justicia aquí?  Tenemos que asumir la tarea de transformar a nuestro querido México. Hacer que México verdaderamente sea un testimonio viviente, pues precisamente de amor  y de justicia. Y yo creo que lo que va a transformar a nuestro país, no es convertirnos en un país de gente que recibe, sino de gente que da…No es sólo ayudar al que lonecesita…como dice el viejo dicho “no es solo dar el pescado sino enseñar a pescar”, necesitamos sí, un  país de pescadores, puedo decirlo. Y qué bueno que hay un gran pescador que nos puede ayudar mucho en eso. Oren mucho para que Dios me dé la fuerza  y la sabiduría para poder conducir a este gran país…Finalmente, no saben cómo me emocionan que pidan  por nosotros, sí, por Margarita y por mis hijos, si es lo que más quiero aquí en la vida, en este mundo y es lo que yo tanto encomiendo a Dios  y quiero que sigan pidiendo por nosotros, porque va a ser difícil la tarea. Quiero que pidan también por mi fe…así como a Pedro Cristo lo tomó de la mano  y lo sacó adelante, también me va a sacar a mí, así que pidan por eso, pidan, pidan por eso mucho.

Palabra de Felipe.

Amén…digo, fin.

 

 

Adame, Granier…¿Y ahora González?  En Jalisco, la contraloría interna del gobierno del priísta  Aristóteles Sandoval anunció que se han hallado anomalías por unos 5 mil millones de pesos ejercidos durante la gestión del ex gobernador panista Emilio González Márquez…tan solo durante el año pasado.

Bien atentos los del nuevo gobierno, ya anunciaron que los funcionarios  que tengan que ver con dichas anomalías, tendrán tiempo para hacer las aclaraciones respectivas, aclarando que no se tratará de una persecución política.

 

¡Viva la Unidad en el PAN! Ay ajá. Si usted y yo pensamos que con la remoción de Ernesto Cordero las broncas entre calderonistas y maderistas habían terminado, no es así.

El ala de los seguidores de Cordero y otros más, en total 22 de 38, buscarán modificar sus estatutos a fin de quitarle al nuevo coordinador, Jorge Luis Preciado, la preciada facultad de administrar los cerca de 210 millones de pesos que recibe anualmente esa  coordinación  parlamentaria, le vigilarán en qué y cómo lo usa.

Como bien sabemos, la transparencia es lo que menos se da en ese tipo de manejos financieros (en ningún partido, aclaro). Ningún coordinador parlamentario debe entregar cuentas de cómo se gasta todo ese dinero. Al interior del PAN hay senadores calderonistas que están a favor de la rendición de cuentas, como Luisa María Cocoa Calderón.

Curioso es ahora que uno de los convocantes a la reunión para reformar esos reglamentos, es el propio Cordero. Mmmm ¿ por qué no se pidió la misma transparencia cuando él encabezó la coordinación?

 

Ellos lo dijeron:

–Mira, mira…me está buscando el pajarito. Mira, pasó por aquí. Después dicen que yo invento; y pasó cantando. Ese pajarito está feliz porque yo estoy trabajando: Nicolás Maduro, presidente de Venezuela,  refiriéndose a una nueva aparición del ex presidente Hugo Chávez en forma de pajarito.

–No puedo perdonar a mis hijas ni a mi hermano…No estoy en lo más mínimo carente de la lucidez que siempre me ha caracterizado: José Luis Cuevas ayer al dar una conferencia de prensa acompañado de su esposa  Carmen Bazán.