6 de febrero de 1988. En conferencia de prensa, unidos, Javier Corral y Felipe Calderón, diputado federal vocero del CEN, y Presidente Nacional del PAN, respectivamente. Dicen que parte de la pelea actual, en ciertas cosas, se inició desde estos años, cuando ambos competían por la cercanía a Carlos Castillo Peraza.

¿Ofertando PEMEX en el G8? * Los movimientos de Preciado.

6 de febrero de 1988. En conferencia de prensa, unidos, Javier Corral y Felipe Calderón, diputado federal vocero del CEN, y Presidente Nacional del PAN, respectivamente. Dicen que parte de la pelea actual, en ciertas cosas, se inició desde estos años, cuando ambos competían por la cercanía a Carlos Castillo Peraza.Estimados legisladores mexicanos: ya lo dijo Enrique Peña Nieto en la reunión del G-8 juntito a Barack Obama. En 2 o 3 meses habrá una reforma energética. Para que lo apunten.

Lo afirmó en una entrevista con The Financial Times temprano ayer en la mañana. Que la reforma incluiría “los cambios constitucionales necesarios para darle certeza a los inversionistas privados”.

Manifestó que México, como una democracia, se basa en el respeto a la mayoría y no la unanimidad. Y que el hecho de que existan voces en contra –escucharon, ¿Morena, AMLO?—sólo indica que es un país libre.

Qué tal.

Claro que el Presidente, ya por la tarde, matizó su declaración, aunque queda clara la intención del gobierno y lo que intentará promover: aún se analiza, claro, si la reforma, en particular a Pemex se haría vía leyes secundarias y sin tocar el sacrosanto (para muchos) artículo 27 Constitucional.

Durante los próximos meses, poco a poco, nos intentarán convencer con el argumento del dueño de un departamento o casa. El hecho de que lo rente, no quiere decir que deja de ser su dueño, sólo que lo vive alguien más y recibe una renta por ello.

Apúntelo.

 

Como bien dice Nacho Lozano, columnista en Uno TV, hoy por hoy la ropa sucia del PAN se “lava” en Twitter. Ahí tenemos a Javier Corral y Juan Ignacio Zavala, sólo como ejemplo, agarrándose del chongo por esa red social y muchos ejemplos más.

Pero eso no le preocupa en lo más mínimo al nuevo coordinador parlamentario del PAN en el Senado: el polémico, por su llegada, Jorge Luis Preciado, a quien entrevisté ayer.

Lo dijo en una frase: “De tuitazos no se ha muerto nadie”. Y asegura que pese a estas broncas que vemos todos los días entre panistas, en realidad se llevan muy bien. Yo sólo digo lo que me dijo.

No me resisto a adelantar algunas cosas que me dijo en una entrevista que pasará el sábado por Azteca 13, dado que –justo hoy—habrá una reunión entre senadores del PAN que puede definir muchas cosas.

Le adelanto que, al menos desde ayer,  ya todos los senadores cuentan con una clave de acceso para entrar a la cuenta del Grupo parlamentario del PAN. Que Preciado dice que no tiene plan alguno de quitarle a nadie una comisión.

Que él no pertenece a tribu panista alguna (ya ve que cada día se parecen más al PRD) y que sólo es panista y réferi de las broncas.

Su trabajo más difícil es la administración… de egos. Zas.

Y por otro lado, el ex coordinador Cordero, aun Presidente del Senado,  deja en claro  que sí Juan Ignacio Zavala, vía su consultora, fue su asesor. Pero no como coordinador parlamentario, sino asesor en la Mesa Directiva.

Es decir: no de un hoyo de oscuridad por la falta de transparencia, sino de otro.

¿A todo esto, cuánto dinero recibe el grupo parlamentario del PAN de manera mensual? ¿Cuánto tienen en su cuenta? Bueno, eso sí no se los diré: vean Katia360 el sábado.

 

 

Ver para creer. Si usted y yo creíamos que con la liberación Ana María Orozco Castillo, madre de los 2 hijos que procreó con el ex ministro Genaro Góngora Pimentel, todo había terminado, nos equivocamos.

Desde la semana pasada, ambas partes tendrían que haber llegado a un acuerdo para fijar la pensión alimentaria para David y Ulises, quienes tienen autismo.
Ayer la sorpresa fue mayúscula e indignante.
Góngora Pimentel, quien ya fue presidente del máximo tribunal de justicia del país,  y se supone que sabe de impartición de justicia , ayer apeló la liberación de la madre de sus dos hijos, a quien acusó de fraude genérico.
El caso de nuevo está en manos del juez y de acuerdo con el presidente del Tribunal Superior de Justicia del DF, Edgar Elías Azar, el dictamen de esa apelación podría durar entre dos y tres meses.

 

 

“Es importante reconocer que ustedes no pueden tener 100 por ciento de seguridad y también 100 por ciento de privacidad y cero inconveniencias”, dijo ayer Barack Obama sobre el creciente debate sobre la ya aceptada vigilancia que su gobierno hace a ciudadanos en teléfonos y navegación en internet.

Él da la bienvenida a un “debate” de cómo lograr un equilibro entre seguridad y privacidad, sin duda un gran tema en estos tiempos.

Recuerde que esto lo sabemos gracias a la filtración a Edward Snowden –ahora asilado en Hong Kong—hecho a The Guardian y a The Washington Post.

Por cierto, con respecto a Snowden, ya sólo faltan, hasta que cerré esta columna,  la firma de 15 mil 596 ciudadanos estadounidenses para llegar a la meta de 100 mil establecidos por la misma Casa Blanca en una sección llamada “We The People” para escuchar las propuestas de sus gobernados.

Hasta ayer ya habían firmado 84 mil 404,  que piden nada menos que su total perdón.

Mientras tanto,  empresas como Google, Apple y  Facebook negaron que le den acceso al gobierno de sus servidores centrales.

 

 

Ejemplo de lo que es ser un buen padre es Francisco Pedroza, alcalde de Ocampo, Guanajuato y panista. Pese a que su hijo, Carlos, en aparente estado de ebriedad disparó (oh, sí) contra elementos de la policía, los humilló y amenazó de muerte… su papá lo sacó de la cárcel.

El joven de 22 años hasta lo publicó en su cuenta de Facebook con este lenguaje en varias entradas, respeto su particular, mmm, ortografía:

“Empeso la fiesta putos polis agárrense malditos cerdos… me los boi a chingas hijos d puta”.

“Lla se a kienboi a chingar. Y el ijo de puta que se meta se lo carga la chingada”

O este otro:

“Mañana son historia lo dice carlos. Y al ke se meta kon migo ba para bajo putos lla tengo 2 q 3 en la mira q d mañana no pasan putitos la cagaron con carloscuidense”.

Lo bueno es que ya el alcalde aclaró todo: que la cuenta de su hijo fue hackeada (¿dónde, dónde he escuchado eso?) y que la historia más bien es al revés: los policías golpearon a su hijo. Todo es, claro (¿dónde, dónde lo he escuchado antes?) un intento por desprestigiar a su gobierno.

Menos mal porque si no yo, como madre, sí estaría muy preocupada. Al menos por su ortografía.

 

 

En el Senado aún recuerdan con stress lo que implicó la visita del Presidente chino, Xi Jinping, el pasado 5 de junio. Sobre todo el estira y afloja que implica lidiar (en serio) con su equipo de comunicación social.

Y es que la cultura china con respecto a su Presidente exigía diversas cosas que nunca se había hecho con ningún otro jefe de Estado o gobierno. Por ejemplo,  que las cámaras de televisión jamás lo deben tomar de arriba hacia abajo, por lo tanto la cobertura del Canal del Congreso y las cámaras robóticas eran inaceptables para su equipo.

También estaba la logística. Para que todo estuviera a punto, el equipo del Presidente chino llegó con un mes de anticipación a la primera reunión y luego quería ensayar hasta sábados y domingos. ¿Qué no había luz en el Senado por mantenimiento? No importaba: ellos traían hasta sus propias plantas de luz, 2 toneladas de equipo y en México rentaban más. Todo se grababa por triplicado. Había hasta un respaldo del respaldo. Y el audio tenía que ser propio.

En fin, el colmo fue, quizá cuando pidieron que quitaran “ese cuadrito” que estaba tras el templete donde hablaría Xi Jinping.  El “cuadrito” era nada menos que ¡¡el Escudo Nacional!! Lo querían quitar porque obscurecía la tez de su mandatario.

Con decirle que en cosas meramente técnicas, tuvo que intervenir muchas veces el embajador chino en México junto con la secretaría de Relaciones Exteriores. El equipo del Presidente chino para todo amenazaba con crear un “conflicto diplomático”.

 

Ya reapareció   Marcelo Ebrard @m_ebrard. Bueno, en Twitter, con otra cuenta llamada @AhoraVaMarcelo. Hasta el cierre de esta columna tenía  229 seguidores,  seguía a 631 twitteros y había enviado 223 tweets.

El tema con el que ayer bombardeó esta cuenta fue con  una crítica al  mensaje enviado por el Presidente Enrique Peña Nieto durante su participación en la reunión del G-8, donde se refirió a la reforma energética y posibles cambios a PEMEX. Ebrard hace hincapié en una posible privatización.