Nochixtlán, el nuevo Atenco de EPN

Nochixtlán es el nombre de un pueblo en Oaxaca en el que estaba uno de los bloqueos que se registran en ese estado por maestros opositores a la reforma educativa y por la reciente detención de líderes de la CNTE. La carretera estaba tomada desde hace ya 8 días y la Policía Federal y la del estado intentaron abrirla el domingo pasado. Se dio un enfrentamiento.

Hay pocas cosas claras de cómo fue que llegamos a tener 6 personas muertas: Anselmo Cruz Aquino, Jesús Cadena Sánchez Meza, Yalid Jiménez Santiago, Óscar Nicolás Santiago, Omar Santiago González y Andrés Aguilar Sanabria. De cómo llegamos a tener 53 civiles y 41 policías heridos. Pero pinta para convertirse en el nuevo Atenco de Enrique Peña Nieto.

Nochixtlán es la gota que derrama el vaso de la crisis en esa entidad, gobernada por Gabino Cué, quien dice todo transcurre con normalidad pese a que hay 10 carreteras bloqueadas (y la prensa dice que son 35). A saber qué entiende él por normal.

Tan normales son los conflictos en Oaxaca que el sábado, previo al conflicto allá –que no se gestó de un momento a otro– él estaba en la boda de Rafael Navarrete Quezada, secretario de Obras de Guerrero y ex delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en Oaxaca. A la boda, realizada en el Centro Cultural de Santo Domingo, también llegó Héctor Astudillo, gobernador de Guerrero.

El domingo, de acuerdo con el gobernador oaxaqueño y autoridades federales, participaron 400 elementos de la Policía Federal y 400 de la estatal sin estar armados. Ojo. En el bloqueo no sólo estaban integrantes del magisterio, sino también habrían participado simpatizantes de otras organizaciones ciudadanas, como la de los pueblos triquis.

Aunque ellos insistieron que no iban armados existen fotografías de policías con armas de fuego. La Comisión Nacional de Seguridad informó el domingo que “las imágenes eran totalmente falsas”… aunque ayer aceptaron que sí enviaron policías armados, pero sólo al final. Sólo fue tras que ellos mismos fueron “emboscados”, aseguró Enrique Galindo, comisionado de la Policía Federal.

¿Emboscados por quién? Es pregunta a contestar. ¿Cómo porqué, entonces, los servicios de inteligencia fallaron? ¿No es lo mismo que han dicho en otros casos como Apaztingan, Tlatlaya?

Mientras tanto el presidente, en Twitter, informa que comenzó la investigación: “He girado instrucciones para que, en el marco de la ley, se tomen las acciones necesarias para solucionar el conflicto”.

¿Será que al fin recibirán a los maestros que han pedido mil veces ser escuchados? ¿Será que ya Aurelio Nuño dará la cara? Ayer ni su tradicional visita de los lunes a escucha tuvo.

El #3de3 y ahora Nochixtlán. AMLO les da las gracias, por cierto.

Dos Presidentes fuera… de partidos. El primero fue Agustín Basave, del PRD; ayer el que también renunció fue Manlio Fabio Beltrones, del PRI. Vamos uno por uno.

–La vida y la política siempre imponen retos, que muchas veces no está por completo en las manos de uno resolverlos. No obstante, siempre es importante actuar con responsabilidad y asumir con lealtad las consecuencias– dijo ayer Beltrones al renunciar e hizo un llamado a su partido a entrar en una reflexión profunda.

Manlio consideró los priístas están “obligados a escuchar los reclamos de la población” que no sólo están contentos con “escuchar” que vamos bien, sino que quieren sentirlo.

Se rumoraba que Beltrones estaba dispuesto a quedarse si le dejaban actuar frente a gobernadores y pronto a ser exgobernadores corruptos. ¿Será una señal de que otra vez no harán nada? ¿De que, otra vez, el gobierno federal no entiende que no entiende?

El otro que ya se fue es Basave. Apenas el lunes pasado dijo que no sabía si se iba. A siete meses de asumir la dirigencia del partido ahora sí tira la toalla (ya había amenazado antes con renunciar cuando se negó el partido a dejarlo hacer las alianzas con el PAN que ahora medio le salvan la cara al partido)

Deshojar el girasol perredista no tomó tanto tiempo. Ya dijo que chao. La decisión la presentará en la sesión del Consejo Nacional en julio próximo y ahí se elegiría a su sucesor o sucesora para que finalice el actual periodo (que inició con la renuncia de otro que no terminó su tiempo: Carlos Navarrete).

A como dé lugar Nueva Izquierda, mejor conocida como la corriente de “Los Chuchos” no quieren soltar el puesto y podría ser Beatriz Mojica, la actual secretaria general, quien llegue a terminar el actual periodo de esta dirigencia perredista. Pero otros impulsan, también a Pablo Gómez.

Basave dice que una vez que deje el PRD regresará a su curul en la Cámara de Diputados y a escribir. Se va con una crítica: que la lealtad empieza por las tribus y el partido queda después.

No fue el PRI sino el PAN quien presentó la iniciativa para que todas las personas que reciban recursos públicos –toooodos, deje usted los empresarios, ¡los que reciban cualquier programa social! — se sometan a la ley general de responsabilidades Administrativas, y presenten su #3de3: sus declaraciones patrimonial, fiscal y de conflicto de intereses.

¿Recuerda querido lector, lectora que hasta la Coparmex protestó?

Entre el 8 y 12 de abril pasado, el senador panista por Coahuila, Fernando Salazar Fernández, integrante de la Comisión de Desarrollo Social y Estudios Legislativos, Segunda, presentó ese planteamiento a Pablo Escudero, presidente de la Comisión Anticorrupción.

Proponía incluso que la Auditoria Superior de la Federación pudiera revisar la contabilidad de la persona que recibiera recursos.

Quién sabe qué pasó entre abril y el pasado 15 de junio, cuando esa iniciativa la hizo suya Manuel Cárdenas Fonseca. El senador “independiente” –quien es suplente de Mónica Arriola, quien murió– la presentó y fue aprobada a las 2 de la mañana, por unanimidad de partidos.

Por cierto, este enfrentamiento sangriento en Nochixtlán se suma a una serie de eventos que se han registrado de manera reciente, pero también en los últimos años en Oaxaca.

Recuerde que Rubén Núñez, ex líder de la Sección XXII de la CNTE fue detenido el domingo 12 de junio en la Ciudad de México. Las autoridades federales lo acusaron de operaciones con dinero de procedencia ilícita por unos 24 millones de pesos, de acuerdo con la PGR. Actualmente está detenido en el Centro Federal de Readaptación Social de Hermosillo, Sonora.

A ese penal también fue trasladado Francisco Villalobos Ricárdez, quien era secretario de Organización de la Sección XXII. A él se le acusa de robo agravado de libros de texto.

Al interior de la disidencia magisterial, la presencia de Villalobos Ricárdez se le relaciona estrechamente con el ex gobernador Ulises Ruiz.

En mayo pasado, el secretario de Educación, Aurelio Nuño dio a conocer que un total de 3 mil 119 maestros de Oaxaca, Michoacán y Guerrero, quienes participaron en un paro de actividades y tenían más de 3 faltas.

De acuerdo con la Secretaría de Finanzas del gobierno oaxaqueño, por concepto de descuentos a maestros faltistas se obtendrían unos 12 millones de pesos, luego de un paro de labores de parte del magisterio de esa entidad.

Y al parecer en esa entidad las autoridades no entienden las lecciones.

Apenas en abril pasado la Comisión de la Verdad –integrada por el padre Alejandro Solalinde, Mariana Patricia Jiménez Ramírez y Diego Enrique Osorno– que investigó las violaciones a los derechos humanos cometidos durante el conflicto magisterial registrado entre 2006 y 2007 dio a conocer algunas de sus conclusiones. El pasado 14 de junio se cumplieron 10 años del enfrentamiento entre maestros y policías estatales y federales. Entre sus conclusiones consideraron que:

–El Gobierno estatal hizo uso indebido de la fuerza pública en contra de la población. Se considera también que los mandos superiores, medios y tropa de línea no acataron lo dispuesto en la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, Código de Conducta para Funcionarios Encargados de hacer Cumplir la Ley, Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley y en la Ley Orgánica de la Policía del Estado de Oaxaca, pero sobre todo al no aplicar los protocolos que garantizaran el respeto a los derechos humanos.

— El Estado violó los siguientes derechos humanos: derecho a la vida, a la integridad, el acceso a la justicia, la presunción de inocencia y acceso al debido proceso. La tortura fue sistemática y generalizada; hubo una frecuencia casi diaria detenciones a la población acompañadas de esta práctica. Tenemos documentado con los testimonios de las víctimas, elementos para presumir que se dieron crímenes de lesa humanidad.

Ayer se dio a conocer que Solalinde, el obispo Raúl Vera, Javier Sicilia, y algunos receptores del Premio Nacional de Derechos Humanos integrarían un grupo de trabajo para pacificar esa entidad.