Gracias Trump: Hillary. Buscando a Duarte.

En Estados Unidos finalizaron los debates entre Hillary Clinton y Donald Trump. Fueron tres y a decir del post debate los tres los ganó la candidata ante una posición crecientemente radical de él.

Vimos la tormenta que se avecina para nuestros vecinos del norte. Trump no está dispuesto a reconocer algo que no sea su triunfo. Ayer lo dijo:

–Voy a aceptar totalmente los resultados de esta gran e histórica elección…. si gano.

Ayer hasta escribió en su cuenta de Twitter que hubo mano blanca y que el moderador Chris Wallace, de Fox News, hizo preguntas inapropiadas. Un compló, pues.

Toda proporción guardada, porque hay muchas diferencias, a los mexicanos indudablemente nos recordó a alguien… ¿a quién? Si usted pensó que a AMLO, el líder de Morena ya mandó decir que “no manchen” a quienes tienen esas ocurrencias de similitudes.

Pero una de las cosas más notables de la noche fue el regalo que le hizo a Clinton al intentar descalificarla. Peor para él porque apenas había declarado que (se vale reír) nadie respeta más a la mujeres que él. ¡Imagínese!

Sin intención de ser escuchado musitó: “such a nasty woman” ante el micrófono. Algo así como: “Qué mujer tan desagradable”.

El apoyo en redes fue inmediato y el momento fue muy bien aprovechado por Clinton. Su equipo, a los pocos minutos de dicho esto, ante el apoyo recibido en redes sociales registró la pagina www.nastywomengetshitdone.com  (algo así como “Las mujeres desagradables hacen que las cosas pasen”) para redirigir a la página oficial de su candidata.

Quién diría que Trump le daría, quizá, uno de los slogan más contundentes de campaña. Será desagradable, puede ser, pero hace que las cosas pasen.

Y de la visita de Trump a México, ya para qué hablar. Cito lo que le dijo Clinton:

“Cuando se trata del ‘muro’ que Donald Trump dice que va a construir, él fue a México tuvo una reunión con el presidente mexicano y ni si quiera lo sacó, se ahogó, y luego entró en una guerra en Twitter porque el presidente mexicano dijo ‘no vamos a pagar por ese muro’”.

A estas alturas supongo que nadie en Los Pinos piensa que fue una buena idea invitarlo. ¡O quién sabe!

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró la inconstitucionalidad del artículo 58 del Código Civil de la Ciudad de México- ¿A qué se refiere? A la obligación de, a la hora de registrar un recién nacido, hacerlo con el apellido paterno primero.

Con la medida tomada por los Ministros, ahora corresponderá a los padres decidir el orden de apellidos, pero tomando en cuenta que debe ser en común acuerdo.

Me gustó lo dicho por el Ministro Arturo Zaldívar, quien presentó el proyecto, en una entrevista:

–Hay un derecho a la vida privada de la familia en el cual, en principio, no puede intervenir el Estado y entre ellos está el orden de los apellidos. Por una parte se hace el reconocimiento de este espacio en el cual el Estado no puede intervenir, pero por el otro lado, coadyuva a un cambio cultural en entender que el papel de la mujer en la sociedad ha cambiado.

Por cierto, muchas felicidades a Paula García Villegas, quien como juez (ahora es magistrada) fue la primera que otorgó el amparo a los padres de familia que querían invertir el orden de los apellidos. Ella fue la primera en interpretar que el apellido del padre no necesariamente tendría que venir antes. Si fuera el caso de la misma juez, y sus padres lo hubieran querido así, ella se apellidaría antes Sánchez Cordero, como su madre, Olga. Sí, la ministra en retiro de la Suprema Corte de Justicia. Es justo decir que de tal palo, tal astilla. Aunque pudiera ser un símil un tanto ¿heteropatriarcal?

¿Y dónde está Javier Duarte? Nadie sabe, nadie lo ha visto. Si lo ve, por favor dígale que tiene una cita para acudir el próximo martes 25 de octubre a la comparecencia ante su partido con Comisión de Justicia Partidaria, donde podrían tomar la decisión de expulsarlo del tricolor.

Él, a quien nos vendieron como representante del nuevo PRI –¿verdad, EPN?—tras pedir licencia no aparece. Ni la PGR sabe donde está. Y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dice que “cree” que sigue en el país.

El Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra´ad al Hussein,  dio a conocer ayer una lista de 14 recomendaciones a nuestro gobierno. Son parte de las evaluaciones hechas a raíz de la visita que hizo a nuestro país en octubre de 2015. Las pude consultar en: http://hchr.org.mx/images/doc_pub/RespuestaGobMex_ES.pdf

No es un informe que le agradará al gobierno mexicano.

Que hay una “impunidad imperante en el país”, por esta razón, propone la creación de un consejo asesor integrado por personas de renombre y expertos que asesoren al Estado Mexicano sobre “estrategias y reformas que impulsen las capacidades de investigación  y sanción” en materia de derechos humanos.

La segunda es que no hay una “debida investigación  de graves violaciones a los derechos humanos”. Sugieren una  oficina especializada en la PGR, encabezada por un experto, ojo, en materia de desapariciones forzadas, tortura y ejecuciones extrajudiciales y en combate a la impunidad.

En cuanto al Código de Justicia Militar, propone, además de mayor apertura para que la justicia civil  investigue abusos cometidos, también reformas a fin de que también se conozcan casos de violación a los derechos humanos de los militares (un asunto pendiente).

La cuarta recomendación gira en torno a reforzar los mecanismos para que las tareas de seguridad pública se rijan bajo los estándares de respeto a los derechos humanos, “y garantizar una efectiva rendición de cuentas por violaciones cometidas por miembros de las fuerzas armadas”.

El Alto Comisionado recomienda implementar una ley nacional sobre el uso de la fuerza, basada en estándares internacionales. Asimismo considera necesario tener instituciones forenses autónomas e independientes.

Consideran necesario tener una ley en materia de registro de detenciones. Crear un registro nacional unificado tanto de detenciones como de personas encarceladas, a fin de evitar desapariciones, actos de tortura y  detenciones arbitrarias.

La octava recomendación gira en torno a la necesidad de lograr la independencia de las instituciones encargadas de administración  y procuración de justicia.

Zeid Ra´ad al Hussein pide  la ratificación de las normativas internacionales en materia de derechos humanos y protección.

Seguro a muchos en el gobierno federal no les agradó la recomendación de crear un mecanismo inter-institucional de alto nivel, el cual se encargue de dar seguimiento a todas las recomendaciones internacionales en materia de defensa a los derechos humanos.

Estas recomendaciones también  van en torno a los derechos de las comunidades indígenas. La ONU-DH  solicita que éstas sean consultadas en torno a decisiones que puedan afectarlos, principalmente aquellas  “de desarrollo, de corporaciones nacionales e internacionales, apegándose a los estándares internacionales de derechos humanos”.

Sugieren  también “incorporar más la perspectiva de derechos humanos en políticas públicas sobre mujeres”.  Consideran necesario combatir la violencia contra este género.

Consideran  que todas las instituciones locales y federales, evalúen “el impacto de las políticas públicas relacionadas con derechos humanos mediante la plena implementación de la metodología de indicadores de derechos humanos” de ese organismo.

Finalmente recomiendan la implementación de leyes en materia de desapariciones y tortura, bajo los lineamientos internacionales en materia de derechos humanos.

El gobierno mexicano dio acuse de recibo, y entre que “coincide”, “comparte la preocupación” y “considera una idea muy interesante”, prometen atender esta tipo de observaciones. Las respuestas completas pueden observarlas en este link http://hchr.org.mx/images/doc_pub/RespuestaGobMex_ES.pdf

Hablando de ex gobernadores, quien ayer reapareció en una audiencia por un juicio civil en la Ciudad de México fue Humberto Moreira. Acudió en torno al juicio en contra de Pedro Ferriz de Con. Desde noviembre de 2012, el ex líder nacional del PRI declaró que lo demandaría por daño moral debido a comentarios hechos en contra de su persona y la de su hijo José Eduardo, asesinado en octubre de 2012.

En el Senado de la República ayer salió humo blanco para elegir a los nuevos 7 Magistrados de la Sala Principal del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, quienes deberán iniciar funciones el próximo 4 de noviembre.

Ellos, Indalfer Infante González (ex integrante del Consejo de la Judicatura Federal) y José Luis Vargas Valdés (ex titular de la Fiscalía Especializada en Atención a Delitos Electorales) estarán en funciones hasta el 31 de octubre de 2019.

Otros dos, Reyes Rodríguez Mondragón ( ex Magistrado del TEPJF en la Sala Monterrey, y ex secretario técnico de la Comisión de Justicia del Senado) y Felipe Fuentes Barrera ( ex Magistrado de Circuito, en 2015 fue candidato a Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación), finalizarán su periodo el 31 de octubre de 2022

Mientras que a los tres restantes, Mónica Soto Fragoso (ex presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Sala Jalisco), Janine Otálora Malasis (ex Magistrada del TEPJF en la Sala Distrito Federal) y Felipe de la Maza Pizaña (ex Magistrado de la Sala Regional Especializada del TEPJF), les corresponderá calificar dos elecciones presidenciales, las del 2018 y 2024, ya que su periodo finaliza el 31 de octubre de 2025.

De los 7 nuevos funcionarios, todo indica que de ellos, uno fue apoyado por el PRD y uno más por otros partidos de oposición. El PAN se habría encargado de la designación de dos, y el PRI, de tres.

Y sí, sólo hay dos mujeres, quienes fueron electas de entre igual número de ternas integradas solamente por mujeres.