Archivo de la etiqueta: Coparmex

Nueva crisis, viejos pactos

Ayer al escuchar las discursivas de los firmantes del nuevo Pacto que se firmó ayer, recordé que, contrario a las matemáticas, el orden de los factores sí altera el producto en política. También me quedó clara la enorme distancia entre el gobierno y sus gobernados: definitivamente no entienden nada –quizá ni quieren entender—las muchas causas del descontento social.

Qué diferente hubiera sido al menos que, tras bien saber que la gasolina aumentaría al inicio del año y lo que provocaría, que adicionalmente es un año de retos y que no sabemos qué pasará con el gobierno de Donald Trump (varias cosas, no una sola) esto que vimos ayer en Los Pinos se hubiera realizado antes. Como a finales del año pasado, por ejemplo.

Pero no, como bien escribía ayer Gabriel Guerra Castellanos, esto fue lo que hizo el gobierno federal: “Se preparó para este acontecimiento de la manera más lógica y sensata: yéndose de vacaciones”. Ni aún viendo las olas que se provocaban desde el día primero del año decidieron regresar un poco antes del campo de golf y contestar algunas preguntas.

Por lo dicho ayer por la Coparmex, queda clara otra cosa, además: que sólo fue hasta después del fallido mensaje de Año Nuevo de EPN, donde acuñó ese clásico instantáneo de la burla, el #QuéHubieranHechoUstedes, que decidieron hacer algo más.

Siempre innovadores, a este gobierno se les ocurrió voltear a los 80 como inspiración. Qué gran idea: hagamos un Pacto a la manera de los gobiernos de Miguel de la Madrid y Carlos Salinas. Hagámoslo en unos cuantos días, por qué no, se dijeron. Mandemos el borrador del acuerdo dos horas antes para que todos lo firmen (por eso la Coparmex se negó a hacerlo: les pareció poco serio negociar algo en 3 días y con un borrador entregado dos horas antes).

Un Pacto que hasta un personaje como Carlos Aceves del Olmo, de la muy priísta Confederación de Trabajadores de México, CTM, ayer mismo criticó todo lo veladamente que lo hace un priísta, al instarlos a llegar a más acuerdos y más rápido. Fue él mismo quien recordó su parecido con otros Pactos presenciados hace décadas:

–Siempre firmábamos con la esperanza que viniera una mejor situación para los trabajadores; pero el tiempo que no perdona hacía que se fuera desvaneciendo, que hubiera compromisos como `Sí, señor Presidente, lo que usted diga Señor Presidente´ ” y no pasaba nada más.

Que conste que lo dijo él.

Ya sé que el #QuéHubieranHechoUstedes fue retórico porque el Presidente y su gobierno tienen la convicción de que no se equivocan y hacen todo bien, pero, dado que tras decirlo sí se han recibido muchas propuestas diferentes, ¿no hubiera estado bien convocar a un diálogo para llegar a un acuerdo mucho más amplio? ¿qué sí procesara diferencias y no sólo planchara en días un comunicado, una foto, una mesa en Los Pinos? ¿Por qué no hacer también una mesa más amplia que también contemplara el discutir qué hacemos con el contexto internacional mientras que Luis Videgaray se gradúa en The Apprentice, temporada Foreing Relations?

No, para qué. Hay que apelar a la “unidad” y listo. “Unidad”. ¿En torno a qué y a quién, a qué ideas, propuestas, acciones? Parece un llamado vago, pero ah, cómo se repite.

Me provocó sorpresa el tono casi regañón ayer de Alfonso Navarrete Prida, su discurso dejaba ver cero autocrítica. Era la reiteración de que en México conviven estos dos mundos, al menos: el del gobierno y el de los ciudadanos de a pie; realidades que coexisten y no dialogan.

Me sorprendió la reiteración de datos que ya se han probado inexactos, por decir lo menos, sobre el supuesto recorte o austeridad de los gastos del gobierno en 52 mil millones de pesos, en 2015, cuando en realidad el gasto aumentó hasta 185 mil 500 millones de pesos. También el recorte de 20 mil plazas, y que está  documentado que no hubo tal. Como si una mentira dicha muchas veces se volviera verdad aún en estos tiempos de la transparencia y sabuesos en vivo.

En fin, ayer un grupo de organizaciones y personas firmamos un desplegado que apareció en El Universal al que nos convocó Causa en Común, de María Elena Morera. Se titula: “El descontento social no terminará mientras no se frente la corrupción y la impunidad”.

Cito el comunicado de Coparmex, quien ayer se negó a firmar, que sólo mencioné hace unas líneas:

–El gobierno, quien administra los recursos públicos, está obligado a asumir compromisos específicos para mejorar el manejo del presupuesto, eficientarlo, transparentarlo y, en su caso, corregir o castigar su mal uso…un verdadero Acuerdo Nacional requiere ser inclusivo y producto de una profunda reflexión y proceso de consenso social.

En fin, ¿qué es lo que se firmó ayer, el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico  y la Protección a la Economía Familiar? Es una carta de buenas intenciones para hacer frente a la inestabilidad económica actual, cuyo componente principal es el aumento en los precios de las gasolinas.

¿Qué se buscará? En resumen ejecutivo, evitar que la ola de aumentos perjudique a la economía nacional. Que en el gobierno federal sí están trabajando en beneficio de la economía de las familias mexicanas.

–De ser necesario se permitirá importación preferencial de productos básicos cuando se detecten grandes aumentos en sus precios.

En torno al alza del transporte, se pondrá en marcha el Programa de Apoyo Federal al Transporte Masivo. se invertirá más y se buscará ampliarlo a 50 ciudades del país. ¿Con todo y recortes presupuestales?

Reiteró la reducción del 10 por ciento a salarios para mandos superiores de la administración pública federal. Nada de rechazar vales de gasolina ni esos privilegios.

No habrá recorte a los ingresos que reciben las familias más desprotegidas del país, vía los programas sociales.  Se pondrán en marcha nuevos estímulos fiscales de inversión, y se buscará agilizar los trámites para pequeñas y medianas empresas, a fin de generar fuentes de empleo.

Él lo dijo

–Hay voces que desde ahora se alzan promoviendo una estrategia de conflicto, otras voces pronostican la sumisión. México no va a actuar por ninguna de esas puertas falsas. (Actuaremos) con dignidad y con inteligencia, abriendo las puertas del diálogo. Vamos a negociar con una gran seguridad en nosotros mismos, sin miedo, sabedores de la importancia que tiene México para los Estados Unidos en lo económico, en lo social y lo político: el recién estrenado canciller Luis Videgaray ante embajadores y cónsules.

Todo se puede en el Estado de México, hasta que alguien como Isidro Pastor se postule como candidato independiente. Si el nombre le suena familiar es porque él fue presidente del PRI mexiquense en tiempos de Arturo Montiel.

A saber cómo se convierte al independentismo, porque apenas la semana pasada era secretario de Movilidad del gobierno de Eruviel Ávila, y fue presidente del PRI mexiquense.

Caray, en julio de 2002, en torno a los comicios estatales, Pastor respondía así sobre el trabajo que realizar el tricolor en ese territorio y el temor a perder esa entidad:

–No tiene por qué, el priísmo del Estado de México se diferencia de los otros 31 priísmos y del nacional, aquí también somos milicianos, estamos luchando por incidir en la sociedad con respeto a los derechos de todos…Sin que yo acepte que nos estamos asemejando a esquemas de partidos totalitarios, como el de la Unión Soviética, el partido nazi, o el fascista en Italia, ellos para lograr un cambio tuvieron que amarrar conciencias, despertar; aquí nosotros también queremos tocar al corazón de la gente, ir a su razonamiento para hacer algo por México…al final se equivocaron, avasallaron los derechos fundamentales del hombre… Qué malo por ellos, pero nuestro partido tiene su lema: la justicia social, y esa es su orientación. En el despertar conciencias, moverlas, pudiéramos parecernos a lo que   hicieron en su momento.

Al saqueo de las arcas del gobierno de Veracruz, encabezado por el ex gobernador Javier Duarte, debe sumarse ahora el nombre de David Martínez Cárdenas, ex jefe de escoltas del góber prófugo. Nadie sabe dónde quedaron las camionetas y vehículos, en total 7,  blindados que tenía a su cargo.

De acuerdo con ex integrantes de su equipo de trabajo, Martínez Cárdenas también habría servido de prestanombres de Duarte para adquirir diversas propiedades en el país. Y a todo esto, ¿nadie busca a Javidú?

Empresarios al grito de (am)paro

Es muy interesante lo que ha pasado con el gremio empresarial (chicos, medianos y grandes) en los últimos meses: han dado pasos nunca antes visto de crítica y defensa de sus intereses.

Los vimos protestar en el Ángel de la Independencia, al exigir un verdadero Sistema Nacional Anticorrupción. Luego también quejarse de que ellos tuvieran que entregar su #3de3 según una ley aprobada que duró pocos días. Esto porque luego de una reunión con el presidente Enrique Peña Nieto, la presidencia de la República vetó el artículo 32, y los empresarios (y otros muchos actores sociales) dejaron de ser sujetos a la iniciativa.

Pero hace unos días nos volvieron a sorprender. No sólo anunciaron un inédito amparo contra la inacción del gobierno federal, sino que se fueron a paro (ayer en Oaxaca, por lo pronto).

Vamos por partes.

La COPARMEX, encabezada por Gustavo de Hoyos Walther, presentó un juicio de amparo en contra del presidente Enrique Peña Nieto y el gobierno federal por la inacción en contra las movilizaciones del magisterio en varios estados del país en contra de la Reforma Educativa, y que afectan a los empresarios.

El amparo está planteado como un dilema entre fronteras entre derechos humanos, lo que es muy interesante. Denuncian que las protestas en Michoacán, Guerrero, Chiapas, Oaxaca y la Ciudad de México, han violado los derechos de libre tránsito, alimentación, a la salud, derecho al trabajo, y claro, a la educación. Los maestros, por su parte, reivindican su derecho a la libre manifestación.

Pero no es el único grupo empresarial que se suma de una u otra manera.

Juan Pablo Castañón, del Consejo Coordinador Empresarial, avaló el amparo promovido y exigió al gobierno fijar fechas y plan de acción para terminar la crisis.

En la Ciudad de México, la CONCANACO también anunció que si la situación no cambia, en la capital del país se sumaría al paro de empresarios y éste se realizaría el miércoles 17 de agosto próximo.

Otro de los brazos empresariales, la Confederación de Cámaras Industriales, CONCAMIN, advirtió que podrían suspenderse inversiones en las entidades donde se registran actualmente las protestas, las cuales ascienden a aproximadamente 50 mil millones de pesos.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado calcula en 4 mil 200 millones de pesos las perdidas en el sector empresarial a causas de la protesta magisterial.

En Acapulco, la Confederación de Cámaras Industriales y Empresariales del Estado de Guerrero exigieron desde julio pasado al gobierno estatal medidas para proteger a los empresarios de la entidad.

La Cámara Nacional del Transporte de Carga, CANACAR; la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo, CANAPAT y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, AMDA, solicitaron al gobierno de Michoacán, a autoridades federales, y al Congreso de la Unión, tomar medidas ante los bloqueos y las pérdidas de empleo en esa entidad.

Distintos empresarios incluso amenazaron con dejar de pagar impuestos: presentar declaraciones fiscales en ceros ante las pérdidas que han registrado. Desde el SAT, su director Aristóteles Núñez ya advirtió que eso es violentar la ley, la cual ellos mismos exigen al gobierno hacer cumplir. El director del IMSS, Mikel Arriola ya advirtió que los empresarios no pueden dejar de pagar sus cuotas a ese instituto. En caso de hacerlo, se ejercerán “facultades coactivas”.

La situación es inédita, pues. Toda.

 Ayer, en Oaxaca, los empresarios convocaron a cierre de comercios, y se calcula que atendieron el llamado unos 3 mil comercios agremiados a la Coparmex y organizaciones locales. Piden declarar al estado zona de desastre económico.

Algunas de estas organizaciones publicaron un desplegado en el cual exigen a los tres niveles de gobierno la aplicación del Estado de Derecho. Hasta pidieron que Miguel Ángel Osorio Chong se traslade a esa entidad para conocer la realidad de lo que sucede, que no es lo mismo ver la situación desde (un autobardeado) Bucareli.

En la Casa de Gobierno colocaron letreros en contra del gobernador Gabino Cué. Al paro se sumó el transporte público. Ayer Oaxaca parecía domingo.

En Michoacán, el Consejo Coordinador Empresarial local, vía su presidente Arcadio Méndez, pidió el cierre de escuelas Normales Rurales, toda vez que, según él, “hay grupos guerrilleros adentro, que los están preparando (al alumnado); sabemos que el primer año es enseñarles tácticas de guerrilla”. Vaya generalización.

Es muy interesante lo que está pasando con el empresariado.

Por cierto, el amparo presentado por la COPARMEX fue admitido y hay algunos antecedentes.

El amparo lo recibió el juez Agustín Tello Espíndola. Él dio trámite a una demanda presentada por algunos de los familiares de los 72 migrantes masacrados en San Felipe, Tamaulipas, ante las fallas presentadas por la CNDH en torno a esa investigación. En diciembre pasado otorgó un amparo a Miguel Covián Andrade, ex magistrado del Tribunal Electoral del Distrito Federal, a fin de que se le pagaran indemnización y salarios caídos por un periodo de cinco años, cuando fue destituido por la presunta venta de plazas. La indemnización obtenida sería de entre 15 y 18 millones de pesos.

Sólo hay, hasta donde averigüé, otro caso similar de amparo vs. inacción del Estado: en junio de 2015, diversas organizaciones académicas y ciudadanas, entre ellas la Universidad de Guadalajara, la Universidad Panamericana y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, ITESO, presentaron una demanda de amparo colectivo ante la inacción de funcionarios del gobierno federal y del gobierno de Jalisco, en torno al clima de inseguridad que se registraba en ese momento en la entidad. Se agruparon en el colectivo Aboguemos por Jalisco e incluso realizaron manifestaciones en la Ciudad de México para exigir justicia. No me queda claro qué pasó con esto, ayer busqué a los promotores de esta iniciativa. El abogado Pablo Medina Magallanes prefirió no hablar del tema.

En abril de 2013, la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos de Acapulco Canaco-Servytur, una acción similar pero no ante un juez sino ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos: una queja contra Enrique Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio, los entonces comisionado nacional de seguridad y gobernador, Manuel Mondragón y Ángel Aguirre, por la omisión a la aplicación de al ley en torno a los bloqueos que realizaba entonces la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero, CETEG, principalmente por la violación al libre tránsito en la Autopista del Sol, ante los bloqueos del magisterio en contra de la reforma educativa. La CNDH abrió una investigación al respecto.

Si Zapata Viviera….no sé si hubiera estado en el mitin realizado ayer en el Zócalo capitalino, al cual asistió un enorme contingente de campesinos provenientes de varios estados, para exigir un nuevo pacto social entre campesinos y el gobierno federal. Recuerde querido lector, lectora, que diversas organizaciones han exigido más apoyo al campo, y ayer, en torno a la conmemoración del 37 natalicio de Emiliano Zapata, se realizó una marcha.

Pero varias situaciones extrañas sucedieron ayer. Por un lado, nadie impidió –como sucede con los maestros, por ejemplo– el acceso de los trabajadores del campo. ¿Desde cuándo un secretario de Estado no encabeza o es parte invitada de un mitin crítico en la Plaza de la Constitución? Ayer lo hizo José Calzada, de la SAGARPA, ¡hasta habló en el templete! Es más, hasta acudió Miguel Ángel Mancera, quien se comprometió a hacer una alianza con los trabajadores del campo.

Él lo dijo:

–Es una confrontación de ideas, no estamos pretendiendo acceder al poder o pelear por el poder político porque esa no es nuestra tarea…Hay una confrontación de ideas; pero no una guerra…tampoco la iglesia tiene interés el provocar una guerra, como si faltara en México, ¿no? con tantos problemas que estamos viviendo….pero esto (la discusión por la iniciativa presidencial del matrimonio igualitario) no está llevando a que la Conferencia Episcopal, por ejemplo, esté haciendo un proyecto para derrotar al PRI y hacer que suba el PAN. Creo que pensar eso es tener mucha imaginación: Hugo Valdemar, Vocero de la Arquidiócesis de México, en entrevista con Juan Bustillos y Hugo Páez.

Dice Valdemar, incluso, que tiene mejor relación con Peña Nieto que con Felipe Calderón. ¡Imagínese sino!

Lo cierto es que Desde la Fe, órgano de difusión de la Arquidiócesis, lleva varios números con diversos artículos (con argumentos dudosos) atacando la iniciativa del matrimonio igualitario.

A poco menos de dos años para los comicios presidenciales del 2018, dos de los tres punteros están ya con los guantes puestos para el debate.

En un atril, que no en una esquina, Margarita Zavala, una de las favoritas dentro del PAN para que ese partido regrese a Los Pinos.

En la otra, Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, quizá el más posicionado.

Zavala criticó las fallas que ha tenido el presidente Peña Nieto en materia de ética, corrupción y autoridad moral y Chong dio acuse declarativo de recibo, respondiéndole que primero revisara la gestión de Felipe Calderón.

Margarita –bien por ella– lo retó a debatir el tema pero no ha contestado.

Estaría bien escucharlos discutir a profundidad el tema.

SNA y los extraños #3de3

Dicen que de la 1 a las 6 de la mañana, legisla el diablo. No podría dar fe de una aseveración así, pero sin duda que sí suceden cosas muy extrañas.

Hablemos del Senado a las 2 de la mañana del miércoles. De pronto, un senador independiente (Manuel Cárdenas Fonseca, quien llegó por el Partido Nueva Alianza, supliendo a Mónica Arriola) sube y se saca de la manga una propuesta de añadido a un dictamen del artículo 32 de la Ley de Responsabilidades Administrativas. Lo presenta.

Sorprende lo que pasa después, senadores de todos los partidos lo escuchan y deciden apoyarlo (95 votos a favor del PRI, PAN, PRD, PT, PV e independientes, 4 en contra del PT y PAN y 2 abstenciones del PAN). Me llama la atención que lo hagan, sobre todo, los priístas, que este sexenio se han caracterizado por planchar (acordar todo) antes de llegar al Pleno y no moverse del acuerdo, sólo para excepciones muy escasas.

Ayer escuchaba a Pablo Escudero, senador sandía (verde por fuera, rojo por dentro) decir que así fue. Casi casi como si hubieran tenido una epifanía y al escuchar la propuesta de Cárdenas de pronto se les reveló una verdad: que la corrupción también viene de la iniciativa privada.

Y entonces, aprueban algo que, de pasar así, haría que todo aquel que reciba dinero público (se puede entender, por la redacción, que hasta un becario de programa social) tenga que presentar su 3de3, es decir, declaraciones patrimoniales, de interés y fiscal; cuando ellos mismos un día antes, en una sesión también de madrugada, se negaron a imponerse esa obligación.

Suena como a psicología inversa en un irracional racional. Algo así como: “No me pidas que haga yo lo que tú mismo no estás dispuesto a hacer” y dirigido a la clase empresarial que promovieron el 3de3, la Coparmex, en particular (que por cierto, ayer distribuía “kits anticorrupción” y ¡¡quién los viera!! hasta a El Ángel fueron a manifestarse).

Suena así también por la respuesta de Emilio Gamboa de que ellos, los legisladores, también tenían “ocurrencias”.

En fin, raro, muy raro. ¿En serio el PRI quiere, además pelearse con los empresarios? No parece una buena idea. Pero bueno, tantas cosas que pasan en este país no lo son.

Parece evidente que un artículo así no podría pasar. ¿Se imagina? ¿Qué institución en el mundo podría procesar millones de 3de3? ¿O es sólo una cortina de humo para dejar a un lado las críticas a los senadores que una noche votaron en contra –o ni votaron– de la obligación de publicar su propio 3de3 que era la petición más visible de la iniciativa ciudadana que se discutió?

Ojalá y no trastoque los acuerdos, buenos, a los que sí se llegaron con otras partes del Sistema Nacional Anticorrupción que ha ido avanzando (quizá no tan rápido como muchos desearíamos).

Pero ahora volvamos a la otra votación de la madrugada del miércoles. Gracias, es un decir, a que varios senadores no votaron a favor de la #3de3, salió descafeinada. O al menos sin el artículo más mediático y pedido (que más resistencias enfrentó también) en una suerte de limbo donde nada bueno se antoja pueda salir.

Una cosa queda clara: qué miedo, pánico, le tiene la clase política a dar a conocer la riqueza, que, se antoja evidente, tienen. Deben tener medido lo que provocaría que lo supiéramos y no les conviene. La pregunta es si el hecho de cerrarnos la puerta en la nariz, a pesar de más de 600 mil firmas ciudadanas, tendrá un efecto menor.

La votación fue cerrada y si la oposición hubiera votado toda a favor, hubiera salido, pero no. Una serie de contratiempos, pretextos y sencillas pichicateces lo impidieron.

Con 59 votos en contra; 51 a favor, 1 abstención (de Ana Gabriela Guevara) y 17 senadores que no votaron, no habrá la obligación de los funcionarios públicos de hacer públicas sus declaraciones patrimoniales, de intereses y fiscales.

La bancada del PT, muy cercana también a Morena, decidió que entre algo y nada, preferían la nada. O esa es la versión oficial. Manuel Bartlett hizo saber, a nombre de Héctor Adrián Menchaca, Martha Palafox (quien no asistió a la sesión), Carlos Manuel Merino, Marco Antonio Blásquez Salinas y Layda Sandores, las razones de los senadores del PT del por qué no votaron, punto. Ni a favor ni en contra: no estaban de acuerdo porque el Presidente no se hacía responsable de delitos de corrupción porque no se juzgaba a los expresidentes, entre otras cosas.

Es una pena. Layda Sansores dijo, un día después que el no voto lo consideraba un error. Demasiado tarde. ¿Por qué lo habrán hecho en realidad? ¿O usted cree en la versión de Bartlett?

La senadora Luz María Beristain, del PRD, publicó en su página de Internet la razón del su voto en contra. Se justificó al decir que dictamen “desvirtuó la iniciativa ciudadana quedando en una ley que no responde a la propuesta que impulsaron asociaciones civiles”. Pues quien sabe porqué el resto del PRD no lo consideró así.

El senador panista Héctor Larios dijo que estaba en un asunto personal y no calculó bien los tiempos para regresar a tiempo.

Busqué la justificación del ex coordinador de los panistas, Jorge Luis Preciado. Su vocero me pidió un poco de tiempo y hasta el cierre de este espacio no recibí respuesta.

Teófilo Torres, del PRI, justificó ante la mesa directiva su inasistencia antes de la votación

Hubo tres senadores con problemas de salud:

Adriana Dávila, senadora del PAN por Tlaxcala, presentó hasta justificante médico: infección en vías urinarias. De acuerdo con la receta emitida por Patricia Rosales Cruz, doctora del servicio médico del Senado, fechada el martes 14 de junio, quien le “sugiere reposo relativo de 2 a 3 días”. Ella lo tomó inmediatamente.

El senador panista José María Martínez Martínez dio su explicación en su portal de Facebook. Igual, enfermedad. Que no ha ido ni al Senado y lo informó antes.

Benjamín Robles, quien fue candidato del PT al gobierno de Oaxaca, presentó signos de agotamiento. Aunque durante la sesión del martes presentó reservas en torno al proyecto de 3 de 3, cuando subió tribuna comenzó a tener problemas de gesticulación. Lo llevaron al hospital; otra opinión médica lo corrobora. Tendrá 15 días de reposo.

Alejandra Roldán Benítez, quien es suplente de Lorena Cuéllar, quien buscó la gubernatura de Tlaxcala tampoco votó. Ni en el PRD saben porqué.