Archivo de la etiqueta: #DISTORSIONAR

Lo que parece (no) es. Voceros de Dios}

Enrique Peña Nieto ha dado por estos días entrevistas –una al director de El Universal, Francisco Santiago– y es interesante escucharlo. Escucharlo no sólo en lo que dice sobre su gobierno, la sucesión, Ayotzinapa, Trump… sino también en cómo es que ve, escucha, entiende algunas críticas que se hacen a su gobierno.

Encuentro que en otra entrevista, con Pascal Beltrán del Río, menciona mucho la palabra “distorsión” y “distorsionante” para que nosotros, mexicanos (y claro, mexicanas) que no sabemos qué es gobernar, entendemos los predicamentos a los que él se enfrenta día con día.

Distorsión es, lo chequé ayer con la Real Academia Española, una torsión, deformación o desequilibro, en este caso, para interpretar o presentar hechos. Y a eso atribuye nuestro Presidente que –pese a que ellos hacen las cosas bien, faltaba más– aún muchos ciudadanos no compartamos la misma visión en casos puntuales que nos enojan. Sobre todo en materia de derechos humanos o el papel de los gobiernos y políticos. Que se distorsionan “escenarios de realidad” o se dan crédito a una “percepción de verdad” que no es así.

Hay que citarlo:

–Hoy, como la información va corriendo de manera muy rápida, a veces es información distorsionante, que parte de falsedades o de mentiras, y que llegan a generar, a veces, una percepción de verdad, cuando no es así, entre la sociedad. (…) Entendemos muy bien este ánimo de crispación social que hay a veces. Te repito y yo creo que por realidades distorsionadas, por tanta información que corre a veces a través de distintas plataformas.

Hay otra cita a “distorsión”. Que es cuando habla de Iguala, de Ayotzinapa, y el trabajo que ha hecho la PGR:

–Creo que hubo enormes distorsiones a un empeño real y genuino del gobierno de la República…. Ha sido un tema yo creo que muy trastocado, con mucha opinión y que yo creo que ha distorsionado mucho el trabajo serio, profundo y cuidadoso que la Procuraduría ha venido haciendo.

Así que ya sabe: si no le cree al Presidente o bien tiene una percepción distinta a lo que hace su gobierno es que usted tiene una realidad distorsionada. Cheque sus niveles de realidad, que los de Los Pinos –¿o le queda alguna duda?– están bien. Al diablo con la frase de Jesús Reyes Heroles quien aseguraba que, en política, “Lo que parece, es”.

Ahora hay que plantearlo así: “Si lo que parece va en contra de la versión del gobierno, cheque las plataformas a través de las cuales se informa porque puede ser que usted tenga una realidad distorsionada y lo que parece no es”.

O algo más sencillo pero con el mismo mensaje. Hay que trabajarlo, pues.

Quién sabe qué ejercicios de reflexión personal o pastoral hagan los integrantes de la Arquidiócesis Primada de México, de la cual Norberto Rivera Carrera es su cabeza.

Se tardaron 22 días en publicar en el semanario “Desde la Fe” una reflexión acerca del mensaje que el Papa Francisco les dio a los Obispos en la Catedral Metropolitana. Una de dos: o les costó demasiado entender el mensaje o de plano les valió y ahora casi casi dicen que hubo compló (AMLO dixit) contra ellos.

Recuerde que Francisco –en el mensaje que, además, más me gustó de su visita– les dijo “príncipes” que no reflejaban el mensaje; que estaban demasiado atentos a los nuevos “faraones” (los políticos) y para acabarla que si tenían que pelearse, lo hicieran como “hombres” , de frente, para después rezar juntos.

Pues ahora dicen que este mensaje fue fruto de “un mal consejo de alguien cercano a él”. Es decir, queda claro que no Rivera Carrera.

–La mano de la discordia intentó poner acentos negativos, parcializando la visión de la Iglesia, y trató de influir en el discurso pontificio para conseguir un efecto contrario en el público al subrayar desafíos y tentaciones como males del episcopado.

Otro que dice que lo que parece no es.

¿Volteamos a ver a dónde cayó la pedrada? ¿En Morelia, Oaxaca o Coahuila?

“Pink… el rosa no es como lo pintan” es un excelente ejemplo de un dilema moderno: la discusión de la frontera entre derechos. En este caso el del derecho a la libre expresión y por otro el de la no discriminación.

Se trata de una película en la que su director, Francisco del Toro, cristiano confeso (él dice que incluso trabaja para Dios, quien está muy contento con su cinta) hace una critica del matrimonio entre personas del mismo sexo. Me gusta que no se anda por las ramas, no disfraza su punto de vista y está absolutamente en contra. Para ello cita la Biblia, no duda en llamar lo heterosexual lo único “normal”, y cosas así.

Sabrá que no comulgo con esta visión de sociedad, que me parece discriminatoria, de otro siglo, contraria al Artículo 1º. Constitucional a fallos recientes de la Suprema Corte de Justicia y a la terca realidad que vivo –aunque Del Toro quizá le diría “distorsionada”–: conozco parejas gays con hijos que son muy felices.

Pero también reconozco el derecho que tiene Del Toro de decirse y creerse enviado de Dios y presentar una película y exponerla en cines.

Quién sabe qué tendrá Tabasco, que sus políticos últimamente andan muy bíblicos.

Allá reapareció Roberto Madrazo, el ex corredor de maratones y claro, ex candidato presidencial y ex líder del PRI.

Ahora hace campaña pro Liliana Madrigal, candidata del PRI a la presidencia municipal de Centro.

Mientras Andrés Manuel López Obrador critica la promiscuidad política, al parecer Madrazo también hojea textos bíblicos.

A principios de febrero criticó a Evaristo Hernández por renunciar al PRI para convertirse en candidato de MORENA a presidente municipal de Centro.

–No quiero perder mi tiempo hablando de Evaristo. Eva no se comió la manzana, fue a buscar a Adán para que lo llevara con el mesías y le pudieran hacer el exorcismo y le limpiaran todas sus culpas.

Desde el edén de Tabasco, Madrazo lanza mensajes.

Ahora se describe como “inofensivo” y que no es de “derecha”.

Dice que tiene una relación de respeto con el Presidente Enrique Peña Nieto, que se han saludado en algunas reuniones pero “yo no lo he visto para pedirle un cargo público ahora, porque no lo trato de obtener”.

Que la bronca es con Arturo Montiel, Enrique Jackson, Tomás Yarrington, Manuel Ángel Nuñez Soto y Eduardo Bours. Esos traidores. ¿Faltó alguno?

En este sentido, el líder nacional del PRD, Agustín Basave ya sentenció que aunque el PRI mande a todo “el parque jurásico”, no van a ganar el municipio del Centro.

Él lo dijo:

–Son personas de carne y hueso que son un grave riesgo (los candidatos independientes); si no obedecen a las ideologías o marcos estructurados de partidos políticos pueden convertirse en la locura… Pueden salir cabras que se van al monte y que nos salen con sorpresas como el caso de Trump, que no era republicano: Vicente Fox. No sé porqué me acordé de aquella frase famosa de “Los Chifladitos”, de Roberto Gómez Bolaños. Cuando Lucas Tañeda le decía a Chaparrón Bonaparte: “La gente sigue diciendo que tú y yo estamos locos”.