Archivo de la etiqueta: #Estadodeexcepción

Seguridad y “ley golpista” los miedos del gobernador

En la Cámara de Diputados ayer se fueron de vacaciones, algunos ya con el controvertido bono navideño en la bolsa.

Cerraron el periodo ordinario de sesiones, y no parece haber consenso para que convoquen a uno extraordinario para avalar los cambios a la ley reglamentaria del artículo 29 constitucional, sobre cómo se aplica –si es que se aplica alguna vez—el estado de excepción en el país.

El PRI, al ver el rechazo de la sociedad civil, lo bajó de la última sesión de ayer. Hicieron bien. Decidieron que quieren escuchar todas las voces, mediante foros, para que en caso de ser necesario, se modifique el dictamen como está (ya pasado en ambas Cámaras). Es bueno que algo tan importante tenga este tiempo.

En lo que llega febrero y con ello el periodo de sesiones organizaciones ciudadanas de diversos estados crearon el portal www.leygolpista.org, en el cual se exponen al menos 15 razones por las cuales no debe aprobarse como está la ley reglamentaria al artículo 29.

Lo invito a que se de una vuelta a esa página. A que lea las razones; a que escuche testimonios de violaciones a derechos humanos que han sucedido en países donde, como Colombia y Venezuela, se ha aplicado esta medida.

¿Quién será el valiente que defienda la posible reglamentación, así como está, del estado de excepción? ¿Con qué argumentos y quiénes de sus votantes lo avalarán?

También pendiente quedará, para después, la Ley de Seguridad Interna o como la quieran llamar. Esa que le daría marco legal a las tareas en seguridad que hace el Ejército. Hay dos iniciativas sobre la mesa: la del senador Roberto Gil Zuarth y la del diputado César Camacho Quiroz. Y la de Seguridad Pública.

Decidieron pasar para lueguito el dictamen sobre el pequeñísimo paso adelante que significa la importación de ciertos medicamentos que ya contienen mariguana y que avaló el Senado. Como sea, la puerta a la mariguana medicinal, al menos esa, se abrió un poco.

Ahora sí los diputados y senadores que también pertenecen a la Asamblea Constituyente, que seguirá sesionando, se podrán concentrar allá.

Lo que pasa en Guerrero ya no asombra, sino indigna. Me refiero a lo que sucede allá, con los pobladores de San Miguel Totolapan, ante la ola de secuestros cometidos por el líder de “Los Tequileros”, Raybel Jacobo  de Almonte.

¿Qué hicieron? Pues detuvieron a María Félix Almonte, la madre del secuestrador y 19 presuntos delincuentes  y de esta forma negociaron la liberación de alguien que retenían: el ingeniero Isauro de Paz Duque.

Como lo leyó: es la versión de ladrón que roba a ladrón, pero con secuestros. ¿Dónde están y qué papel juegan las autoridades?

Tanto De Paz Duque como la mamá de Raybel fueron liberados.

Hasta el cierre de esta columna, los pobladores mantenían retenidos a las otras 18 personas.

Lo más delicado es que el gobernador Héctor Astudillo no acudirá a esa zona hasta que existan condiciones…¡Imagínese, es el gobernador!

Eso sí, hay que reconocer que en San Lázaro, cuando se quiere, se puede. Fíjese, la Sección Instructora desechó, en una sesión, 29 peticiones de desafuero. Así son los tiempos legislativos. Una de ellas era para desaforar a quien fue hasta antes de 2011, gobernador del Estado de México: sí, Enrique Peña Nieto.

Podrán estar tranquilos Marcelo Ebrard, el ex procurador capitalino y hoy constituyente Bernardo Bátiz, el ex presidente Felipe Calderón, Emilio Álvarez Icaza, el gobernador Eruviel Ávila, Miguel Ángel Mancera, Arely Gómez. No había averiguación previa en ninguno de esos.

Imagínese, entre los pendientes estaba una petición de juicio en contra de Juan  Molinar Horcasitas, quien murió el año pasado. ¿Cómo para cuando podrían procesar solicitudes que se presenten hoy en contra de gobernadores en funciones, acusados de actos de corrupción? Es solo pregunta.

En el Senado ya están listos los nombres de los 59 candidatos, de entre los cuales se elegirán a los 5 integrantes del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción. Hubo 70 interesados y 11 se quedaron en el camino. Sólo hay 11 mujeres.

Entre los que pasaron a la siguiente etapa están Mariclaire Acosta, Jacqueline Peschard, Ricardo Raphael, entre otros.

La siguiente etapa será una entrevista con la Comisión de Selección.  Se espera que terminen esta segunda fase a finales de enero de 2017. Una vez terminado este proceso, la Comisión entregará a los senadores la lista de los 5 candidatos más idóneos.

¿Ha visto al nuevo Andrés Manuel López Obrador? Es otro. No, no sólo porque persiga a palomas. Ahora no manda al diablo a los medios, sino que se acerca a ellos (¿o ellos lo buscan a él viendo que crece?) Está la reciente entrevista con Carlos Loret de Mola, donde mi querido compañero fue muy gentil con él, y ayer dio otra con Joaquín López Dóriga (quien en radio sí lo entrevista cada tiempo).

Hace 3 años convalecía del infarto y ahora habla de todo un poco.

Dice que si muere, lo entierren junto a Rocío Beltrán, su primera esposa. De Beatríz Gutiérrez Müller, madre de su hijo Jesús Ernesto,  hace un reconocimiento de ella y dice que le llegó en el momento difícil de su vida.

Como ya se vio ganando en el 2018, dice que convencerá a Donald Trump de que la solución al problema de la migración no es ni construir un muro ni militarizando la frontera ni con deportaciones. Buscarán soluciones que beneficien a los dos países.

Adelantó que el día de la toma de posesión del nuevo presidente estadounidense estará en la frontera norte del país, desde donde responderá a los planteamientos del magnate-presidente.

Sobre el debate con los líderes del PAN, PRI y hasta el PRD, dice que sólo debatirá con Carlos Salinas de Gortari, porque él es el jefe de la mafia en el poder. Los otros son “correas de transmisión, por decirlo amablemente”.

Tsss, eso calienta Alejandra Barrales, Ricardo Anaya y Enrique Ochoa Reza, ¿no?

Él lo declaró:

–En Davao (donde fue Alcalde), lo solía hacer yo personalmente (asesinar a drogadictos). Quería enseñar a los policías que si lo hago yo, ¿por qué no van a poder hacerlo ellos?: Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas.

Ella lo dijo:

– (¿Sigue con sus aspiraciones?) Desde luego que sí, soy una mujer formada en la lucha. Mantengo mi postura de buscar la candidatura y la gubernatura del Estado de México: Carolina Monroy, secretaria general del PRI, al reiterar que no hay piso parejo para todos los suspirantes por la gubernatura mexiquense.

 

DH y Estado de excepción.

Y de pronto, de la congeladora legislativa (que de existir de manera física tendría el tamaño de la Antártida antes del calentamiento global) salió para ser descriogenizada en fast track un dictamen… o varios. Tras el discurso de la semana pasada del general secretario (¿o hay alguna otra razón para la prisa?) nuestros legisladores quieren sacarlas, como sea, en pleno puente Guadalupe-Reyes.

Ojo, que son al menos dos leyes que tendrían, además, que ser tres. Vamos una por una.

–Reglamentar el “estado de excepción”. El Presidente puede declarar –y la idea es que sea con controles claros, por un tiempo determinado y en casos realmente graves—que en algún momento los derechos humanos no se respetarían en el país y cuáles para hacer frente a un “estado de excepción”. ¿Cómo que? Pues caminar por la calle, reunirse, la libertad personal, por ejemplo. Todos los derechos menos algunos que están claros en el mismo artículo que no se pueden suspender.

En México sólo una vez se ha declarado estado de excepción: en la Segunda Guerra Mundial, en 1942, cuando mandamos al famoso “Escuadrón 201”. Ni en el terremoto de 85 para la Ciudad. Ni durante la amenaza que no sabíamos cómo venía de la influenza H1N1.

Ya está trazado en el Artículo 29 de la Constitución, que fue modificado en junio de 2011 con la gran reforma en Derechos Humanos y que debió de haber tenido una ley reglamentaria desde junio de 2012 (según transitorio, ya sabe, esas letras chiquitas de las leyes) en qué casos aplicaría: cuando haya “invasión, perturbación grave de la paz pública, o de cualquier otro que ponga a la sociedad en grave peligro o conflicto”. La cosa es cómo definirlos, qué controles ponerle con peras y manzanas más allá de lo que señala la Constitución.

Había ya dictamen aprobado en el Senado desde diciembre de 2015 que comenzó desde el 2013. Una de las últimas versiones, por ejemplo, tuvo como firmante a Manuel Camacho Solís, quien murió en junio de 2015. Ayer leí el dictamen. Tuvo un solo voto en contra desde comisiones: el de Dolores Padierna que ya advertía algo que también lo hace ahora la sociedad civil. Me refiero a que si no se clarifican ciertos conceptos, se establecen más controles, podría ser peligroso. ¿O quizá es que hay que reformar el mismo Artículo constitucional para estar tranquilos?

Catalina Pérez Correa argumenta que, por ejemplo, no basta con pedir que la Comisión permanente avale si no está el Congreso reunido, debe hacerse mientras se llama al Congreso en pleno; que ellos deben pedir informes y no sólo “recibir” los que el Presidente les de; que debería pedirse por un tiempo y con un porcentaje creciente de apoyo a volverse a votar en cada ocasión. Que debería aprobarse por la mayoría absoluta de ministros… y sobre todo que hay que clarificar cuándo. Es que ahorita diría esto, como en el caso de que haya una “perturbación grave de la paz pública” definida así:

–Situaciones de violencia que alteren la estabilidad social y pongan en riesgo la integridad, seguridad o libertad de la población o de una parte de ella y que representen una amenaza a la capacidad de las instituciones del Estado para hacer frente a dichas afectaciones.

Mmm. ¿Cómo se define la integridad de la población? ¿la “estabilidad social”? ¿cuándo deja de serlo? Eso de la población “o una parte de ella”… ¿cómo definimos qué parte? Debe quedar clarísimo.

Ayer en San Lázaro,  el dictamen fue avalado por la  Comisión de Derechos Humanos –presidida por el priísta Armando Luna Canales, ex ombudsman de Coahuila y quien votó en contra de los matrimonios igualitarios– y el PRD, MORENA y Movimiento Ciudadano votaron en contra. Se espera que pase a pleno a más tardar el jueves para ser votada.

–Ley de Seguridad Interior. Habrá dos iniciativas para hacer esta ley. Una ya la presentó el senador Roberto Gil Zuarth en septiembre de este año y otra que dará a conocer el PRI este jueves. Es la que, al fin, y hay que ver cómo daría claridad al Ejército para estar en las calles en casos excepcionales.

La de Gil, propone la creación de una Comisión Bicameral de Seguridad Nacional, la cual tendría facultades para determinar la permanencia de las fuerzas de apoyo en las zonas donde sean requeridas.

También que todas las tareas en materia de seguridad sean coordinadas por el Comité de Seguridad Interior, donde participarán los secretarios de Gobernación, Defensa y Marina, entre otros funcionarios. Se crearán la Fuerzas de Apoyo Federal, que se regirán bajo los preceptos de la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea, y la Marina.

Estos grupos de seguridad sólo participarán cuando existan afectaciones a la seguridad interior, en las cuales no se contempla el estado de excepción.

Si en la fracción del PRI no cambian de opinión, mañana jueves estarán presentado su iniciativa. ¿Será muy diferente? Emilio Gamboa está optimista de que sí se pueda convocar a un periodo extraordinario de sesiones. Tras dictaminarse en el Senado tendría que ir a la Cámara de diputados. Supongo que en periodo extraordinario…

–Y la tercera Ley: la de Seguridad Pública. Ayer, que nos encontramos en el cóctel de colaboradores de este periódico, María Elena Morera me daba otro argumento: si hay Ley de seguridad Interior tiene que haber, a la par, Ley de Seguridad Pública.

Si habrá claridad de cuándo es que puede salir a la calle el Ejército, también hay que dejar claros los pasos, casi con calendario, que se darán para que puedan salir de ahí y dejar a policías civiles.

Ella pone énfasis en la necesidad de contar antes con policías confiables, que aprueben los exámenes de confianza. Tiene toda la razón, el primer contacto de la población con la autoridad, son los policías. Si no tenemos policías confiables, ¿en qué estado de indefensión estamos?

También reconoce que tendríamos que hacer cambios en materia de reglamentos para los cuerpos policiacos, toda vez que los elementos policiacos que participan en tareas de seguridad  se rigen por sus propios lineamientos (artículo 123, apartado B, fracción XII).

De esta ley ya hay, también dictamen del Senado y está en San Lázaro. Que la saquen de la congeladora.

Golpearon a Ana Gabriela Guevara. La atleta, medallista y ahora senadora. Varios hombres porque sí, porque algo; iba en moto con una amiga. Por supuesto que hay que condenarlo, pero también alertarnos: en este país no está segura ninguna mujer. Ninguna. #NiUnaMás.

En el Senado, aprobaron la mariguana medicinal. También su cultivo con fines médicos y científicos. Es un paso chiquito, pero valioso, que cambiará vidas. Ahora a hacer una reserva para la Asamblea Constituyente para ello: no hay manera que digan que siempre no. Quizá con un transitorio, pero debe estar.

Ellos lo dijeron:

–(si quedo fuera de las candidaturas) No importa, no es una ambición personal (ay ajá) no es una ambición vulgar, es lograr un proyecto para la transformación del país, aunque lleve de por medio el que no estés en esa posición: ¿Andrés Manuel López Obrador hablando del 2018? No, es Ricardo Monreal, hablando de la posibilidad de no ser el candidato  a Jefe de Gobierno capitalino. ¿Soy yo o ya hablan igualito?

–El mundo actual es muy complicado y no importa lo listo que seas, tienes que tener la mejor información posible para tomar las mejores decisiones posibles…Si no estás recibiendo su perspectiva, su perspectiva detallada, están moviéndote a ciegas: Barack Obama, al responder la postura de Donald Trump, quien dijo que no se reuniría a diario con las agencias de seguridad de Estados Unidos, salvo en casos donde se amerite.