Archivo de la etiqueta: #FUNDACIONITINERIS

Otra vez sobre la mesa: las PcD´s necesitan condiciones para ejercer su derecho al voto

25 marzo 2011

Como les informé en el anterior post, hace unos días el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), presentó en una reunión del Consejo Consultivo para las Personas con Discapacidad y el Secretariado Técnico del Consejo Nacional para las Personas con Discapacidad (Conadis), el �Programa de difusión de los materiales electorales para personas con discapacidad�, con el que, de acuerdo con información de ambas instituciones, se pretende dar a conocer a la sociedad en general �los materiales y las facilidades� que el IEDF brindará en las próximas elecciones de 2012 para que la población con discapacidad pueda votar.

Y ayer mismo, la Comisión de Organización y Geografía Electoral del mismo Instituto, aprobó en sesión ordinaria dicho programa, con el que se busca �incentivar, sin distingo, la participación de los habitantes del Distrito Federal en los procesos electorales y ejercicios de participación ciudadana�.

Con este primer acercamiento con el Conadis y su Consejo Consultivo, el IEDF busca:

1. Solicitar el apoyo del Conadis y las organizaciones de la sociedad civil para difundir dicho programa entre la población en general, y

2. Recibir la retroalimentación de los especialistas en la materia para mejorar la calidad del servicio, antes, durante y después de una jornada electoral

Según nos explica Ernesto Rosas, coordinador jurídico del Conadis, quien asistió a la reunión, se prevé fortalecer dicho programa a partir de este y otros encuentros, pero veamos.

En esta primera reunión, los funcionarios del IEDF, encabezados por Javier Hernández, subdirector del área de Documentación y Materiales Electorales del Instituto, se plantearon los tres elementos que contiene esta campaña:

� Un micrositio en la página de internet del IEDF para que todas las PcD´s puedan visualizar los instrumentos existentes para poder ejercer su voto

� La suscripción de convenios con las ong´s que tengan o puedan reunir un considerable número de asociados, para que el del IEDF acuda directamente a presentarles el Programa, y

� Realizar un simulacro de elección en las instalaciones del IEDF para que las organizaciones y el público interesado conozcan los materiales y el proceso

En la reunión Conadis-IEDF también se presentaron los aditamentos o apoyos con los que el día de la elección contarán las personas con discapacidad para emitir su voto, aquí hay que destacar que no están garantizando, hasta ahora, que toda persona, con cualquier tipo de discapacidad pueda hacerlo, las condiciones o material adicional hasta ahora son:

� Mampara de menor altura para que las personas con silla de ruedas alcancen sin problemas.

� Sujetador de la boleta, dentro de la mampara hay un sujetador (Clip) para detenerla y que facilite el poder votar.

� Mu��n, para las personas que no cuentan con alguna extremidad superior (mano), el cual tiene una X de plástico a la que se le pone tinta y después pueda cruzar el recuadro del partido o candidato que desee.

� Mascarillas braille, es una boleta normal pero en sistema braille para la lectura de las personas con discapacidad visual.

� Plantillas, es una ranura especial que se le pone a las urnas para que sea más fácil el que la boleta entre a la caja.

Como ven, las opciones están orientadas básicamente para personas con discapacidad visual o ciegas y para personas con discapacidad motriz. ¿Por qué no están considerando a personas con discapacidad auditiva, de lenguaje o intelectual? Estas últimas las que menos son consideradas para ejercer cualquiera de sus derechos, en este caso los políticos, como cualquier otro ciudadano.

Justamente esta fue una de las inquietudes destacadas de los integrantes del Consejo Consultivo del Conadis en esta primera reunión. Su preocupación por saber si las personas con discapacidad intelectual tendrán la posibilidad en las próximas elecciones de ejercer su derecho al voto, a lo que las autoridades del IEDF respondieron que �a partir de este intercambio de experiencias con los expertos en la materia realizarán un análisis sobre la viabilidad o no de que participen en futuros ejercicios electorales, sin violar los ordenamientos aplicables en la materia. Es decir� no me queda claro que así será.

Además de que miembros del Consejo externaron comentarios y aportaciones para mejorar los materiales accesibles (boletas en sistema braille, millones para el voto, casillas, y voto electrónico), sobre la logística para la instalación de casillas y la capacitación de los funcionarios de casilla, entre otros temas.

Si alguien sabe de lo que habla sobre este tema, son los promotores de los derechos de las personas con discapacidad intelectual, Diego González y Andrea S. Aznar, coordinadores de Fundación Itineris, que con sede en Argentina, lleva un largo camino en busca del reconocimiento de los mismos.

Ellos asesoraron en 2010 al gobierno argentino para mejorar las condiciones en que las personas con discapacidad de su país puedan votar. Y les agradezco que aceptaran bloggear HOY con nosotros a las 11 horas desde Argentina.

Así que los convoco queridos bloggers a estar con nosotros en ese horario y también a que envíen desde temprano sus preguntas, inquietudes y comentarios que quieran hacernos sobre este tema para que ellos nos den su opinión.

Para Diego y Andrea, autores del libro Son o se hacen �donde abordan el tema de políticas públicas y discapacidad intelectual-, es lo más normal que en rigor, desde hace 40 años cualquier persona en Argentina, incluidas las personas con cualquier tipo de discapacidad, pueda votar, siempre y cuando tenga su documento de identidad (digamos que la credencial de elector en México), y que no tenga un juicio de insania (juicio de interdicción en México), del cual hemos hablado aquí en un post anterior sobre la capacidad jurídica de las PcD´s.

�Para votar se necesita el documento y entendemos que ese es uno de los aspectos flojos de México para que puedan hacerlo. En Argentina, salvo que sea declarado insano, como decisión judicial, todo ciudadano puede votar, también una persona con síndrome de Down o ciega, va y vota, o con cualquier otra discapacidad�, comenta Diego.

Esto no significa que no haya dudas en mesa de votación, agrega Andrea. A veces necesitan capacitación especial que es lo que se está promoviendo y fuertemente para las próximas elecciones en Argentina. Fue por ello que la Cámara Nacional Electoral pidió la asesoría de Itineris.

�Lo que se busca es que todos los materiales de capacitación de las autoridades de mesa contemplen, además de las normativas y reglamentaciones de la votación en general, cómo tratar a las personas con diferentes discapacidades y determinar quiénes pueden votar y quiénes no. Nosotros ayudamos a armar esos materiales, a hacerlos accesibles�, explica Andrea.

Convencidos del impulso a la autodeterminación y la autogestión de las personas con discapacidad, Diego y Andrea realizaron este trabajo, con retroalimentación en consulta con las mismas PcD´s de su país, a partir de antecedentes de obstáculos anteriores para votar.

En términos incluso de accesibilidad, para que las personas con discapacidad puedan emitir el voto, la realidad argentina es distinta: incluso cuando no hay condiciones, por ejemplo, para que una PcD motriz pueda acudir a la urna, se ha garantizado incluso que la urna se le lleve hasta donde está. Algo impensable aún en México, por desgracia.

Ya hemos hablado también en este blog sobre otras experiencias internacionales en relación sobre el ejercicio electoral y la población con discapacidad ¿recuerdan? Son experiencias de avanzada en comparación con México, como las de Canadá, España, Inglaterra o Filipinas.

En relación con este Programa del IEDF y su intención de hacer un simulacro de elecciones, en mayo próximo según nos informa Ernesto Rosas, Diego y Andrea, cuestionan su concreción, a pesar de que a nivel institucional privado ellos mismos realizaron uno hace 10 años en un centro de formación laboral y atención para jóvenes y adultos con discapacidad intelectual en Argentina. ¿Por qué?

�Decidimos hacer ese ensayo para ver si tenían una duda y poder resolverla previamente. Y nos sorprendió mucho el resultado: el ganador de las elecciones reales fue el mismo que en el caso de ese ensayo, por ejemplo, pero no sabemos si ahora lo haríamos, pues si se realizan simulacros es que estamos partiendo del prejuicio de que las personas con discapacidad intelectual no pueden votar, cuando no es así, enfatiza Andrea.

Todos los electores, sin excepción, añade Diego, podemos ser engañados y también equivocarnos al emitir el voto, con o sin discapacidad. Y tiene toda la razón. Las propuestas (engañosas o no) de cada candidato pueden influir en la decisión del elector sin que influya el que se presente una condición u otra.

�Al menos en Argentina y en Brasil, nuestras realidades más cercanas, los que no son personas con discapacidad no pueden hacer gala de haber elegido inteligentemente a sus candidatos, millones de personas se han equivocado muy fiero al elegir presidente, aún sin tener discapacidad, así que todos pueden cometer el mismo tipo de error. ¿En qué hemos demostrado las personas sin discapacidad que somos mejores? En nada. Se requiere un grado de compromiso que pueden tener personas con y sin discapacidad, completa Diego.

Por eso, el simulacro propuesto por el IEDF, que al parecer podría llevarse a cabo en mayo próximo, funcionaría de acuerdo con la experiencia de Diego y Andrea, solo si tiene fines de demostración de lo posible, y no como ensayo para ver si las PcD´s pueden votar. �Si fuera como lo segundo, eso no honra el hecho de que México fue destacado impulsor de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU�, considera Diego.

Ernesto Rosas, del Conadis México, coincide con Diego y Andrea: el prejuicio es la principal barrera que se debe derribar entre legisladores, familiares de personas con discapacidad �entre los que, aunque cada vez menos, aún incluso esconden a miembros del núcleo con discapacidad, sobre todo intelectual-, y también entre sociedad en general. Por eso es tan importante trabajar en el tema de la sensibilización.

El abogado con discapacidad visual, añade que en México, sobre todo en el caso de discapacidad intelectual, �mientras no tengamos un Código Civil que deje en claro niveles de decisión entre las personas que se califican como incapaces y a todas se les considere igual, no se podrán crear condiciones efectivas para el ejercicio de todos sus derechos, entre ellos el de votar�.

Aunque el tema se ha comenzado a discutir con mayor frecuencia, entre legisladores no existe hasta ahora iniciativa que regule inquietudes sobre este tema, mismo que resulta espinoso para muchos, no solo en el área legislativa sino también entre familias.

Pero tiene razón Rosas cuando afirma que �no porque el tema genera comezón� se debe dejar de lado. �Más allá del área jurídica, también se tiene que trabajar en otras disciplinas y campos�.

Los tres coinciden, y yo me sumo: la inclusión social y no discriminación de las personas con discapacidad, para crear condiciones de pleno ejercicio de todos sus derechos, entre ellos el de votar, como establece la Convención, depende de políticas integrales de Estado.

Y es muy cierto lo que comenta Diego: El modelo social de la discapacidad no termina de modificar prácticas, que a veces aún son segregadoras, con un trato de ciudadanos de segunda o necesariamente tutelados en particular las personas con discapacidad intelectual. Eso tiene que cambiar.

Por lo pronto, debemos seguir de cerca el tema de las elecciones. Ernesto nos cuenta que seguirán las reuniones (aún no definidas en fecha) con el IEDF, en busca de enriquecer los instrumentos o materiales que ya han aplicado en algunas jornadas electorales, y optimizarlas en la medida de lo posible. En especial la inclusión del uso de urnas electrónicas, con lo que no se cuenta hasta ahora.

Además de difundir su existencia y utilización.

Eso es justamente lo que hace falta, no solo materiales sino condiciones reales para que las personas con discapacidad puedan votar. Y bueno, está bien el ejercicio que plantea el IEDF, pero ¿y el Instituto Federal Electoral? Buscaremos también que está haciendo.

Recuerdo una entrevista que algún día tuve con el consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés, quien también tiene una discapacidad auditiva. Le pregunté sobre qué pasaba con el derecho a votar, digamos de una persona con discapacidad intelectual. Aceptó que es decisión únicamente –sin criterio alguno, ni sensibilización– del funcionario del IFE ante quien se tramita una credencial de elector. ¿Piensa él que, por ejemplo una persona con síndrome de Down, debe votar? Sí. Pero es sólo su criterio… aunque uno muy importante.

Recordemos también que está pendiente en la Cámara de Senadores, la iniciativa de Ley para reformas electorales relacionadas con las PcD´s, propuesta por la diputada Claudia Anaya, del PRD.

¿Qué ha pasado con eso? Ya hablaremos con calma sobre ello más adelante.

Y HOY, no se olviden de la invitación que les hago a participar con preguntas y comentarios o inquietudes para Diego y Andrea, quienes nos acompañarán desde Argentina, y son autores de una escala de evaluación del ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad de acuerdo con la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU, para la que también participaron como expertos durante su negociación.

Aprovechemos la oportunidad para enriquecernos con su experiencia.

¡Participen!