Archivo de la etiqueta: #Libro

Faltan más de dos meses para que inicie la era Trump y desde ayer los focos rojos se encendieron en varios flancos en nuestro país. CNN dio a conocer parte de un documento interno del equipo de Donald Trump, al parecer elaborado durante la campaña, en el cual se engloban las acciones para sus primeros 200 días de trabajo.

Lo malo –o pésimo, como usted quiera verlo querido lector, lectora– es que en el día 1 del próximo gobierno estadounidense se analizará el Tratado de Libre Comercio entre Canadá-Estados Unidos-México. Los republicanos van por la renegociación. Si no se logra esto, podrían decirle bye el 7 de agosto de 2017, cuando cumplirá sus 200 días al frente de la Casa Blanca.

–La administración de Trump dará vuelta atrás a décadas de política comercial conciliatoria. Nuevos acuerdos serán negociados en pos de los intereses de Estados Unidos y de sus trabajadores.

Desde la Secretaría de Economía nos dicen que no problem. Que ya estamos preparados, en cualquiera de las dependencias encargadas,  para cualquier cambio que se quiera hacer al TLC. ¿Será? El Partido Verde hasta propuso crear una Comisión Especial –sí, ooootra– en la que participen quienes colaboraron en la elaboración del TLC hace 23 años.

¿En serio no les preocupa? Ayer mismo, el presidente Enrique Peña Nieto dejó en claro la forma en que trabajará su administración con el nuevo presidente:

Con la nueva administración de los Estados Unidos dialogaremos alentados con base en tres valores centrales: optimismo (¿pues de dónde lo sacarán con tanta abundancia en Los Pinos?) en que la palabra y la razón son el mejor medio para la convivencia (¿neta para pelear-dialogar con Trump?)… Habremos de trabajar con enorme pragmatismo para acordar lo que es útil y conveniente para México, siempre en defensa de los principios básicos que no son negociables: nuestra soberanía, el interés nacional y la protección de nuestros connacionales.

Desde ayer, en la Cámara de Diputados se hizo un exhorto para buscar mecanismos bilaterales, a fin de blindar la economía mexicana.

Esta semana podría ser de buenas noticias para Elba Esther Gordillo.

Al amparo ganado el lunes pasado por el delito de defraudación fiscal, se suma la decisión que se tome hoy en la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde el Ministro José Ramón Cossío propondrá atraer el caso de la ex líder magisterial, a fin de resolver si se le concede o no la prisión domiciliaria, a la cual, tiene derecho como cualquier ciudadano por su edad.

Uno de los temas a analizar radica en que en el artículo 55 del  Código Penal Federal se estipula como adulto mayor a las personas de más de 70 años, lo que no coincide con el artículo 3 de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, donde se considera a este sector de la población a partir de los 60 años.

Una de las razones por las que no se le ha otorgado este beneficio radica en que al momento de su detención, la ex líder del SNTE no cumplía los 70 años, lo cual sucedió en febrero de 2015. Por esta razón se le había otorgado un amparo en febrero de 2016.

 Hoy a las 11:30 de la mañana en la sede de la editorial Penguin Random House se presenta a la prensa el libro “Margarita, mi historia”, de Margarita Zavala. Por la tarde, a las 6 pm, en el Camino Real habrá otra  presentación a cargo de Julio Patán. Sería un buen mensaje de unidad panista si llegara Ricardo Anaya, otro de los suspirantes por la candidatura presidencial de Acción Nacional. Veremos.

A continuación le presento la segunda parte de una lista de familias resilientes, quienes han dado un paso más allá de la exigencia de justicia para nuestras autoridades.

El 5 de junio de 2009, un incendio –cuyas causas siguen investigándose y aún no se pueden fincar responsabilidades contra los responsables– consumió la Guardería ABC en Hermosillo, Sonora, con un saldo de 49 bebés muertos y más de 100 con secuelas para toda la vida.

Desde ese momento, los padres de los menores fallecidos han realizado una lucha incansable porque se haga justicia. Se formaron dos grupos de padres y familiares de los menores fallecidos y heridos: Movimiento Ciudadano 5 de Junio y Manos Unidas.

Por un lado, Manos Unidas ha mantenido reuniones con funcionarios federales, entre ellos la exprocuradora general Arely Gómez, a fin de continuar con las indagatorias.

En torno al Movimiento Ciudadano 5 de Junio, la presión hacia las autoridades federales –una parte del sexenio de Felipe Calderón y lo que lleva actualmente el sexenio de Enrique Peña Nieto– la han transformado también en la promulgación de la Ley General de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral  Infantil, más conocida como Ley 5 de Junio, con la cual se buscaría que las estancias infantiles cuenten con instalaciones óptimas y seguras y evitar así una tragedia similar a la Guardería ABC.

Hasta agosto pasado sólo 17 entidades habían armonizado sus leyes locales con esta ley general.

En julio de 2009, en Galeana, Chihuahua, fueron asesinados Benjamín LeBarón Ray y Luis Carlos Wildman Stubss, integrantes de la comunidad mormona. El hecho fue resultado de la detención de un grupo de personas que mes y medio antes habían secuestrado a su hermano Erick, a quien liberaron sin el pago de rescate.  A raíz de esta situación, su hermano Julián formó un grupo ciudadano en Chihuahua para exigir justicia al gobierno local y colaboró en la formación del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad que formó Sicilia.

Alejandro Martí es presidente y fundador de la organización México SOS. Su hijo Fernando fue secuestrado en las inmediaciones de Ciudad Universitaria, cuando el auto en el que viajaba, lo detuvo un falso retén de policías. Fue asesinado después de estar en cautiverio 53 días.

A partir de ese momento, su padre se convirtió en una de las figuras más representativas de denuncia sobre las fallas en nuestro sistema de seguridad.

Él fue uno de los asistentes a la firma del Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad, en agosto de 2008, donde, ante gobernadores, legisladores, líderes de todos los sectores del país, hizo una de las denuncias ciudadanas más férreas a nuestra clase política. En pleno Palacio Nacional declaró:

–Si no pueden renuncien, pero no sigamos usando las oficinas de gobierno, no sigan recibiendo un sueldo por no hacer nada porque eso también es corrupción.

En noviembre de 2008 presentó su organización Sistema de Observación para la Seguridad Ciudadana, SOS.

Y nadie ha renunciado.

 Otro de los casos se  registró en julio de 2005, hace más de 11 años. Isabel Miranda de Wallace inició la búsqueda de su hijo Hugo Alberto Wallace. Ella dejó de dar clases y tomó la iniciativa de convertirse en investigadora, sin tener conocimiento de cómo hacerlo. Ante la cerrazón de autoridades, comenzó a buscar a los responsables. Colocó anuncios espectaculares –ella tiene su empresa del ramo– por diversos puntos de la Ciudad de México.

Logró detener a todos.

El último de ellos fue Jacobo Tagle, en diciembre de 2010.

Su activismo la llevó por un lado a crear la Asociación Alto al Secuestro, la cual se ha encargado de dar seguimiento estado por estado a este grave delito y a la denuncia de malos servidores públicos,  y por otro, ser candidata del PAN a la Jefatura de Gobierno capitalino, aspiración que perdió. Se le ha criticado su cercanía tanto con el entonces presidente Felipe Calderón como con Enrique Peña Nieto y los actuales funcionarios.

En Ciudad Juárez, Chihuahua, Marisela Ortíz, Rosario Acosta, Norma Esther Andrade y su hija María Luisa García Andrade  fundaron la organización “Nuestras hijas de regreso a casa”.

El caso de Marisela es distinto al del resto. Su familia no ha sido víctima de desaparición; pero sí de amenazas. Le impactó la desaparición de la joven Lilia Alejandra, en marzo de 2001, hija de Norma Andrade, a quien conocía.

Comenzaron juntas la búsqueda y presión a las autoridades estatales y federales. No obtuvieron respuesta y comenzaron a movilizarse por su cuenta. Otros casos llegaron a Marisela y comenzó la búsqueda de otras jóvenes desaparecidas.

Lograron llevar el caso de las desaparecidas en Juárez hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la cual, ante las amenazas que han sufrido, ordenó medidas cautelares para Marisela Ortiz y María Luisa García. Actualmente ni Marisela Ortiz, ni Norma Andrade ni María Luisa radican ya en Ciudad Juárez, las tres han sufrido amenazas y ataques en su contra.

Recordemos que tres mamás que participaron en esta organización fueron asesinadas. Una de ellas, Marisela Escobedo, frente al palacio de Gobierno en 2010 donde ya despachaba César Duarte.

El 9 de julio del 2000 en Tepoztlán fue secuestrada Paola Gallo. Sus captores solicitaron rescate, el cual se pagó; pero algo sucedió mal ese día. Una célula de sus captores fueron ejecutados. En represalia, los otros asesinaron a Paola.

Su padre, Eduardo Gallo Tello, contador de profesión, emprendió la búsqueda del responsable de ese delito.

En una entrevista en junio de 2001, relató qué lo motivaba para continuar con las indagatorias:

–Básicamente es un problema de principios y de valores, pero también es un problema de amor, de cómo se entiende el amor a un hijo, como algo que debe desatar pasiones; pero no violentas o venganza… soy creyente en Dios y espero estar en posibilidades algún día de reencontrar a mi hija.

Se reunió con funcionarios estatales, entre ellos el entonces gobernador Jorge García Rubí: Rogelio Sánchez Gatica, ex procurador estatal; Benito Muñoz Levaro, ex fiscal antisecuestros y no le convencieron las indagatorias.

Detectó diversas anomalías en las investigaciones y en la detención de presuntos responsables.

Sus tareas de investigación lograron detener a  Francisco Zamora Arellano, alias Apache Dos,  en la zona de Tultitlán, Estado de México, quien fue el que disparó en contra de Paola. También logró detener a otros dos responsables.

Eduardo Gallo fue presidente de México Unido contra la Delincuencia.

Quizás uno de los casos más representativos, uno de los primeros,  ha sido la lucha emprendida por Rosario Ibarra viuda de Piedra, madre de Jesús Piedra Ibarra, detenido el 18 de abril de 1975. Fundadora del Grupo Eureka, desde ese día ha buscado a su hijo, quien habría sido detenido en Monterrey, Nuevo León, por elementos de la desaparecida Dirección Federal de Seguridad.

Ha encarado a presidentes desde 40 años Echeverría  y ha encabezado su lucha desde tribunas legislativas, como diputada y senadora. Ha sido candidata a la presidencia e incluso candidata al Premio Nobel de la Paz.

Con su movimiento, en el cual han participaron madres de otros jóvenes desaparecidos, logró que el gobierno federal emitiera tres amnistías, lograran liberar a mil 500 personas y presentación de 148 personas consideradas como desaparecidos.

En varias ocasiones ha declarado:

–Yo parí a mi hijo físicamente; pero políticamente fui parida por él.

 

 

La decisión de Clouthier CSG, la neblina y su lucha

Entra al restaurante Bristó Mosaico, en la Condesa, pasada la hora de más “tráfico” de comensales. Es Manuel Clouthier a quien he estado buscando para platicar de sus planes desde hace más de una semana. Lo abordo.

–Hablamos el martes– dice. Subraya el martes. Es 2 de febrero. Asegura que no ha recibido, a propósito, llamadas con números desde el Distrito Federal. Ajajá.

Claramente pasó el periodo de inscripción para un candidato independiente en Sinaloa.

Ayer Quirino Ordaz Coppel fue nombrado el candidato “de unidad” del PRI. Habría que ver si en este estado aún hay de una unión PAN-PRD o no… ya pasó el plazo de una alianza, pero quizá sí de una candidatura en común (pero está en debate jurídico).

Alguien importante del PRD me dice que también lo ha buscado pero ha mandado decir que no quiere ser gobernador.

¿Será que anunciará que va por la presidencial de manera independiente?

Hasta el martes, pues.

Ring, ring (o su equivalente del mundo digital: trrr, trrr, o algo así). Suena el teléfono en la agencia de Carmen Balcells en Barcelona. Pido hablar con Nuria Colomba, quien se encarga de la cuenta de Carlos Salinas de Gortari desde que murió la histórica fundadora.

Le pregunto a Colomba cuándo sale, de qué va, qué me cuenta del nuevo libro del expresidente Salinas que él anunció en un artículo que escribió sobre Balcells que ya está registrado y se llama nada menos que:

“Decidiendo en la neblina de la lucha”.

Órale.

Colombo me dice, en pocas palabras, que no me puede decir nada. Incluso que Salinas no ha terminado el libro y que no sabe de qué va. Cumplí con preguntar.

Suena más que a título a proclama casi izquierdista. ¿Será? A sus 68 años Salinas, considerado –casi “acusado”– de ser un presidente neoliberal, ¿recordará aquí sus inicios ideológicos ligados a la izquierda (con su hermano Raúl, Hugo Andrés Araujo, entre otros) en el proyecto campesino lagunero de Batopilas, maoísta, revolucionario y antipriísta, que surgió en Coahuila?

Eso sí sería sorprendente. Más en vísperas de las elecciones del 2018.

Veremos.

Luis Raúl González Pérez, titular de la CNDH, acaba de rendir su informe. Se tienen 26 mil 25 casos registrados como personas extraviadas, desaparecidas, o ausentes. Ahora, otro caso son las posibles “desapariciones forzadas”, que es importante no poner en la misma bolsa: 11 en el último año. En las “forzadas” se habla de otro elemento adicional terrible: los encargados de “desaparecer” a las personas son sujetos del Estado (y sí, los policías municipales lo son). Personas que en lugar de cuidarnos, su deber… nos agreden.

Aunque no son los 26 mil, la nota sigue siendo que no sabemos a ciencia cierta cuántos son. Y es un delito que continúa en el tiempo y enfrenta a una familia a un horror cotidiano e incluso hereditario que marca generaciones. Sí, se han hecho cosas al respecto pero no son suficientes. Uno de los pendientes es una Ley general sobre el tema que debe discutirse en el Congreso. Ayer Miguel Ángel Osorio Chong argumentaba que una de las ventajas del pospuesto y controvertido “mando único” de la policía sería una manera de generar responsabilidad.

El miércoles, Consuelo Morales, Premio Nacional de Derechos Humanos 2015, experta por cosas del destino en desapariciones forzadas habló del tema en el Consejo de Seguridad de la ONU. Ella, con CADHAC (Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos), creó un modelo en Nuevo León, que vale la pena replicar y que ha permitido algo que suena elemental, pero que en los hechos es difícil –parajódicamente (sic)– que suceda en el país: que autoridades, víctimas y sociedad civil trabajen conjuntamente.

Y puso el dedo en una llaga que no le gusta al gobierno, que le sigue dando escozor, sentimientos agudos de nacionalismo:

–En este esfuerzo, el apoyo de la sociedad civil internacional e instituciones internacionales – particularmente de expertos como la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas, Human Rights Watch, y la Oficina del Alto Comisionado – han jugado un papel crítico. Gobiernos como el mío deberían aceptar su ayudar – no temerla ni rechazarla.

Pero no, en ciertas partes del gobierno a los expertos los llaman “necios”.

Por cierto, el caso de los 5 jóvenes desaparecidos –todo indica que un caso de desaparición forzada– en Tierra Blanca se enreda. Ahora, según testimonios de familiares recogidos por la prensa, podríamos estar ante una grave alteración de la escena…

–Pero no porque suba el dólar suba todo lo que las familias consumimos– dijo Andrea Legarreta, conductora del programa Hoy. Vaya. Por la tarde vi un meme en el que proponían darle el Premio Nobel de Economía.

Lo más interesante vino después. En su cuenta de Twitter justificó, y luego borró: “sólo somos un medio para hacerle llegar al público lo que ESOS ANUNCIANTES QUIEREN COMPARTIR…Esto no significa que sea NUESTRA opinión o punto de vista”.

Estaba acompañada por Raúl Araiza, el mismo que anunció al Partido Verde “como un refresco”.

Él lo dijo:

–Todos los partidos tienen sus asegunes: Emilio Gamboa. Dice que aunque fue un “escándalo doloroso” la detención de Humberto Moreira en España ya “se ha ido desvaneciendo”. Nuestra propuesta para el eufemismo de la semana es “asegunes”.

 

 

La razón por la que salto o de cómo todos los niños intentan comunicarse (pero a veces no pueden)

6 julio de 2015

Esta semana comencé y terminé (sin querer) de leer un libro extraordinario, deslumbrador y entrañable. Se llama “La razón por la que salto” y fue escrito en el 2006 en japonés, por Naoki Higashida, quien entonces era un niño de sólo 13 años con un autismo que no le había permitido comunicarse hasta hacía poco. A penas en 2013 se editó en inglés y luego al español. Mi versión es de Roca Editorial.

La historia de Cómo fue posible el libro es también hermosa: su madre nunca cejó. Con paciencia, mucha paciencia, le fue enseñando a Naoki una tabla con caracteres para escribir. Poco a poco comenzó a utilizarlos y entonces descubrimos su voz, potente, clara, y que nos enseña mucho del mundo del autismo.

Naoki escribió un libro que trata de explicar cómo es vivir con autismo. Y lo hace de una manera padrísima: respondiendo preguntas. Interrogantes que supongo que muchos nos hacemos sobre personas con autismo. No quiero decir que esto sea lo que toda persona con autismo respondería, pero es una respuesta. Y además, la de un niño de 13 años. Un niño muy sabio, además, debería agregar.

También están algunos de sus cuentos. Los primeros, supongo. Naoki tiene ahora 23 años y ha escrito al menos otros 18 libros más. De cuentos, poesía además de que tiene un blog.

¿Cómo qué preguntas responde Naoki? Cosas como:

–¿Por qué las personas con autismo hablan tan alto y tan raro?

–¿Por qué repiten las mismas preguntas una y otra vez?

–¿Por que tardan una eternidad en responder a las preguntas?

— ¿Por qué al hablar no hacen contacto visual?

–¿Prefieren estar solos?

–¿Por qué son tan limitadas sus expresiones faciales?

–¿Es verdad que odian que los toquen?

–Cuando les da un ataque de risa, ¿qué pasa por su cabeza?

–¿Por qué se cubren los oídos? ¿Es que hay demasiado ruido?

–¿Por qué son tan maniáticos con la comida?

–¿Tienen sentido del tiempo?

–¿Por qué alinean los juguetes y piezas de construcción?

–¿Por qué disfrutan tanto saliendo a pasear?

–¿Por qué no pueden estarse quietos?

–¿Qué es lo peor de tener autismo? ¿Les gustaría ser “normales” ?

Y claro: ¿Por qué razón saltan?

Sus respuestas sacuden creencias y estereotipos muy difundidos, que yo he visto repetir aún entre personas muy calificadas o a la secretaría de Salud en una fallídisima campaña de (des) información el año pasado.

Quizá para los muy involucrados en el tema este intento de comentario de libro está sobrepasado e incluso fuera se oportunidad periodística, pero no para los que nos aproximamos al autismo de una manera transversal, de interés. Y también por que nos enseña, aunque nuestros hijos no tengan autismo, de una manera diferente de ver el mundo. El de Naoki, no me cabe duda, no sólo vale la pena comentar sino recomendar leer, por su claridad.

Aún si no tiene una persona con autismo en su familia, asómese a este mundo de “Autisman y Terrícola” . Sólo digo: qué ganas de volar.

Pueden encontrar el libro en Amazon

No estoy bien segura de cómo llegó a mi oficina en el periódico pero a quien sea que lo haya enviado: ¡muchas gracias!

Espero sus comentario, estamos en cibercontacto.