Archivo de la etiqueta: #TORTURA

¿Feliz año nuevo? Un exgóber que regresa.

El 2016 no fue un año fácil para el país, ni para el mundo. Y le doy una noticia mala adicional: no pinta bien para el año que entra.

Qué tal la advertencia de hace unos días del aún gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, quien  juega a las predicciones respecto a la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca el próximo 20 de enero:

–Sólo hemos visto los cortos de la película, la  película de suspenso empezó hace muchos meses y la de terror todavía no la vemos.

Sin saber lo que viene, uno de los problemas que sí nos dan terror es la inseguridad y el nivel de violencia que alcanzamos este año.

Entre enero y noviembre pasado, en el país se registraron 18 mil 915 homicidios dolosos, con lo que posicionan al 2016 como el año más violento en lo que van del sexenio. En promedio mil 719 al mes. Unos 57 homicidios al día.

Estas cifras son del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Menos mal que el Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, declaró el miércoles pasado que el país no está en guerra.

–Se decía que cumplíamos 10 años en guerra contra el narcotráfico, nosotros, en esta administración, no ha partido desde ese enfoque, esta administración privilegia la inteligencia por encima de la fuerza (Fiu, menos mal) y no se ha declarado en guerra, una cosa es atender temas delictivos y otra cosa considerar a los delincuentes como enemigos.

No sé porque me vinieron a la mente casos documentados de los enfrentamientos en  Tlatlaya, Tanhuato, Apatzingán y otros.

Caray, quién sabe por qué.

Apenas ayer, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos dio a conocer el resultado de la visita que integrantes del Subcomité para la Prevención de la Tortura hicieron a nuestro país entre el 12 y el 21 de diciembre.

Estuvieron en 32 lugares “de privación de la libertad”.

De acuerdo con sus números, existen 4 mil 700 investigaciones abiertas por casos de tortura. ¿De los detenidos por estas denuncias? Critican que sean mínimo el número.

La comisión que nos visitó, encabezada por Felipe Villavicencio, considera que hemos avanzado poco en los últimos 8 años, cuando se realizó su primera visita:

–Las diversas definiciones del delito tortura continúan generando lagunas reales o potenciales de impunidad…esperamos que nuestra segunda visita contribuya a los avances en la lucha contra la tortura y los malos tratos en México y lleve a un mayor respeto de los derechos de las personas privadas de su libertad.

¿Será esta otra película de terror que nuestras autoridades no quieren ver?

Es un buen tema de reflexión para el Presidente de la República en estos días de asueto que se tomará desde el 26 de diciembre al 4 de enero.

En este sentido, no hay que perder de vista la información de Íñigo Arredondo, en El Universal. En los últimos diez años, 12 mil 43 militares han sido declarados presos en diversas cárceles militares, acusados de diversos delitos. Un 92 por ciento son cabos, soldados y sargentos; un 7 por ciento capitanes y tenientes, y el 8 por ciento generales.

Mientras algunos ex gobernadores huyen de México, otros vienen de regreso.

En vísperas de la Nochebuena, Mario Villanueva Madrid, exgóber de Quintana Roo “recobrará” hoy su libertad en Estados Unidos, donde se encuentra recluido desde 2010 cuando fue extraditado.

Allá fue sentenciado a 17 años de cárcel por lavado de dinero, pero el juez del caso tomó en cuenta los nueve años que estuvo recluido en México y el resto en la prisión estadounidense.

Ahora tendrá que esperar entre una semana a un mes para ser extraditado a nuestro país, donde empiezan de nuevo las malas noticias: tiene pendiente por cumplir una sentencia de más de 28 años por el delito de lavado de dinero y fomento al narcotráfico.

Su familia espera que le concedan el beneficio de la prisión domiciliaria. Lo harán bajo el argumento de las enfermedades que padece el ex gobernador, EPOC, (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica); porque por edad, de acuerdo con el artículo 55 del Código Penal Federal, este beneficio se le puede conceder  un juez -y es un decir, pregúntenle a Elba Esther Gordillo– a los sentenciados con más de 70 años de edad.

El ex gobernador de Quintana Roo cumplió en julio pasado 68 años.

Él lo advierte

–Ni yo soy Rubén, yo no soy traidor como él, yo soy de una palabra y soy derecho…Si me expulsan a mí, en Coahuila expulsamos al PRI: Humberto Moreira, refiriéndose a su hermano Rubén, hoy ex gobernador, y también sobre qué sucedería si el PRI decide sacarlo de ese partido y no permitirle ser candidato, como lo insinuó su líder Enrique Ochoa Reza. Queda claro que entre los Moreira no habrá reunión familiar esta Navidad, a no ser de que haya un milagro.

Me tomaré unos días de descanso, deseándole una Feliz Navidad, y pese a los augurios de Carstens sobre que nos espera una película de terror en el 2017, le deseo un feliz año nuevo. Nos reencontramos en este espacio el martes 3 de enero.

México y DH: Candil de la calle…

No cabe duda querido lector, lectora que sí hay dos Méxicos. Comprobado.

Uno, el que ven y viven los ciudadanos de a pie; el otro el que ven nuestras autoridades, de todos los niveles, eh.

En redes sociales circuló un video donde aparece una joven sentada sobre el suelo de tierra, sin zapatos, llorando. Junto a ella, dos soldados, uno de ellos mujer, y un elemento de la Policía Federal, más la persona que grabó el video. ¿De qué corporación habrá sido? La están torturando.

La soldado le habla a la mujer, quien tiene una playera amarilla cubriéndole la cabeza. La militar le hace preguntas y en ocasiones, corta cartucho, o bien, le coloca la punta del rifle en la cabeza, y la víctima llora.

El policía federal entra en acción para cambiar la playera que cubre la cabeza por una bolsa transparente de plástico.

Se escucha que alguien pregunta “¿Vas hablar?”.

La mujer con la bolsa sobre su cabeza grita, y el policía le tapa la boca con la mano.

Le preguntan por una persona de nombre María, y la joven responde que no la conoce, el policía la jala de los cabellos

La escena de intento de asfixia se repite. La reacción de la soldado es la siguiente:

-Pinche vieja dramática, sí estaba respirando, hija de su puta madre, te digo que (inaudible).

Incluso el policía la pisa el brazo izquierdo a la altura del codo

–Ya te acordaste, o quieres más bolsa, o quieres agüita o quieres toques, dime tú qué quieres, ya te acordaste, ya te acordaste…

No es ninguna escena de El Infierno.

La Secretaría de la Defensa Nacional aceptó que sucedió el 4 de febrero de 2015 en Ajuchitán del Progreso, Guerrero (que fue uno de los municipios donde puso en marcha un operativo de vigilancia federal en diciembre de 2014). Dicen que dieron vista al ministerio público. Que la Procuraduría general de Justicia Militar responsabilizó a un capitán y a la soldado por el delito de “desobediencia”. Se les dictó auto de formal prisión el 11 de enero de este año. Están a disposición del Juez Quinto Militar quien lleva el caso.

Hasta ahí todo bien. Pero hay una parte del comunicado que me sorprende. Dice:

–Denotándose que se trata de poner en entredicho el actuar de los integrantes del instituto armado.

No sé usted pero yo sí pongo en entredicho –y creo que con razón– el actuar de estos elementos, eso no quiere decir que sea un ataque al “actuar de los integrantes del instituto armado”. A todos no; a estos sí, sin duda.

¿Recuerda la entrevista que dio hace poco el Presidente Enrique Peña Nieto donde decía que muchos mexicanos veíamos una “realidad distorsionada” con respecto al país que él no compartía? Bueno, creo que es epidemia (y quién sabe cómo él se ha salvado) porque ahora hay más señales claras de su internacionalización.

Me queda claro después de la visita que EPN hizo esta semana a Alemania y Dinamarca. En su visita a esos países los dos primeros ministros, Angela Merkel y Lars Lokke Rasmussen le ofrecieron a nuestro país apoyos puntuales para mejorar la situación de derechos humanos en el país. Merkel incluso ofreció apoyo en particular para el caso Ayotzinapa. Esto justo cuando ya todo el gobierno dijo que no quieren que el GIEI se quede (una decisión que, al menos por formalidad deberían de tomar junto con la CIDH y los padres de los 43).

Lokke dijo algo que me da orgullo y pena al mismo tiempo:

–México es un aliado muy confiable en las Naciones Unidas cuando se trata de aprobar medidas que apunten a los derechos humanos. Durante muchos años México y Dinamarca han trabajado en defensa de los derechos de los pueblos indígenas.

Y es verdad, en serio. México tiene un enorme reconocimiento en apoyar medidas vanguardistas de derechos humanos. Nuestros integrantes del servicio exterior son súper reconocidos en el tema, admirados incluso. Y entonces, ¿por qué somos tan farol de la calle y oscuridad en la casa?

Al parecer la buena suerte que tenía Humberto Medina Ainslie y Alejandro David Medina de la Cruz, padre y hermano del ex gobernador Rodrigo Medina se les terminó.

El SAT ya les echó el ojo y les aplicará una auditoría.

En el caso del padre del ex mandatario, le están solicitando su declaración de impuestos del 2013, mientras que a Alejandro David las del periodo 2010-2014.

En otro de los grandes pendientes del país, la discusión del Sistema Nacional Anticorrupción, las cosas avanzan. Hay, como me decía ayer Max Kaiser, puntos históricos, buenos y preocupantes. Pero de los tres.

Histórico que la Ley3de3 sea la base de discusión en el Senado y no la licuadora de distintas iniciativas, como es costumbre. Histórico también que diversos integrantes de la sociedad civil puedan participar de manera abierta en las discusiones. Bien por el Seneado que no fue formalista y lo permitió.

Bueno también que a propuesta de la sociedad civil se trabaja en un documento de Google Docs abierto y donde cada senador pone, en una columna –con nombre y apellido– su propuesta de cambio. Así se sabe quién tiene qué posición; eso antes se diluía con la figura de un asecretario de acuerdos.

Preocupante que los snenadores no entiendan, como plantea la sociedad civil, la necesidad de sí dar más herramientas para la denuncia ciudadana y se hable de “violar la constitución” Sí se necesitan whistle blowers, herramientas tecnologicas, visitas domiciliarias, recompensas, incentivos, protección o todo será una simulación.

En fin, que la semana que entra conocemos un tercer borrador de trabajo. Pero sí sabremos quién propone qué. Eso es muy bueno.

Por cierto, está muy difícil que se logre aprobar antes de que concluya el periodo de sesiones. Pero el plazo constitucional termina el 28 de mayo. ¿Alguien se atreverá a decir que no a un periodo extraordinario?

Va pa´fuera. El Congreso de Guanajuato decidió remover de la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables a la priísta Luz Elena Govea López.

El pasado 6 de abril declaró durante una reunión entre legisladores de esa comisión y mujeres indígenas:

— Yo no me las imagino, y lo digo con todo respeto, a lo mejor estoy mal, no me imagino a una mujer indígena vestida como viste…nosotros las imitamos, nosotros imitamos su manera de vestir…No me las imagino en una fábrica, no me las imagino haciendo el aseo de un edificio, no me las imagino detrás de un escritorio. Yo me las imagino en el campo.

Sus palabras provocaron abrir una queja ante la Procuraduría de Derechos Humanos de Guanajuato. El miércoles 13, siete días después, pidió disculpas:

–En mi concepto, y por mis orígenes, las comunidades indígenas merecen toda mi consideración y absoluto respeto a sus valores y costumbres.

Demasiado tarde.

 

DDHH: los puntos que hacen tendencia. Listo, el tercer peritaje de la PGR

Hoy es uno de esos días en que los temas pululan en la agenda nacional. Uno ya no sabe si voltear y comentar el testimonio del hacker, Andrés Sepúlveda, que asegura que trabajó para Enrique Peña Nieto en la campaña de 2012, reírse con la propuesta de Diego Fernández de Cevallos de rifar la entrada a su siguiente fiesta, hacer énfasis en que falta sólo un mes para que se discuta, según el plazo constitucional las leyes del sistema nacional anticorrupción y que la cosa pinta mal, o, para variar tocar el tema de derechos humanos y su fragilidad en México.

Y como no me decidí, trataré de tocar, aunque sea de rápido, la mayoría.

Duro lo que dijo Emilio Álvarez Icaza, aún secretario Ejecutivo de la CIDH. Ya dio acuse público de recibido el hecho de que se inicio una investigación en su contra (que no ha sido ratificada, por cierto) por un supuesto fraude de un dinero que, está probado y avalado por la OEA, que él no recibió ni usó:

–-Ni en el Perú de (Alberto) Fujimori, ni en la Venezuela de (Hugo) Chávez (Uyyyyy, tsssss), no hay precedente de investigación previa sobre el Secretario Ejecutivo de la CIDH. México se está poniendo en una regresión autoritaria… si (el gobierno de México) ataca así a los organismos internacionales, cómo se puede esperar que actúe con los defensores de los derechos humanos en su país.

Sopas. Auch.

Lo cierto es que dos puntos crean tendencia y en el caso de los derechos humanos en México y las recomendaciones internacionales son mucho más que dos, ya ni hablo de la situación de defensores de derechos humanos en el país. Enumero (y quizá faltan temas):

–La reacción en febrero de 2015 de las recomendaciones del Comité contra la desaparición forzada de la ONU. El gobierno dijo que “no reflejaban” la situación verdadera del país (ya sabe: tenemos un Presidente que cree que la mayoría tiene una visión distorsionada de la realidad).

–La reacción, en marzo de 2015, al informe sobre tortura de Juan Méndez. Lo mismo. La reacción del gobierno fue insistir e insistir en que no había tortura “generalizada”. Y esa fue la nota, aunque aceptaron las recomendaciones. Ahora sabemos, además, que Méndez pidió regresar a nuestro país este año, antes de octubre que finaliza su gestión; pero fue notificado que no podrá ser.

–El retiro del apoyo al juez argentino Eugenio Raúl Zaffaroni a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. ¿Qué dijo él? Ah, pues que en México vivíamos un “genocidio por goteo”. No cayó bien.

–También el inexplicable retiro del apoyo a la candidatura de otro académico serio, Miguel Sarré, al comité contra la Tortura de la ONU. Decidieron nombrar a Claude Heller, diplomático de carrera.

–El hecho de que desde octubre de 2014 haya más de 60 recomendaciones de la ONU al Estado para la implementación de la Convención por los derechos de las personas con discapacidad. No ha pasado nada.

–La reacción, también adversa para la segunda parte del informe del GIEI (la primera lo tomó bastante bien el gobierno mexicano, pero después hubo un latigazo de retroceso).

Mucho más de dos puntos.

A todo esto, dado que les choca que vengan “extranjeros” a decirnos todo lo que nos falta, ¿por qué no le hacen ni caso, o como deberían, a la CNDH?

A partir del primer minuto de hoy la PGR podría tener los resultados del tercer estudio sobre el fuego en el Basurero de Cocula, los que conoceremos públicamente en los próximos días. Es ese peritaje al que la PGR apuesta que cree el “desempate” a si lo dicho por Jesús Murillo Karam es “verdad histórica” o “hipótesis muy dudosa”. El exprocurador, por cierto, se reunirá el miércoles 6 de abril con los diputados federales que da seguimiento al caso.

Otros resultados que están próximos a conocer son los realizados a los restos óseos localizados en ese basurero y en el Río San Juan. El próximo lunes, Eber Omar Betanzos, subprocurador de Derechos Humanos viajará a Innsbruck donde se los entregarán. Permanecerán en un sobre cerrado el cual se abrirá el jueves 7 en una reunión con los padres de familia de los normalistas y los integrantes del GIEI.

Cuando el GIEI se vaya. El gobierno federal da muestras claras de que ya está hasta el gorro del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes que colabora con el caso Ayotzinapa. Su segundo periodo, acordado con la Comisión Interamericana en Derechos Humanos, termina en abril.

Miguel Ángel Osorio Chong ya dijo que el grupo se va terminando este periodo. Los padres de los 43 y sus representados dicen que el periodo se puede alargar… y sí. Se podría. Pero hay escasez de algo que se llama “voluntad política”. Ni porque Angélica de la Peña y Fernando Herrera, senadores de PRD y PAN también lo pidan.

Yo lamento mucho este cierre; creo que a los mexicanos nos convendría mantener el grupo más tiempo en México. ¿Qué pasará cuando el GIEI deje de ser, aunque se resistan a verlo así, un parachoques de la indignación social? Sí es una institución que crea, por lo menos diálogo, entre las partes. Los mexicanos nos quedaremos con la papa caliente, muy caliente.

En otro tema donde la voluntad política escasea es en el Congreso de la Unión. Tiene razón César Camacho al asegurar que es “jurídicamente inviable” que los padres de los 43 suban a la Tribuna a hablar del caso, como han pedido. El coordinador del PRI argumenta –de nuevo, con razón– que no hay motivo para su exposición como sí la hubo cuando hablaron integrantes del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) porque se discutía, en su momento, la ley de derechos indígenas.

Si hubiera voluntad política pues sabrían que uno de los pendientes –urgentes, además– es la ley sobre desaparición forzada en el país y le meterían acelerador. Pero no. Como no está (aún) en la agenda, los padres no pueden subir y hablar.

Donde el tiempo corre –tic, tac, tic– es en el Senado. Estamos a un mes de que concluya el periodo ordinario de sesiones y no hay avance visible en las leyes para echar a andar el Sistema Nacional Anticorrupción. Un debate serio, pues. El PRI-PV ya presentó su iniciativa que todos señalan como descafeinada (por ponerlo bonito), también entró la iniciativa ciudadana de la #Ley3de3, que, pese a su nombre, plantea mucho más que sólo hacer obligatorio que todos los funcionarios públicos presenten su declaración patrimonial, de intereses y fiscal, sino que es toda una ley de responsabilidades.

Tic, tac, tic, tac. No veo prisas. Debería.

Por lo pronto, sobre el dictamen de Pablo Escudero (del partido sandía: verde por fuera, rojo por dentro) ya circula un documento muy bueno que contesta en 11 puntos por qué esta reforma propuesta no es la que queremos, la que está en el espíritu de la reforma constitucional. Se llama “Así no”. Y sí: #AsíNO.

Nos enteramos por el Centro Pro. De siete militares juzgados por el caso Tlatlaya, seis quedaron libres y uno fue condenado a un año de prisión, que ya cumplió. Todos, claro, en un juzgado militar por lo que no sabemos mucho más y eso nos crea dudas.

Por la vía civil hay todavía tres militares detenidos.

Y es que los militares, la verdad, pobres, ni cómo salir bien librados de esta. Están haciendo tareas que no les corresponde (la mayoría de ellos con honor), con un marco legal que no los apoya, y luego también se resisten a los cambios (sus razones tienen, pero no ayuda). Y es que eso de no abrirse más –sí, aún más– al escrutinio de fuera, a que sus propios elementos puedan acudir a tribunales civiles les da miedo… aunque es la única manera, me parece, de recuperar la confianza perdida en una institución importantísima.

Ellos lo dijeron:

–Me dijo: ‘amiga, vengo a darte todo el apoyo, estáte tranquila. No sufras, mujer, no sufras, que se te va a hacer justicia. Defiendo a la niña, estoy con la inocencia veracruzana’: Javier Duarte según relató la abuela de Daphne, María Bretón de la Cruz. El gobernador fue a hablar con ella. Qué tal eso de “No sufras, mujer”… sonó casi mesiánico. El procurador dice que la investigación y el derecho sigue su curso. Y sí, quizá, pero qué largo y tortuoso camino.

–Si somos impositivos, ni modo: Miguel Angel Mancera, pero no con respecto al Hoy no Circula temporal, sino a la implementación del Nuevo Reglamento de Tránsito. Pues sí, ni modo. Pero la gran pregunta es: ¿está el transporte público en condiciones para darse abasto para trasladar a los habitantes de la CDMX? ¿qué van a hacer al respecto?

El incómodo informe de la CIDH

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) acaba de presentar su informe sobre la “Situación de derechos humanos en México” después de la visita que hicieron el año pasado.

Ya se imaginará cómo reaccionaron nuestras autoridades: mal.

Aunque la CIDH “valora las medidas que el Estado ha tomado para hacer frente (a) la situación presentada en el informe”, también informan que entre la pasada administración federal y la actual “no habrían cambios sustanciales en relación a las políticas de seguridad y a los niveles de violencia”.

Peor aún. Detallan que, de acuerdo con el Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas, entre diciembre de 2006 y agosto pasado se tenían registrados 151 mil 233 homicidios en todo el país. Consideran que las desapariciones forzadas en nuestro país han “aumentado en forma dramática” en México.

–La actual crisis de graves violaciones de derechos humanos que atraviesa México es en parte consecuencia de la impunidad que persiste desde la Guerra Sucia y que ha propiciado su repetición hasta hoy en día.

Es decir, no hemos cambiado el acceso a la justicia en décadas. Pervive la impunidad. ¿Cómo decir que no es así?

La CIDH no quita el dedo de la herida: recuerdan casos como Tlatlaya, Estado de México; Apatzingán, Tanhuato y Ecuandureo, Michoacán. Claro, Ayotzinapa.

¿Qué nos dicen sobre la tortura? Retoman cifras de la PGR, que hasta abril del año aceptaron que tenían 2 mil 420 investigaciones en el tema y de todas ellas… sólo 15 sentencias condenatorias (que representa el 0.61 por ciento). Sólo en este tema, el informe detalla que en torno a las investigaciones sobre la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa: “el 77% de las personas investigadas mostraban lesiones corporales, un indicio, por lo menos de la existencia de apremios ilegales y posibles torturas perpetradas en su contra”.

Sobre Ayotzinapa y el trabajo del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, GIEI, James Cavallaro, presidente de la CIDH resalta que los integrantes de este equipo de trabajo han sido blanco de ataques difamatorios y de desprestigio.

Por supuesto que de ninguna manera nuestro gobierno aceptó semejante informe. Vía la secretaría de Relaciones Exteriores, la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Gobernación, de plano consideran que están equivocados en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

–“(El Informe) desafortunadamente no refleja la situación general del país y parte de premisas y diagnósticos erróneos, que no se comparten”.

Insisten que de aquí no hay ninguna crisis en materia de derechos humanos.

¡Qué va!

Que sus apreciaciones se deben a que sólo acudieron a “lugares focalizados” y “entrevistas sobre temas específicos”.

Para qué alarmarse de que en Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua, se tiene registradas 351 personas desaparecidas, y sólo hay una persona detenida, como lo decía ayer Aldo Meza. Se trata de un policía acusado de desaparición forzada.

Qué decirles a “Las Rastreadoras”, un grupo de madres de familia y también familiares de personas desaparecidas en Sinaloa, que ante la falta de respuesta de las autoridades, ellas realizan tareas de búsqueda. El gobierno de Mario López les prometió un equipo canino para localizar cuerpos. Hasta principios de febrero pasado, la ayuda no había llegado.

¿Qué les decimos a los integrantes de “Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco”, y también de “Por Amor a ellxs”, en Jalisco?

¿Y qué decirles a los familiares de las 840 mujeres asesinadas en el Estado de México entre 2011 y 2013, motivo por el cual se emitió la alerta de género el año pasado?

¿Qué decirles a los papás de los 5 jóvenes desaparecidos en Tierra Blanca, Veracruz, quienes mantiene un plantón en la Fiscalía estatal en espera de que les digan dónde están sus hijos? Todo indica que lamentablemente fueron asesinados, de acuerdo con autoridades federales. De nuevo fueron policías, parte del Estado, que ha fallado.

¿De motines? Ay, lo sucedido en Topo Chico seguramente fue una pelea cualquiera. O lo de Piedras Negras. ¡Si tenemos pleno control de las prisiones en el país!

Ayer la canciller Claudia Ruiz Massieu consideró el informe debía tener también un “el reconocimiento de avances (en materia de derechos humanos) compromiso que ha tenido el Gobierno de México”.

Es cierto que se ha avanzado, pero el tamaño del reto es tan grande que no es tiempo de felicitaciones sino de acciones. Desestimar que hay una crisis no ayuda a nadie. Me extraña el silencio, por cierto, de Roberto Campa.

Por cierto, ni el gobierno ni la CIDH ponen realmente énfasis en la también crisis de derechos humanos en el que permanentemente viven las personas con discapacidad en México. Sólo dejo el tema ahí.

Y siguiendo con el tema de derechos humanos, ayer Carlos Beristáin y Claudia Paz y Paz, integrantes del GIEI se reunieron en Bruselas con integrantes de la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo.

Les solicitaron su colaboración a fin de que apoyen la labor que están haciendo. Reiteraron que los ataques en contra de los integrantes del GIEI son para intentar “cerrar el espacio en la búsqueda de la verdad en el caso”. Hicieron énfasis en que aún no pueden entrevistarse con los integrantes del 27o Batallón de Iguala.

Ayer precisamente el Centro Pro de Derechos Humanos difundió 8 de las razones por las cuales el gobierno mexicano-Enrique Peña Nieto debe permitir que los integrantes del GIEI se entrevisten con los militares.

Entre algunas de ellas están:

–Porque en democracia, las fuerzas armadas no deben ser autónomas sino sujetarse a controles civiles.

–Porque se encuentra demostrado que elementos del 27o Batallón presenciaron la agresión contra algunos de los estudiantes desaparecidos.

–Porque el noche del 26 de septiembre de 2014 el Ejército operó en Iguala con un cuerpo irregular, cuya intervención debe indagarse.

–Porque el Ejército intervino en la información recabada por el C4.

–Porque los investigadores de la PGR no interrogaron exhaustivamente a los militares acerca de sus posibles vínculos con grupos delictivos.

No me cabe en la cabeza que realmente se crea que se “cuida” al Ejército Mexicano con estas medidas. En serio, no.

Lo que empezó con un simple reclamo en Facebook está tomando tintes casi bíblicos. Aunque estemos en un Estado laico, espero que esto no llegue al extremo de Caín y Abel, por el bien de todos, aunque suene a coalición electoral.

Le explico querido lector, lectora.

Andrés Manuel López Obrador lamentó que su hermano Arturo apoyara a Héctor Yunes, candidato del PRI al gobierno de Veracruz. Doble golpe moral para el líder de MORENA.

Luego echó más leña al fuego:

–Los traidores existen hasta en la familia…cuando no hay ideales, cuando no hay principios, por lo general no se resiste la tentación del poder. El poder atonta a los inteligentes y a los tontos los vuelve locos…

Compruebo que los López Obrador son de mecha corta. Arturo no se quedó callado y respondió que le podrán decir lo que quieran, pero traidor no.

Que él no ha traicionado a nadie, y bajita la mano le pregunta si no se mordió la lengua porque para traición, su hermano ha estado en tres partidos políticos. ¡Zas!

–La tiranía es creer que todos van a marchar cuando yo marche y que todos van a bailar al son que yo toque. Andrés Manuel hace eso y no se vale porque no todos pensamos igual… tampoco hay que ser tirano porque uno no pude aspirar a que todos piense igual que uno.

Arturo –quien dice que lo sigue queriendo– le recuerda que mientras él lo apoyo en la pasada campaña presidencial en Tlaxcala, el Peje no metió las manos para defenderlo cuando le quitaron la candidatura a diputado federal por esa entidad.

Y peor aún. Según Arturo, Andrés Manuel se está quedando sólo. De los seis hermanos que son, sólo uno lo apoya.

Él lo dijo:

–Vamos a cerrar la frontera, construiremos un muro… tal vez le ponga mi nombre: Donald Trump. Sin comentarios.