Archivos de la categoría Blog

Publicidad interesante que incluye

¿Por qué si las personas con discapacidad forman parte de la sociedad no están retratados en la publicidad? ES una pregunta que desde hace tiempo me hago… desde una muy interesante entrevista con Emily Perl Kingsley hace tiempo, publicada en este blog.

Desde entonces le planteo la misma pregunta a todo publicista que me encuentro, público o privado. Los públicos dicen que los incluirán… y lo hacen muy poco. Los privados dicen que no venden. No sólo eso sino que la discapacidad puede estar asociada con cosas negativas… y no sé porqué siempre me citan a niños con cáncer. O sí sé: porque asocian a la discapacidad con temas médicos, nada más…

Por eso me dio mucho gusto ver este anuncio de Target, en Estados Unidos. Es una tienda departamental como de todo y en su publicidad regular del 2 de enero incluyeron, sin decir nada más, a un niño con síndrome de Down como modelo. Se llama Ryan, ha salido en otros anuncios y ya hasta se volvió famoso, como se ve en este video: una nota de NBC Nightly News que además retoma otros ejemplos recientes de comerciales o apariciones de personas con discapacidad en programas como Glee.

Me enteré por un blog muy lindo: Noahsdad.com Es un blog que escribe el papá de un niño con síndrome de Down llamado Noah y que tiene como objetivo contar la vida de su hijo para hacer ver que hay muchas más similitudes que diferencias. Noah está hermoso, además de todo.

Coincido con él en el post en el que lo mejor de la publicidad de Target es que no dijeron nada especial: sólo lo pusieron. Así, como dice el papa de Noah, dicen muchas cosas y traduzco varias:

1) Dijeron que las personas que nacen con síndrome de Down merecen ser tratadas igual que otras personas en este planeta

2) Dijeron que es tiempo que las organizaciones busquen soluciones creativas para promover la inclusión y no la exclusión. Lo de Target fue algo intencional y hay que serlo.

3) Dicen que las compañías no tienen que llamar la atención al hecho de que eligen ser inclusivas para que la gente note que apoyan a las personas con discapacidad. Es más, al no hacer una gran cosa al promocionar eso, están haciendo un mucho mejor trabajo para demostrar su apoyo a la comunidad con necesidades especiales.

4) Dicen que el mundo ve a las personas que nacen con discapacidad con nuevos ojos. Que es tiempo de dejar atrás todos los estereotipos falsos o imprecisos del pasado y avanzar abrazando el futuro con los verdaderos y precisos.

Ahora ya tengo argumentos cuando hable con un publicista. Les aseguro que, además, a Target le fue muy bien comercialmente. Yo iría a comprarles algo luego, luego…

Hay otros dos anuncios, que en realidad son promocionales de ONCE para promover esta visión. Valen mucho la pena, ambos:

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=7XuwQYUp8Gs

http://www.youtube.com/watch?v=dm0cYFHhNyg&feature=player_embedded

¿Qué opinan? Espero sus comentarios, estamos en cibercontacto…

Una felicitación

Para el blog Creciendo con Ale, que se los recomiendo muchísimo. ES también un blog que hacen los papas de Ale, un niño de cinco años quien tiene parálisis cerebral. La dirección es esta.

Felicito a sus creadores, Atenas Quintal y Víctor Burgos, no sólo por su creatividad y pasión por comunicar, que siempre ayuda, sino porque acaban de recibir el Premio Estatal de la Juventud. Muchas felicidades y larga vida al blog.

Misión cumplida: una esquina inclusiva (y otras buenas noticias)

Para Federico Fleischmann, compañero de muchas aventuras.

Para Claudia Anaya y Ricardo Bucio, comprometidos cómplices por los derechos de las personas con discapacidad.

Y con mucho cariño para Mayra-Bellota y Claudia G, quien no ceja hasta hacer sueños realidades. Y a la comunidad del blog

Todo comenzó en febrero de 2009. Marcelo Ebrard acababa de anunciar lo que sonaba como un plan estratégico ambicioso para garantizar la accesibilidad de las personas con discapacidad en el DF: nada menos que 100 mil rampas en corredores accesibles. A este blog invitamos a participar nada menos que a Federico Fleischmann, Presidente de Libre Acceso para que nos explicara como iba el plan.:

Federico ya había estado en el blog dos años antes, en el 2007, cuando se presentó el Manual de Accesibilidad pero en esta ocasión nos invitó/ retó: a ver si ustedes contribuyen al menos a patrocinar una rampa.

La comunidad de este blog se entusiasmó con la idea con mucha generosidad. Desde entonces se propuso a Claudia G. como encargadadel proyecto o tesorera; también a Bellota-Mayra.

El 6 de marzo de 2009 aceptamos el reto, poco después abrimos una cuenta mancomunada en Banamex con las firmas de Claudia, Mayra y yo… y comenzó la espera para en verdad patrocinar nuestra rampa.

Desde entonces, todas las semanas con puntualidad Claudia nos hacía un reporte del dinero que había en la cuenta en la cual participaron varios bloggueros, incluidas ellas mismas, y Mayra nos hacía el resumen. Fuimos, con el tiempo juntando unos pesos de intereses semana tras semana.

Esperamos mucho a que se iniciara el proyecto…. Y no pasó nada. El primer presidente de Nuestras Realidades con el que hablamos fue Alfonso Jiménez, quien acusó al Gobierno del DF de incumplir con lo prometido (que sólo era entregar el estudio sobre dónde debían ponerse las rampas) y hasta llegó a acusar a Jesús Valencia, entonces encargado del DIF de presunta corrupción, cosa que fue aclarada.

Más tarde, en enero de 2010, un nuevo presidente llegó a Nuestras Realidades: Fabrizio Ledesma. Él retomó el proyecto, lo impulsó. Propuso que las rampas –entonces todavía seguía el proyecto original—fueran prefabricadas y se pusieran en el lugar. Aumentó el precio de la propuesta original…. Y sí, algunas de estas rampas se pusieron. Pero desde entonces el proyecto estaba cuestionado porque Ledesma era también socio de una constructora que haría el proyecto, lo que sonaba mal viniendo de una A.C., asociación sin fines de lucro. Él defendió públicamente –en este blog también—su derecho a hacerlo.

En el blog propuse, ya en enero de 2010 –de acuerdo con Claudia y Bellota– que aún así patrocináramos esta rampa.

Sin embargo volvió a pasar un tiempo en el que no pasó nada. Luego supimos que las rampas prefabricadas finalmente no funcionaron y tuvieron que ser reemplazadas.

Fue hasta agosto de este año cuando de nuevo nos contactaron de Nuestras Realidades. Había una nueva directora ejecutiva –con experiencia, finalmente en organizaciones de la sociedad civil—quien nos propuso que continuáramos con el proyecto. Claudia G. y yo nos entrevistamos en la sede de Nuestras Realidades, ya en el DF, con Gemma Santana, esta nueva directora.

Del proyecto original de 100 mil rampas quedaron sólo –y veremos si se cumplen—10 mil “esquinas inclusivas”, que son como 3 rampas en una, según nos explicó y lo compartimos en el blog Por lo mismo, el precio volvió a subir: a 18 mil 750 pesos.

Quedamos en espera unas semanas de que nos mandara Gemma tres propuestas de lugar a construir nuestra no rampa, sino “esquina inclusiva”. Votamos por un lugar que finalmente no se pudo porque era un lugar previamente seleccionado por GNP, uno de los principales patrocinadores. Y elegimos otro ras una votación en el blog donde presentamos tres lugares finalistas, todos en Iztapalapa porque es la delegación del DF donde viven más personas con discapacidad y donde menos patrocinadores hay.

El lugar designado fue una escuela en la calle de Porfirio Díaz, cerca del centro de Iztapalapa. Claudia G. y yo fuimos a conocer el lugar en situ el 26 de octubre y entregamos a Nuestras Realidades el cheque correspondiente.

Tras postergarlo durante unas semanas porque la autoridad del espacio público y la delegación Iztapalapa no acababan de dar permisos, finalmente el viernes pasado, 9 de diciembre, inició la demolición de la rampa que ya había en el lugar para dar paso a la esquina inclusiva. Claudia G. fue la única que pudo ir a atestiguar el gran momento. E hizo una gran crónica de las horas que estuvo ahí, sí, horas.

Les pongo en esta fotogalería todas las fotos que mandó Claudia G. quien estuvo ahí desde que rompieron la acera hasta que casi acabaron de colar la nueva rampa junto con Ricardo Montesinos, el arquitecto encargado de Nuestras Realidades. Se tardaron mucho porque la revolvedora se descompuso y tuvieron que hacer la mezcla a mano, primero y luego por un contratiempo más grave.

Con decirles que Claudia tuvo que actuar hasta como paramédica, digamos, porque uno de los 4 trabajadores que construyeron la esquina accesible, a quien le dicen “El Tererete” tuvo un accidente: al cargar la revolvedora al camión, esta se cayó encima de él. Pensaron en principio que el trabajador se había roto una pierna, pero fue un rozón. Claudia fue a la farmacia y compró una venda y belladona (no había árnica) y el trabajador se fue cojeando.

Claudia compró tacos y refrescos para todos que comieron ya fríos tras los contratiempos. De carnitas con salsas muy picosas… ese día la rampa quedó casi lista pero la terminarían el lunes 12. Sin embargo, los trabajadores se tomaron el guadalupano día y ya no fueron. Esta misma semana se terminó de detallar todo.

Así que sólo nos tardamos 2 años y casi 10 meses, pero lo logramos. A todos ustedes que lo hicieron posible y nos acompañaron en esta aventura de cambiar, aunque sea esquina a esquina, el mundo en el que vivimos para hacerlo más accesible para tod@s, muchas gracias. Pero sobre todo muchísimas gracias a Mayra-Bellota y a Claudia G.

Banorte y Conapred

Y cerramos el año también con buenas noticias con respecto a un caso que tocamos aquí en el blog: el de la discriminación que sufrió Jesus Flores Robledo, un empresario con debilidad visual, cuando Banorte decidió no darle el crédito por razones de discapacidad. ¿Lo recuerdan?

Bueno, pues Banorte reaccionó excepcionalmente bien, como después publicamos. No sólo arregló el asunto con Flores Robledo, sino que se comprometió a hacer acciones para incluir a personas con discapacidad http://blogs.eluniversal.com.mx/weblogs_detalle14589.html

Pues han decidido dar un paso más allá. Ayer en las oficinas de Banorte, su director general, Alejandro Valenzuela, firmo un convenio con Conapred y la idea es que se vuelvan una ICI, es decir, Institución Comprometida con la Igualdad a fin de evitar cualquier conducta discriminatoria, de raíz, hacia cualquier persona.

Es el primer banco que da este paso. Aquí pueden escuchar tanto las palabras de Valenzuela como de Ricardo Bucio a la hora de la firma de que atestiguó Claudia Anaya, la diputada comprometida con este tema que fue quien alertó del caso inicial que llevó a hacer todo este cambio en el grupo financiero y que ayer reconocieron como “su madrina”.

Valenzuela en la firma del convenio se comprometió a hacer revisiones semestrales de avance en esta iniciativa que capacitará, poco a poco a sus 24 mil empleados y sus mil 100 sucursales (mil 400 ya contando a IXE).

Valenzuela dijo que también buscará promover que este sea un primer paso que adopten otros bancos para hacer accesibles e incluyentes a todo el sistema financiero, lo cual es fantástico.

Muchas felicidades a Banorte por poner el buen ejemplo que espero que cunda. Y bien por darle la vuelta a la crisis y enfocarlo a una medida que sea por el bien de tod@s

Y Federico Fleischmann

El viernes pasado, también, Federico Fleischmann fue galardonado con el Premio Nacional de Derechos Humanos 2011. Y fue un gran día porque se volvió a hablar en Los Pinos y frente al Presidente de los derechos de las personas con discapacidad.

Es público que yo quiero mucho y valoro a Federico. Ahora además me honra ser asociada honoraria de Libre Acceso, A.C. por lo que me da, si es posible, más gusto. Pero les quiero comentar que tras el discurso de Fleischmann, en donde hizo ver que era una incongruencia aprobar una nueva Ley para la Inclusión y del desarrollo de personas con discapacidad y luego no dar los recursos suficientes para que se implemente…. El Presidente reconoció que hay que mejorar la partida presupuestal que este año que tan sólo es de 16 millones 300 mil pesos… y eso tras que Yolanda de la Torre, diputada y Presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables, cabildeó para que fuera más.

El Presidente respondió al reproche –elegantemente dicho—de Federico así:

“He dicho y reitero, estimado Federico, que las personas como tú nos están curando a los mexicanos de una gran discapacidad, y que es la discapacidad, la ceguera que nos impide ver, que nos impide entender que superar los obstáculos que rodean a las personas con discapacidad no es un asunto exclusivamente de las personas con discapacidad. Es un asunto que nos compete a todos por estrictas razones de justicia, en tanto que todos somos iguales en esencia y en derecho.

Y, por supuesto, que tienes toda la razón en reprocharnos, muy elegantemente, además, a todos, esta inaceptable partida que fue otorgada a la Comisión para atender la discapacidad y, por supuesto, que en lo que esté de mi parte haremos todo lo que legalmente nos permita hacer, que tampoco es mucho, pero haremos todo lo que esté de nuestra parte para rectificar esta irresponsabilidad en la decisión del Presupuesto de Egresos”..

Veremos qué pasa. Por lo pronto un fuerte abrazo a Federico por el premio tan merecido

El DF ante un sismo, su plan

¿De qué manera está lista la ciudad de México para enfrentar un sismo de grandes proporciones? Toco madera al escribirlo (la superstición de quien escribe que no está de más), pero no hace falta ser Einstein para saber que la capital del país está en una zona sísmica y que tarde o temprano lo enfrentaremos.

Este sábado 10 de diciembre el sistema se puso a prueba. Tembló en la ciudad de México a las 19:47 horas con una magnitud de 6.5 grados Richter. Y la reacción del gobierno de la ciudad, al menos a mí me asombró. A los minutos de sucedido, ya sabíamos en general que la ciudad estaba bien y el jefe de gobierno –quien estaba en Argentina en la toma de protesta de Cristina Fernández—tuiteó pormenores de instalaciones de Metro, gas, luz que calmó a la población.

¿Cómo fue posible esto? Para ello hablé con Elías Moreno Brizuela, secretario de Protección Civil del DF, quien me contó todo su plan para reaccionar ante una emergencia así. Es un protocolo pensado en 6 puntos que es muy interesante conocer y se los comparto.

Antes es importante saber algo. El DF cuenta con tres alertas de sismo diferentes.

Una es la muy conocida alerta sísmica que detecta movimientos que proceden de la costa de Guerrero a partir de los 6 grados Richter. Para que la alarma suene –que a veces no lo hace, para ejemplo este sábado—se tienen que activar dos antenas detectoras.

Otra se llama Alerta 360 y no mide magnitud, sino aceleración, en gales. La medida en gales, me cuenta Moreno Brizuela, muchas veces determina más destrucción que la magnitud misma. Y me pone un ejemplo: ¿recuerdan que este año tembló en Murcia y Lorca, España? Aunque la magnitud fue de sólo 4.6 grados Richter, la medición fue de 30 gales de aceleración. Por eso se cayeron tantas cosas. Nuestra alerta 360 en el DF se dispara a partir de 5 gales de aceleración, venga de donde venga.

El tercer detector es menos tecnológico pero útil: un péndulo creado por el Instituto Politécnico Nacional que se dispara cuando hay un temblor.

Una vez detectado que viene –con 15 segundos de anticipación—o se siente un temblor, se echa a andar un protocolo de 6 ejes de acción predeterminado desde hace 4 años y que contó con la asesoría de especialistas de muchas nacionalidades.

Se los describo, a grandes rasgos, uno a uno.

Primer Eje de Acción,a cargo de la secretaría de Seguridad Pública (SSP). En el momento mismo del sismo, despegan 6 helicópteros. Cinco van a sobrevolar la ciudad para evaluar daños grosso modo; uno va por el jefe de gobierno donde quiera que esté.

Se cita al Gabinete de Crisis y Acción Inmediata que se daba cita en el segundo piso del edificio de Liverpool de la SSP; a partir de ahora será en el C4, el Centro de Control Comando, Comunicación y Cómputo. Cada integrante del gabinete de seguridad tiene designado a dos suplentes en caso de que uno –por cualquier razón—no pudiera llegar.

El Jefe de Gobierno es el encargado a menos de que no esté en cuyo caso toma la dirección el secretario de Protección Civil, como sucedió este pasado sábado. Todos están equipados con Radio Tetra, una tecnología que no se cae, previendo que los medios de comunicación convencionales fallen. Además 3 mil brigadistas ya entrenados salen a la calle a recorrerla para reportar daños; también todos los policías de la ciudad dan reportes.

El secretario de Protección Civil se comunica con contactos previamente establecidos de redes como CFE, Metro, Gas Natural, Teléfonos y Aeropuerto (en el aeropuerto se paran las operaciones y se supervisan las pistas siempre).

Si lo amerita el evento se instala el Centro Coordinador de Operaciones. Además del gabinete de crisis se suman todos los demás secretarios; representantes de Gas, Telmex, CFE, diputados de la comisión de protección civil del Senado y la Cámara de diputados, los secretarios de protección civil de las delegaciones, representantes del Ejército, Armada y también de Protección Civil federal.

Se planea que en máximo 2 horas todo esto esté instalado con un sismo de capacidad destructiva.

El Segundo Eje de Acción está a cargo de la Oficialía mayor y Finanzas. Tienen cuatro bodegas con agua, equipo de apoyo de primera necesidad como palas y medicamentos que ponen a las ordenes de Protección Civil. Además, se tienen firmados convenios con cadenas comerciales para que sean ellas las que, en caso necesario, lleven alimentos, agua y elementos básicos a lugares determinados de inmediato y luego se cobrarán.

El Tercer Eje de Acción está a cargo del secretario de Salud, es el de atención a la población. Previendo que pudiera haber muchos heridos, lo que se hace es que se instalan carpas y hospitales móviles aprovisionados para atender a todas aquellas personas que podrían ser atendidas ahí de cosas menores como raspones, fracturas sencillas, etc. Es importante contar con ello porque si no fuera así, todos irían al sistema hospitalario y se colapsaría.

El Cuarto Eje de Acción es el de la secretaría de Obras. Ellos también mandan brigadas a las calles. Si hubiera destrucción, además de los recursos propios de la ciudad y sus delegaciones, ya se tiene convenios con colegios de ingenieros y compañías privadas quienes ponen a su disposición miles de vehículos. Se procede a levantar escombros con el fin de contribuir a rescatar personas pero también a limpiar vialidades (de edificios que pudieron haber caído sobre calles) para hacerlas transitables a cuerpos de emergencia. Ellos mismos se encargan, tras el sismo, de supervisar todos los edificios antes de permitir que personas los re habiten.

El Quinto Eje de Acción es el de Comunicación Social. Hay sólo dos voceros autorizados para dar reportes a la población: el Jefe de Gobierno y el titular de Protección Civil. Esto es para evitar caos, claro.

El Sexto Eje de Acción está a cargo del secretario de gobierno quien se pone en contacto con delegaciones, estados e incluso otros países. En caso de fallecimientos, él es el contacto para reportar o buscar desaparecidos, heridos o muertos. Se abrirá una página de internet especial para buscar estos datos.

Moreno Brizuela me dice que además de estos Seis Ejes, la secretaría a su cargo tiene también un Atlas de Riesgos que se actualiza de manera regular. Saben a todas horas donde hay más personas en la ciudad, por ejemplo. Cuántas escuelas funcionan y en dónde…. Y eso también influencia su manera de actuar ante una emergencia.

Ese es el plan. Me pareció muy interesante. Moreno Brizuela me hizo énfasis en que esta es la manera de reaccionar, pero que igualmente importante para evitar un desastre son otros dos elementos: capacitación a la población para que sepa qué hacer y claro revisar los edificios de manera regular. Y todos debemos tener un plan personal –y de edificio o cuadra—de Protección Civil. ¿Ya lo tienen?

 


Nace un niño con discapacidad… ¿qué hago?

Desde hace rato que tengo ganas de escribir este post personal. Y es que creo que la vida nos ha preparado poco para saber cómo reaccionar cuando sabemos que ha nacido un niño con discapacidad.

Desde hace varios años –digo, Alan tiene ya 5 añotes—me ha tocado el honor de hablar con varias familias o mamás en los primeros días que tienen, o se enteran que tienen, un hijo con discapacidad, en particular, por razones obvias, un pequeño o pequeña con síndrome de Down.

Dije honor y lo reitero. Así me sentí yo, por primera vez, tras la generosa visita de una mamá con un hijo con síndrome de Down a la semana o algo así de que Alan había nacido: me ayudó a respirar mejor. Fue un regalo tan grande que la única manera de agradecerlo es haciendo lo mismo por alguien más. Así, me he dado cuenta que las familias –y familias ampliadas que incluye a los hermanos, abuelos, tíos…hasta los amigos cercanos—que tenemos a un integrante con discapacidad somos un poco hermanos entre nosotr@s.

Recibir la noticia no es fácil, es verdad. Pero luego…. las reacciones de las personas lo hacen peor. Y estoy convencida de que lo hacen porque no saben qué decir. Así de fácil. Y que conste que no me estoy refiriendo a los muchos doctores poco sensibles para dar la noticia. O que además de poco sensibles son ignorantes con respecto al avance de la ciencia y las nuevas perspectivas de inclusión, que son muchas de personas con discapacidad. No, hablo del primer núcleo de sociedad que nos rodea: nuestros amigos, por ejemplo.

Y aunque no hay recetas, y cada situación será diferente según la cercanía/confianza que tengan con la familia que acaba de recibir a un integrante con una discapacidad, sí me gustaría hacer una serie de breves recomendaciones basadas en mi propia experiencia y tras platicar con varias otras mamás/papás y familias con discapacidad. Y me encantaría que aquí mismo en el blog si tienen alguna otra, la pongan, la compartan.

1) Antes que nada, felicita a la familia. Acaban de tener un hijo. Tu primera palabra ojalá sea eso: Felicidades, bienvenid@.

2) Es posible que la familia tenga cierta reticencia a recibir invitados. Ellos están, casi seguro en un proceso personal, íntimo y necesitan tiempo. Aún así, hazte presente. Hay muchas formas de hacerlo: mándales un recado breve, hazles una llamada telefónica, si se puede manda flores o un regalo. Que recuerde esa familia que no están solos. Si es una familia que ya tuvo un hijo antes y tu actuaste de cierta manera (por ejemplo, mandaste un regalo o fuiste de visita) haz lo mismo.

3) Cuando vayas a conocer al niño o la niña, prepárate un poco y lee acerca de la discapacidad. Es muy importante que cheques que sea buena información, al menos reciente, sobre esa discapacidad. Quizá no para dársela a la familia, o quizá sí, pero en principio, para TI. Podrías, incluso, tú mismo pedir informes a algún tipo de institución y llevarla, por si la familia la necesitara… ellos lo verán como un buen gesto y lo agradecerán. Y quizá sea de mucha utilidad para ellos. Quizá conozcas a otra familia que tenga un integrante con la misma discapacidad: ofrécete a presentarlos.

4) Cuando vayas a conocer al niño o niña, también prepárate emocionalmente si es que es tu primer contacto con la discapacidad. Quizá sientas tristeza, quizá sientas miedo. Reconócelo y trabájalo, pero antes. Si no eres capaz de llegar con una buena actitud –al menos– a conocer a la persona con discapacidad, quizá debas esperarte un poco más, pero no mucho más. Quizá la familia esté pasando por un momento difícil. Pero recuerda que es SU momento difícil, no te lo apropies. Tú estás ahí para dar ánimos, para dar cariño, para apoyar.

Les cuento dos anécdotas personales para ilustrarlo. Perdonarán que no cite a la mujer que me visitó pero es, además de mi amiga, muy famosa y con mucho trabajo. Alan tenía unos días de nacido y de plano cayó a la casa. No preguntó. Llegó con profunda naturalidad a conocer a mi bebé y trajo regalos muy útiles: un pequeño mandil –“Los niños también cocinan”, dijo—y una suerte de matraca que se arrastraba por el suelo y que hacia ruido con cascabeles –“Es buenísimo para que gateen”, dijo, madre ya de 3. Y un ramo muy lindo de flores para mí.

Yo le ofrecí un café como pensando que no se quedaría, pero sí se quedó. Y me habló de su experiencia de ser madre. Y me dijo algo que para mí ha sido muy importante: “No dejes de hacer nada que tú quieras, en tu trabajo y para ti. Alan es una parte de tu vida”.

Otra amiga muy querida, también, Ceci Loría –quien murió hace 3 años por estos días—también llegaba sin avisar, pero ojo, éramos muy cercanas. Se quedaba un rato a estar en lo que estaba haciendo: dándole de comer a Alan o bañándolo o lo que fuera. Ella se encargó de sacarme a tirabuzón mi tristeza, que la tuve, y que llorara. Se lo agradezco con el alma, me hizo muy bien, fue parte determinante para que procesara mi duelo –algo que todo padre/madre debe de vivir– de no haber tenido un hijo que soñé y sí querer al que ya estaba aquí.

5) ¿No sabes de qué hablar? Bueno piensa que el niño o niña con discapacidad es ante todo un niño. Pregunta cómo come, cómo está durmiendo, si los papás están cansados. Que pañales usa, si ya le sacaron muchas fotos y a quién piensan que se parece. Vaya, piensa en todas las preguntas que harías con cualquier otro niño, digo yo “standard”… Y digo standard por qué realmente el término “normal” lo cuestiono mucho a estas alturas. ¿Qué es “normal”?

6) Ofrece tu apoyo. Pregúntalo, de plano. ¿Qué quieren que haga? ¿Con qué les puedo apoyar? ¿Quieren que les consiga algo, que les investigue algo, que haga comida, que se las traiga, que apoye a hacer terapia –si tienes tiempo? ¿Les han encargado algo que no han tenido tiempo de buscar/encontrar? Ustedes sabrán, pues. Depende muchísimo de la relación que tengan con la familia.

Les cuento otra anécdota personal, de un muy buen amigo, Gabriel Bauducco. Él vino a visitarme y a conocer a Alan. Se quedó un buen rato y hablamos. Me dijo algo lindo: que sabía que era un momento difícil el que vivía, pero que también era mi amigo y quería estar ahí para mí. En este momento y en otros que pudieran venir y que seguramente vendrían tras tener un hijo, punto, y más un hijo con discapacidad. Y me abrazó. Lo recuerdo con mucho cariño.

7) Piensa en los otros miembros de la familia. Esa es una reflexión que me hizo hace poco la muy reciente tía de un niñito hermoso con síndrome de Down. Me decía que todos pensaban en los padres, pero no en la otra parte de la familia que también sienten cierta tristeza y desorientación. También ocúpate de ellos si eres cercano o amigo. Sobre todo de escucharlos y de nuevo, de preguntarles qué necesitan.

Bueno, espero que sea de utilidad. Y espero que los que lean este blog, ya sea integrantes de una familia con algún tipo de discapacidad, personas que no tengan un integrante con discapacidad y sobre todo personas que adquirieron una discapacidad –digamos en un accidente—enriquezcan este blog con otras sugerencias.

Lo normal, dice CONFE, es un trato normal. Siempre me ha parecido un gran lema. Pero para que veamos algo normal lo tenemos que conocer. Ocupémonos de ello.


Calderón y Peña Nieto: despedidas y traspiés

Aunque aún con un año por delante, como él mismo lo dijo, el discurso de ayer de Felipe Calderón sonó a despedida. Es comprensible. Frente a la sucesión que trastoca todo, son de los últimos momentos en que el Presidente concentra –aún– todo el poder: el oficial que lo entrega hasta dentro de un año, pero también el simbólico.

El lugar elegido para darlo también fue simbólico. Nada menos que el Campo Marte, zona controlada por los militares y también el lugar donde se homenajearon de cuerpo presente a los dos secretarios de Gobernación muertos en accidentes aéreos de este sexenio: Juan Camilo Mouriño y Francisco Blake Mora a quien el propio Calderón recordó ayer en un momento muy emotivo que hizo que los asistentes se pusieran de pie y que Margarita Zavala fuera a abrazar a la viuda de Blake, Gloria.

Marte, por si fuera poco, era el dios de la guerra romano.

El discurso fue escuchado por funcionarios, invitados especiales, legisladores, algunos gobernadores, muchos miembros de la Marina y Ejército y algo que me llamó la atención: becarios de programas sociales. Muchos de ellos llevaban –hasta Santiago Creel, en primera fila junto con Josefina Vázquez Mota y Ernesto Cordero—gorras blancas puestas.

De la hora y cuarto que duró el discurso, al menos una tercera parte fue para hablar de la estrategia de la lucha contra la delincuencia y temas derivados. Lo mismo para dar un discurso para no iniciados de la diferencia entre narcotráfico y narcomenudeo, que presumir logros como 21 de 37 grandes delincuentes capturados, aclarar que si se intervino fue por la petición hasta por escrito de autoridades locales, asegurar que es un gobierno que respeta a los derechos humanos y asegurar que seguirán con todo contra los malos… y que a todos nos debe preocupar la injerencia de la delincuencia en los procesos electorales.

Aquí el discurso completo, por si no lo vieron:

Destaco el final del discurso, algunas partes, sobre todo las personales:

“Le agradezco a Dios cada día de vida y la oportunidad de servir a México y a los mexicanos en esta trinchera. Aprendí de mi padre que servir a México era un deber. Hoy puedo cumplir ese deber, y también, sé que servir a México es una gran honra, y que servirlo en horas de dificultad, es doblemente un gran honor que yo no tengo con qué pagar.

“En estos cinco años, amigas y amigos, he puesto todo, todo mi entendimiento, todos los muchos o pocos talentos que se me hayan confiado los he puesto para servir a los demás”.

“ Hoy México es una Nación más justa de lo que era hace cinco años. No es, aún, el país al que aspiramos, pero hoy sabemos, con nuestro esfuerzo, que ese México vendrá (…)

“Hasta el último día de mi mandato seguiremos en esta brega por darnos el México seguro que nuestros hijos merecen. Lo hacemos por ellos, sabedores de que lo que sembremos ahora florecerá en el futuro y será justo cuando ellos lo necesiten.

“Siempre me he rebelado contra la fatalidad, siempre me he rebelado contra el: no se puede. Nunca, nunca me he resignado a pensar que México esté condenado al atraso, a la pobreza o a la inseguridad”.

Terminó diciendo que seguirá luchando. Y “alegremente”.

¿Coinciden con el panorama planteado por el Presidente Calderón? ¿Qué evaluación tienen ustedes? ¿Qué pregunta le harían sobre sus 5 años de gobierno?

Traspié de Enrique Peña Nieto

No podemos dejar de mencionar lo sucedido el sábado pasado en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Ahí asistió Enrique Peña Nieto a presentar su libro México, la gran esperanza.

Fue cuestionado sobre los libros que han marcado su vida personal y política… y ahí comenzó el problema.

Y es que Peña Nieto cantinfleó, la verdad. Salvo La Biblia, que dijo que no había leído completa, no pudo citar el título de un solo libro y su autor. Mucho menos tres. Para acabarla confundió autores. Le atribuyó a Enrique Krauze la autoría de “La silla del águila”, cuando en realidad es de Carlos Fuentes… Dicen que en la primera fila su futuro coordinador de campaña, Luis Videgaray, le hacía señas con los dedos sobre la boca: un llamado al silencio, digamos. Lo pueden ver aquí:

Por supuesto que no se la acabó, digamos, con las burlas. En Twitter, hasta ayer por la noche era Trending Topic (TT) un hashtag llamado #LibreriaPeñanieto, donde los tuiteros, divertidos, se encargaron de hacer una y mil combinaciones de libros no existentes basados en este traspié.

El propio virtual candidato del PRI ya había tuiteado a las 19:58, cuando las tendencias del hashtag iban bajando: “Estoy leyendo tweets sobre mi error de ayer, algunos muy críticos, otros incluso divertidos. Agradezco todos. Sigamos trabajando por México”.

Peor se puso la crítica entonces. A raíz de esto las menciones a #LibreriaPeñaNieto se volvieron a disparar, como se puede ver en este mapa:

Las menciones aumentaron y más cuando el #LibreriaPeñaNieto dejó de ser TT para dar paso a otro llamado #CosasdeGorda… hasta que volvió a aparecer cerca de las 23:30 horas y hasta con sospechas de compló, diría un clásico. Tanto así que había usuarios que copiaban a @jack, fundador de Twitter, del reclamo de transparencia por la desaparición, en TT, de #LibreriaPeñaNieto Las críticas iban de lo ofensivo a lo divertido. #Yoconfieso que muchas me parecieron muy buenas. Como parafrasear el libro de Milán Kundera, “La insoportable levedad del ser” como “La insoportable levedad del gel”. O falsos anuncios de Librerías Gandhi que decían, por ejemplo: “ Lee. Que no te de peña ajena”. O “PRImero lee”. O este video de @SoyEstivi.

Es un instantáneo spot (en su contra, claro) junto con la entrevista de Jorge Ramos donde dijo –y después rectificó, en otra entrevista—que no sabía de qué había muerto su primera esposa, Mónica Pretelini. ¿Encontrarán una manera de vacunarlo de esto de aquí a que inicien las campañas? ¿Para darle la vuelta como el “hoy, hoy” de Fox? Y otra: ¿realmente “pegará” la crítica más allá de los pocos, pero muy enjundiosos, tuiteros a la población en general? Decía @carlosdragonne: “La hipocresía de México me abruma. Se burlan de @EPN (que sí se la mamó con su desliz) en un país que se leen, per cápita, 0.6 libros al año”.

Gerardo Galarza (@ggalarzamx) tuiteó: “Básico: Para ser Presidente de la República no es necesario ser lector. Lo que no se debe es decirlo sin serlo”. Es cierto. Dejen ustedes si lee o no, cada quien lo valorará según la importancia que le dé. Lo que sí a mi me reveló es la capacidad de un hombre que aspira a ser Presidente de México a enfrentarse a situaciones inesperadas. Y peor: ¡inesperadas cuando eran esperadas! ¿O qué político profesional –como gustan de presentarse los priistas– no piensa un poco al ir a una Feria del Libro tan importante como esa en quiénes son, por si se lo preguntan, sus autores favoritos? (los haya leído… o no)

Día Internacional de las PCD’s y un Manual periodístico

Mañana, 3 de diciembre, es el Día Internacional de las personas con discapacidad. Un día para reflexionar sobre los pendientes que tenemos con ellas, que son muchos. Ya les contaré la semana que entra que se dijo en este día porque el evento oficial de conmemoración será hoy a las 9 de la mañana en la Secretaría de Relaciones Exteriores con la presencia de Margarita Zavala.

Pero como adelanto/recordatorio, quiero hoy citar algunos datos de la más reciente Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (ENADIS)realizada apenas el año pasado, en el capítulo referente a las personas con discapacidad en México. Y lo hago con la discriminación porque es un derecho llave que abre la posibilidad de los demás derechos.

En México, oficialmente, hay sólo 5.1% de personas con discapacidad. Son datos del INEGIdados a conocer este año tras el censo de 2010. Aún así, diferentes organizaciones que trabajan con y para personas con discapacidad aseguran que son más, al menos un 10 % de la población.

Los tres problemas que más señalan las personas con discapacidad en México son el desempleo (27.5% ), la discriminación (20.4 %) y el no ser autosuficientes (15.7%). Le siguen la falta de apoyo gubernamental, con 6% y con 5.4% la salud. Sólo el 0.2% consideró que es la inseguridad o correr peligro.

Hay muchas más personas en el área metropolitana de Puebla y Tlaxcala que declaran, 53.2% que su principal problema es el acceso al empleo, seguido por 49.8% en Guadalajara, 44.6% en León, 34.5% en Ciudad Juárez; 25.5% en la Ciudad de México, 21.7% en Toluca, 14.8% en Monterrey, 8.4% en Querétaro, 6.7% en Torreón y sólo 3.9% en Tijuana.

Cuatro de cada diez personas con discapacidad dicen que su familia, pero no sus padres, son la fuente de donde viene la mayor parte de sus ingresos; la segunda fuente es el trabajo propio y hasta el tercer lugar aparecen las pensiones. Sólo uno de cada diez dijo que su ingreso principal venía de sus padres. Pero fíjense qué interesante: de las personas con discapacidad que dicen que los ingresos vienen de su trabajo, el 43.9% son hombres y sólo 18.1% mujeres…

Un Manual de lenguaje no discriminatorio para periodistas

El sábado pasado, Conapred también presentó en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara un libro que sin duda será de muchísima utilidad para los medios. Se trata de “Escrito sin d. Sugerencias para un periodismo sin etiquetas” escrito por cuatro integrantes de Periodistas de a pie: Elia Baltazar, Daniela Pastrana, Daniela Rea y María Luisa López.

Me encantó lo que leyó Elia Baltazar y se los comparto:

Para reescribir un mundo sin D

Que la palabra tiene poder, lo hemos sabido siempre.

Sin embargo, de tan desgastada, deslavada y hasta mal planchada, esta frase ya aparece a veces invisible, muda y en desuso… Pero nada más equivocado, que soslayar la profundidad de su sentido. El lenguaje siempre guarda su músculo… si lo sabrán los aquí reunidos, en la Feria de Guadalajara.

Para bien, transformado en ese atlas de humanidad que es la literatura, la poesía, el pensamiento, el buen periodismo. Para mal, convertido en un puño insolente que dispara a ciegas, en todas direcciones. Y nadie tendría de qué preocuparse si sólo se tratara de la molestia de evadir, mirar de lejos o de plano ignorar a quien hace round de sombra tirando golpes hacia el vacío. O mejor, para el caso que nos ocupa, prestar oídos sordos a quien trae el puño en la punta de la lengua, bien presto para insultar, para agredir, para excluir y, al final, discriminar. Y ya me dirán si no.

Todos recordamos el caso de las delicadas jóvenes que, llevadas al linde de la molestia, le propinaron a dos policías un golpe contundente y de largo alcance: “Pinches asalariados”, les dijeron a los polis, desde la estatura de su mundo proyectado en su lenguaje. Porque así son las palabras: al decir de los otros decimos también de nosotros mismos. Y en su despectiva frase aquellas chicas no hacían más que proyectarnos el orden de las cosas en su mundo, que poco tendría que ocuparnos, insisto, si no fuera porque el suyo es, precisamente, el vocabulario del orden de las cosas que predomina en este país desde hace mucho, si no es que siempre.

Porque #dicen que los mexicanos somos clasistas, racistas y hasta medio xenófobos si nos miramos con cuidado. Y #dicen que allí las encuestas como las de Conapred para evidenciar, por ejemplo, que al menos 40 por ciento de nosotros comparte los asquitos de algunos políticos por los homosexuales. O que seguimos creyendo, por cierto, que las mujeres violadas se lo buscaron por putas, cuando menos. Y que lo creyéramos sería lo de menos si quedara en el ámbito de lo que podríamos llamar de la puerta para dentro. El problema es que esas “creencias”, que al parecer a nadie debían importar, se traducen en la elaboración de normas, leyes y políticas públicas, así como en la construcción colectiva de la legalidad, la tolerancia y la cultura de los derechos humanos.

Y de nuevo volvemos al ejemplo: “Pinche asalariado”. No es que antes nadie hubiera proferido un “expresión” de esa naturaleza. Quizá no muchos, pues hasta donde me da el recuerdo, el trabajo dignificaba y, por lo tanto, la calidad de asalariado que describe a quien cumple su trabajo no tendría por qué aparecer degradante en un orden normal de las cosas. Pero ya sabemos que el mundo está patas pa’ arriba, escribió Galeano hace algunos años, y hoy el valor predominante no es precisamente el trabajo honesto ni la honestidad en el trabajo.

Ahora, sin embargo, los nuevos medios, las redes sociales, los videos de YouTube repetidos mil veces actúan como una especie de sistema amplificador de lo que ha estado allí siempre o no. Dice Ricardo Bucio, presidente del Conapred, que la discriminación es una construcción cultural y, por tanto, tiene sus rasgos propios de acuerdo con una serie de factores geográficos y sociales. Es decir, se disfraza de acuerdo con las circunstancias. Pero allí está… Por allí anda entre nosotros. Soterrada o tan evidente y escandalosa como el episodio del que hablamos. Y basta evidenciarla? No. ¿Basta señalarla? No. Hay que desarmarla, desarticularla, despojarla de nuestra idea del mundo…. Y sí, idea, porque la discriminación gana su fuerza en nuestro fuero interno, en nuestros miedos y prejuicios. De todo eso ya sabemos. Al cabo, todos llevamos unos lentes desde los cuales miramos el mundo y algunos son más claros que otros, más precisos, pero todos corren el riesgo de empañarse, de opacarse con el tiempo.

Pues allí la tarea del periodismo y los periodistas, y la razón del compromiso que adquirió la Red de Periodistas de a Pie para participar en este manual contra la discriminación. Primero, estamos convencidas de que el mundo, y particularmente nuestro país, está patas pa’arriba. Que el orden de las cosas que predomina es el del más fuerte, el más rico, el más poderoso, el más corrupto y, ahora, el más violento. Y no nos gusta. Creemos, por desgracia, que los periodistas no sólo hemos tolerado sino contribuido a ese orden de las cosas, pero hay buenas noticias: estamos a tiempo.

Este manual, al cabo, es sólo el paño compartido para limpiar los anteojos y de comenzar de nuevo a educar nuestra mirada para detectar lo que hace mucho perdimos de vista: no sólo las más profundas historias de la gente, sino los hilos ajenos que hace de sus biografías condenas de vida: a la pobreza, a la exclusión, al analfabetismo, a la violencia. Detrás de todo ello, está la discriminación, lo aprendimos nosotras en el camino cuesta arriba de este manual, que nos confrontó con nuestras propias faltas, nuestros propios límites, nuestras propias miopías. Pero también, sobre nuestros propios aciertos.

Hay mucho por hacer en favor del país que queremos construir. Un país que se reescriba sin esa D que nos ofende y noquea en nuestra dignidad y ganas de ser cada día más incluyentes, tolerantes, más democráticos…. Periodistas de a Pie ha puesto el primer granito. El resto es tarea de todos.

El Manual, por cierto, está disponible para descargarse de manera gratuita en esta liga. Y otra buena noticia es que Periodistas de a pie ya planea 8 talleres en diferentes estados del país sobre el Manual.

Buenas noticias

Nuestras Realidades ya confirmó que el 10 de diciembre inicia la construcción de nuestra rampa. Aquí la foto del logo de Mundo D que estará… Tendremos que ir a sacar la foto para documentar cómo avanza todo.

 

Invitación a Subasta Navideña

Comunidad Down A.C http://www.comunidaddown.org.mx/web/ va a a tener una subasta navideña a beneficio. Así que si quieren comprar algún cuadro para un regalo o su casa hecho por una personas con síndrome de Down (también hay obra hecha por artistas sin discapacidad) es una excelente oportunidad. Lo recaudado se destinará para que niños y jóvenes con síndrome de Down puedan seguir estudiando.

La cita es el próximo 9 de diciembre en el Museo dela Acuarela, ubicado en la calle de Salvador Novo 88, Esquina con Francisco Sosa, Coyoacán. A partir de las 7 pm.