Archivos de la categoría Columnas

Segunda parte Diccionario de la Política Mexicana

¿Esperando la confirmación del Renaut? (Foto: Juan Boites)

Olvidándonos un poquito —no del todo, aclaro— de las ejecuciones en el centro de Acapulco, donde nuevamente murió un menor de edad, del rechazo de senadores (43 votos en contra y 42 a favor) para exhortar al gobierno cubano para respetar los derechos humanos, y de la depuración del famoso Renaut, les presento la segunda y última parte del Diccionario de la Política Mexicana 3.0.

“Hablar bien de México”: mecanismo sicológico de defensa frente a una realidad desfavorable que acota los mecanismos de percepción. Consultar: www.unetealosoptimistas.gob.mx.

Honestidad: forma infalible de identificar a un político tonto o primerizo.

Incompetente: concepto jurídico en forma de lavabo de manos. Fórmula para volverse un político competente. Estado natural de la burocracia.

Inapelable: expresión elegante para decir que alguien ya no es pelable, que su causa ya peló chido o “chupó faros”.

Justicia: es el más injusto de los vocablos usados por nuestros políticos.

Legítimo: el autoproclamado lado blanco de lo espurio en el símbolo ying/yang político.

Lodo: insumo refinado, transparente e insustituible de la propaganda política.

“Me sumo a…”: autoconfesión de un político que está sumido o hundido.

Moral: árbol que da moras, tal cual (Gonzalo N. Santos dixit).

Narco-política: fantasma que recorre la escena política que nadie ha visto pero se siente. Adjetivo calificativo para descalificar a un adversario.

“No suena lógico”: manera intuitiva de identificar un intenso sonido a metal precioso en los arreglos políticos que carecen de sentido.

Paulettización: 1) distractor mediático por excelencia de muchos temas, incluyendo otras muertes escandalosas de niños. 2) Adj. calificativo para denotar enredo judicial con tintes políticos, provocado por la falta de malicia de los implicados en la investigación. 3) Enfermedad discapacitante de los políticos para encontrar soluciones y respuestas aparentemente a la vista, tacto y al olfato de todos.

Política: la más veleidosa, voluble y tentadora amante de los políticos mexicanos.

Presupuesto público: botín supremo por el que se inventaron las campañas electorales. La cereza de una elección.

Pobreza: rica veta interminable de inspiración de los discursos políticos.

Perversidad: estado natural de la mayoría de los políticos. Sinónimo de profesionalismo o “experiencia probada” para ciertas instituciones de carácter político.

Reformas: tradición de querer cambiarlo todo, para que todo siga igual. Recurso propagandístico para dar la impresión de que avanzamos a toda prisa por el camino correcto.

Revolución: término en desuso desde la teoría de la evolución de Darwin, hace 100 años.

Renuncia: sacrificio transitorio, en espera de una recompensa mayor (cuando es para ocupar otro cargo). Castigo divino causado por un error terrenal (cuando la renuncia es irrevocable). Recurso de rehabilitación terapéutica intensiva (cuando es por motivos de salud).

Responsabilidad: palabra con intenso olor a azufre. Pronunciada más de tres veces produce náuseas, mareos y desmayos.

Simulación: acto detestable, poco honroso y ojéis que hacen todos los políticos, menos el que lo declara o señala.

“Son percepciones”: mecanismo para declararse ausente de la realidad circundante. Ej. Son percepciones que no hemos creado suficientes empleos; la inseguridad es una percepción.

Testigo protegido: la vía más rápida de pasar del anonimato al reconocimiento y a la fama, mediante un soplido. Método exprés para ser alguien importante en la vida, sin dejar de ser el mismo delincuente. En el México mafioso, sinónimo de indefensión, vida corta o “días contados”.

Traición: combustible de origen fósil que mueve a la política mexicana.

Ultimátum: inicio de una negociación que no tendrá fin ni finalidad.

Voto útil: estado individual de euforia muy coyuntural, que generalmente deviene en profundos y prolongados estados colectivos de desánimo y desencanto.

Zambadear: poner a bailar a todos los servicios de inteligencia y seguridad del gobierno al ritmo sinaloense-brasileño de la zambada desatado por la publicación de una entrevista muy criticada pero sí muy envidiada.

Hoy recuerdo a Fátima Sofía Moreno Escalente, quien murió en la guardería ABC.

Alianzas: ¿Entre Stalin/Roosevelt y Ebrard/Calderón?

(Foto: ESPECIAL)

¡¡Es contra natura!! ¿Cómo se pueden aliar con el enemigo, quien no los reconoció? ¿Qué tipo de moral pueden esgrimir estas alianzas de todos-unidos-contra-el-PRI? Aun si ganan, ¿de qué manera van a gobernar?

Grosso modo, esas son las críticas que recibe la Gran Alianza que algunos grupos impulsan con el único objetivo de evitar que el PRI regrese a Los Pinos en 2012.

Hoy quiero hacer una provocadora metáfora histórica. De antemano acepto eso: que es provocadora. ¿Incluso exagerada? Mmm, quién sabe, aunque ahorita podría pensarse que sí. Lo digo porque esto apenas comienza y como va la visceralidad y violencia de las campañas, todo puede pasar; también por el discurso soterrado de la-democracia-nos-estorba, nosotros sí sabemos cómo hacerlo de los priístas. Y para eso queremos absolutas mayorías.

Antes, coincidamos en algo. La política —en todo el mundo— hace extraños amantes; o al menos compañeros de cama. En México y en el mundo. Pocas cosas unen más que un enemigo en común. Y siempre es una guerra, con la única diferencia, según decía Winston Churchill, que en la guerra se muere una vez y en política, varias veces…

Pensemos en la Segunda Guerra Mundial. Era 1943, y una fotografía dio la vuelta al mundo y provocó las mismas airadas reacciones que hoy, toda proporción guardada, escuchamos en México: Franklin Roosevelt, Winston Churchill y Josef Stalin, juntos en Teherán, llegaron a un acuerdo para combatir a Adolf Hitler y lo que significaba. Y sí, lo llamaron algo contra-natura en su momento. ¿Cómo se juntaban la izquierda con la derecha y más, después de todo lo que uno había dicho del otro?

Esta alianza contra un enemigo en común, los nazis, se hizo con cálculos pensados y claro, tras tragar varios sapos. Lo vieron como la única oportunidad de sobrevivir: tan seguros estaban de que si los nazis triunfaban, ellos quedarían destrozados, los tres. En lo inmediato, también Gran Bretaña sabía que sin el frente ruso, ellos podrían ser invadidos con mayor facilidad…

Había que tomar en cuenta una alianza antes hecha pero rota: los socialistas soviéticos ya habían hecho una con los alemanes, pero… los nazis invadieron Rusia. Querían todo para ellos, tan seguros se sentían de su inminente triunfo en el mundo. ¿Como la alianza rota con el PAN?

La gran alianza ruso-anglo-estadounidense fue hecha, además, en un momento en que la maquinaria nazi parecía insuperable. Hitler le prometió a los alemanes un Reich de mil años. ¿Será que los priístas quieren sumar a los setenta acumulados, novecientos treinta más?

La caída nazi permitió la emergencia de dos potencias que dominaron el mundo por muchos años… claro, eso en democracia no existe. A menos de que quieran, algo altamente improbable, borrar al PRI de la faz de México.

Revisión actual a Gonzalo N. Santos: “En política, la moral es un árbol que da Moreiras (y muchos)”.

Hoy recuerdo a Ruth Nahomi Madrid Pacheco, quien no debió morir en la Guardería ABC.

AMLO y MORENA.

¿A qué lo remite de inmediato la palabra “morena”? Quizás a la Vírgen de Guadalupe, la “Morena” del Tepeyac.

Pues a esa referencia apuesta la MORENA de AMLO, es decir, el Movimiento por la Regeneración Nacional.

En Youtube ya suena su himno—letra y música de Byron Barranco. Un par de estrofas:

“Raza de bronce, de piel morena / Pueblo de México en general / Vamos unidos a la faena / por la regeneración total / el pueblo puede salvar al pueblo. Tengamos fé… … Morena imagen. Guadalupana morena. Madre de la Nación, protege la lucha mexicana, cuida las urnas en la elección”.

Ay, qué el laico movimiento. A eso, súmele los conceptos de “espiritualidad” dichos por el mismo AMLO, expresados en agosto pasado en el Zócalo.

ELLA LO DIJO:

—Postulan a un priísta y se alían con la derecha, en el estado con mayor militancia verdaderamente de izquierda. Lo único que demuestran es una ambición pura: la desaparecida Beatriz Paredes antes de la elección de Guerrero.

Primera parte de Diccionario de la Política Mexicana

“Nada por aquí, nada por allá”. ¿Alberto Bazbaz concluye el caso Paulette? No, era marzo del 2008, y tomaba posesión como procurador del Estado de México. Prometió dar resultados “eficaces y oportunos”. (Foto: Archivo EL UNIVERSAL)

Hoy querido lector, lectora, le presento un breve diccionario —versión 3.0— de la Política Mexicana. De la A a la F, algunos términos de uso común y sus verdaderos significados.

Alianzas: recurso express para hacerse de un compañero de viaje al que luego —alguna de las partes— le dará las gracias una vez que concluya la travesía. Reconocimiento explícito de que uno no puede solo.

“Alianza Contranatura”: forma espontánea de disfrazar un temor y miedo naturales.

Albazo: forma cínica de denunciar que mi contraparte se me adelantó a romper un pacto, una norma legal o simplemente “me chamaqueó”.

Animal político: lo contrario del político animal.

Aplauso: en política, lenguaje corporal de la envidia. Entre políticos, forma sonora de decirse unos a otros, “¡te odio, pero disimulo!”.

Bazbazear: acción de declarar que uno está seguro de algo para contradecirse horas o días después, sobre todo en investigaciones judiciales abiertas.

Blindar: además de cobertura de protección, acción de protección para evadir cualquier acción latosa como la justicia o el cuestionamiento.

Compradrazgo: institución familiar sobre la que está construida la familia política mexicana.

Cárcel: accidente laboral susceptible de superar mediante una adecuada terapia de rehabilitación mediática (para más detalles, consulte a René Bejarano).

Corrupción: recurso ilegítimo para alcanzar un fin legítimo, lo cual no sólo justifica al medio, sino termina purificándolo y haciéndolo imprescindible.

Complot: salida de emergencia más cercana para escapar de la latosa autocrítica.

Cómplice: compañero de lucha.

“Con todo respeto”: anuncio inminente de que un político va a mandar a otro al diablo.

Decálogo: nuevo y excitante recurso retórico para promover monólogos de fondo, y lograr que todos lo escuchen superficialmente.

Derecho: el más chueco y torcido concepto de nuestra vida pública.

“¡Dénme por muerto!”: forma rebuscada y barroca de advertir a los enemigos: “no se pasen de vivos conmigo, ¿eh?”. Manera eficaz de dar vida a enconos, envidias, rencores y linchamientos públicos.

“Estoy convencido”: confesión a voz en cuello de que estoy profundamente equivocado y ay de aquél que me contradiga.

Espalda: parte del cuerpo del adversario que más excita y atrae a un político cuando lo tiene a menos de un metro de distancia.

Espaldarazo: manera artificial de mantener de pie a un político que se colapsa o reporta una cuerva pronunciada a la baja.

Encuesta: nueva arma para desmoralizar adversarios cercanos o dar por concluido un debate ideológico incómodo. “Dime cuántos puntos traes en la última encuesta y te diré si tengo tiempo de hablar contigo”.

“En lo oscurito”: forma coloquial de iluminar con gran intensidad un asunto o una conducta inexplicable a luz del día.

Fiscalía especial: Catarsis judicial. Salida institucional fácil a problemas político-penales difíciles. Válvula de escape a presiones sociales desbordadas o de alto impacto mediático.

Facultad de atracción: código en clave para ordenar que una investigación judicial se vaya rápidamente al “archivo muerto”.

El próximo viernes continuaré con la parte final. Incluye términos como: “hablar bien de México”, “inapelable”, “justicia”, “legítimo”, “moral” “Paulettización”, “renuncia”, “traición”, “ultimátum”, “voto útil” y “Zambadear”, entre otras.

Hoy recuerdo a Sofía Martínez Robles, quien murió en la Guardería ABC.

Propuestas y amigos de Moreira

(Foto: Especial)

Ahora que el Presidente Calderón anunció que la Operación Limpieza debe iniciarse en los estados y en el Poder Judicial, habría que dirigir la mirada al norte…

Y no porque invoquemos protección divina (que nunca está de más), sino porque en esa dirección geográfica está Saltillo, Coahuila.

Ahí hay un caso, para ponerlo light (como dice su gobernador con respecto de matar secuestradores con inyección letal), de doble moral, si no al parecer que de protección a una persona identificada, sentenciada y luego liberada, en un procedimiento dudoso, como secuestrador.

Vámonos con calma que esto tiene varias aristas.

Primero hay que saber quién es Ariel Maldonado Leza y por qué es tan trascendente saber —con pruebas— que es amigo cercano del gobernador Humberto Moreira —en cuyo estado, el Congreso local promueve un exhorto al Congreso de la Unión a realizar una reforma constitucional para aplicar la pena de muerte a secuestradores que asesinen a sus secuestrados—. Ya sabe… el mismo que dijo que no sabía si fusilarlos, degollarlos, colgarlos…

Carlos Pilgram Santos fue secuestrado el 10 de diciembre de 1997. Al estilo del plagio de Fernando Martí, lo detuvo un retén de policías… sólo que éstos sí eran de a de veras. Lo subieron a una camioneta blanca, placas 131-HYJ, adscrita a la PGR. Lo llevaron a un hotel en el estado de México donde sus captores hasta charolearon sus credenciales de la PGR.

El líder de la banda fue identificado: Ariel Maldonado Leza, y era, en ese momento y hasta 1998, director general de Coordinación Interinstitucional de la PGR.

Para no hacer el cuento largo, Maldonado Leza se fugó a España, donde tres años después (ya sabe, con toda la faramalla de que lo busca la Interpol y todo) fue detenido, extraditado a México, juzgado y preso por secuestro.

Y ahí estaba, en prisión… hasta que este 31 de julio de 2008 un juez decidió liberarlo por considerar que “había duda” de que hubiera cometido el crimen.

El nombre del juez es José Guadalupe Luna Altamirano, magistrado del Tercer Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito. No es la primera vez que alguno de sus fallos es controvertido: también exoneró al ex presidente Luis Echeverría Álvarez del cargo de genocidio; liberó al Chapito, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán.

A la fecha, el padre de Carlos Pilgram, Carlos Pilgram Cerda, asegura que Maldonado Leza, aunque liberado por el juez y por lo tanto libre de cualquier proceso, fue el secuestrador de su hijo. Fue identificado plenamente por su hijo Carlos (quien murió en un accidente automovilístico) y al menos otros cinco testigos más. Tan es así que el pasado 23 de septiembre interpuso una “queja administrativa” ante el presidente del Consejo de la Judicatura Federal, Guillermo Ortiz Mayagoitia, pidiéndole que revise la actuación del juez.

Bueno, pues resulta que Maldonado Leza, quien vive en Saltillo y hasta “suena” para ser nombrado pronto como funcionario, es muy amigo del gobernador Moreira. Lo son, me dicen, desde la infancia, como gran parte su equipo cercano…

En el gobierno también trabajan todos sus hermanos, por cierto, al menos los mayores también amigos de Maldonado: Rubén (presidente del PRI estatal), Carlos (líder de la Sección 38 del SNTE), Elisa (en la Secretaría de Educación del estado), Montserrat (en el DIF estatal), Álvaro (dirección de desarrollo municipal de Saltillo) e Iván (Secretaría de Desarrollo).

Ahí están en una foto de 1993 en la que aparecen los dos, sonrientes, juguetones y posando con sombreros, al parecer en la casa familiar del gobernador.

También está el acta de nacimiento —con su respectiva certificación— de Rubén Humberto Moreira Guerrero, el hijo mayor del segundo matrimonio del gobernador, procreado por Irma Guerrero Prado. Es la número 2894, inscrita en el libro 15 de la oficialía 2 de Saltillo. En ella Maldonado Leza y su esposa, Martha Rodríguez Chapa, aparecen como los testigos.

Los dos matrimonios, se lee, vivían en ese momento en la misa calle: Ramos Arizpe, en el Centro. Los Moreira en el número 629 y los Maldonado en el 1095 (todas las fotos y documentos están disponibles hoy en el blog).

¿Con qué cara le creemos el discurso al gobernador Moreira?

¿Se dará cuenta de que la iniciativa que hoy propone pudo haber perjudicado a su amigo? Bueno, menos mal que, según las investigaciones, Maldonado Leza liberó a Carlos Pilgram después del pago de rescate de 500 mil pesos.

Mi más sentido pésame a la familia y amigos de Carlos Abascal. Para recordarlo reproduzco una entrevista entrañable que le hice hace casi seis años. Está en el blog. Estoy segura de que a estas alturas está muy contento reencontrándose con su hijo José Carlos Emmanuel…

Hoy es el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Un buen día para reflexionar qué tan en serio —y no en discursos— queremos incluirlos de a de veras en la sociedad.

También para reclamar que en realidad, pese a ser 10% de la sociedad, no son vistos… Para invitarlos a que lo sean. Como muestra de que lo mío no sólo es personal, ahí está el lugar vacío, dejado por Gilberto Rincón Gallardo, en el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y la oportunidad perdida de un lugar en la ONU desde el cual hacer muchas cosas por estos ciudadanos mexicanos.

La República Juarista López Obradoriana

 

Por una nueva república
De recortes y renuncias
Ante todo, la sinceridad

La referencia se antojaba seguirla en uno de mis blogs favoritos: boingboing.net

Resulta ser que Lonely Planet, que edita libros de viaje, publicó una guía para conocer micronaciones. ¿Micronaciones? Sí. Resulta ser que tienen hasta definición en Wikipedia:

—Una micronación —también llamada cybernación, país de fantasía, o proyecto de nuevo país— es una entidad que tiene apariencia de nación o Estado independiente, pero que en realidad sólo existe en papel, en internet o en las mentes de sus creadores. Algunas micronaciones han logrado extender sus operaciones en el mundo real, teniendo, por ejemplo, bandera, moneda, servicio postal, etc.

¿Sabe que se calcula que hay miles de micronaciones en el mundo? Claro, muchas de ellas no tienen más que un miembro, por ejemplo: un personaje (por lo general hombre) que declara su cuarto un “país independiente” y a él como su soberano (sí, casi siempre se declaran reyes), como el caso de Talossa (www.talossa.org).

Al parecer el espacio geográfico no importa mucho y hay hombres (de nuevo) que han declarado territorios independientes una balsa (como New Atlantis, proclamada por Lester Hemingway, hermano de Ernest) o un faro… cualquier cosa, no crea que necesita una isla, aunque ayuda.

Dentro de la categoría de micronaciones hay cosas loquísimas, desde “países” de una sola persona, hasta varios cientos. Y hay que distinguirlos de intentos más serios y con historia de lucha como Osetia del Sur, Abkhazia y Transnistria, que sí tienen control efectivo o militar sobre un territorio… ya no se diga Taiwán, Tíbet, Palestina o la República Árabe Saharauí Democrática.

Hay un ejemplo muy peculiar: El Reino de Redonda, que tiene como soberano a Javier Marías, sí, el escritor español. Claro, se llama Xavier I. Este rey, por cierto, le otorgó a nuestro escritor Juan Villoro el título de Duque de Nochevieja, en 1999 (todo un honor, es el único mexicano de una larga lista de personajes de las artes).

Redonda es una nación semificticia porque existe una isla de Redonda, entre Antigua y Barbuda, pero está deshabitada. Y bueno, claro que Xavier I tiene otras personas que le disputan el Reino, como debe ser… aunque a él eso no le importa porque es más bien un lugar literario.

Está por ejemplo, la Fortaleza de Sealand, que sigue “independiente” a la fecha. O una población en Inglaterra, llamada Hay-on-Wye, que tiene como monarca a Richard George William Pitt Booth (que sí, nombró a su caballo primer ministro) y muchos otros ejemplos. En fin, que podrá encontrar mucha información (hasta para hacer su propio país) si teclea www.micronations.org

Total, que todo este breviario cultural para contarle que se me ocurrió una idea para nuestro México de hoy: ¿y si Andrés Manuel López Obrador, que ya se proclamó (o lo proclamaron muchos en el zócalo, precisión que hago por muchos furiosos correos que he recibido) “presidente legítimo”, además funda su micronación?

Sin más preámbulo, aquí mi propuesta:

Nombre oficial (o legítimo) : República Juarista Lopezobradoriana (RJL).

Presidente : Excmo. Andrés Manuel I.

División de poderes : República Monárquica Absoluta, con referenda (plural de referéndum), consultas masivas (donde todos dicen que sí o no, según sea el caso que quiera el monarca) y plebiscitos o pejebiscitos, donde 99.99% es ganado por el gobierno que los organiza.

Poder Legislativo: Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF; 32 legisladores de su partido y 32 de oposición).

Poder Judicial : dividido en Legítimo e Ilegítimo (conocido como Espurio y/o Pelele).

Extensión (km2) : mil 486 (la extensión del DF).

Límites : (bastante intolerantes). A la derecha: un desolado y salado ex lago de Texcoco, con unos pocos y desorientados patos lacustres y moradores algo intolerantes. A la izquierda: Un zócalo repleto de multitudes, un día sí y otro también. Con eventos muy extensos, pero de repente escasos.

División política :

1. Los que apoyan a Andrés Manuel López Obrador, y los que lo rechazan (por no decir que lo odian): pejista o antipejistas. Partidarios de la democracia o de los peleles.

Capital : el que se aporta a la cuenta de HSBC a nombre de la señora Honestidad Valiente. O bien, los votos provenientes de sus diferentes tribus.

Unidad monetaria :

1. PG Peso (devaluado a partir de los últimos plantones realizados de julio-septiembre 2006). Equivale a 100 votos por peso, o al revés.

2. Tarjeta de prepago del GDF.

Idiomas : muy florido en momentos de campaña y poscampaña. También se aplica el tabahqueño.

Fiesta nacional : 13 de noviembre (cumpleaños de Andrés Manuel I)

Gentilicio : amloíst@

Bandera : en colores amarillo (pe-erre-dé) y negro. Con un sol azteca al centro y sobre éste, el águila juarista.

Símbolo patrio : águila juarista completa, ¡jamás mocha! (Aunque religiosa en el fondo.)

Duración del cargo monárquico : Desconocido aún. Mandato con límite biológico preestablecido genéticamente, pero permanentemente extendido por los constantes avances en la medicina genómica, que es la ciencia oficial de este micropaís.

Organismos mundiales a los que pertenece : Tuce (Todos Unidos contra el Espurio), ONNU (Organización de las Naciones No Unidas).

Un poco de historia. Los inicios de la RJL se remontan a los primeros minutos del 3 de julio de 2006, luego de que se dieran a conocer los resultados de una elección presidencial, los cuales no beneficiaban a AMLO-I. A partir de ahí, en medio de asambleas informativas, se decide democráticamente la conformación de lo que hoy se conoce como RJL.

Surge oficialmente el 20 de noviembre del año 2006, con la toma de posesión del presidente legítimo Andrés Manuel I, ante la Convención Nacional Democrática.

La primer casa… de poder presidencial, fue una de campaña que se instaló en el PGzócalo capitalino durante el PGplantón, el cual terminó en los últimos minutos del 15 de septiembre de ese año.

Cuenta con su pg-gabinete alterno integrado por 12 pgsecretarios del PGEstado y un grupo de pgasesores.

Entre la fauna que habita en esta república hay pejelagartos y chachalacas, principalmente, en permanente disputa por los espacios.

En materia electoral, la máxima es voto por voto, casilla por casilla, o dicho de otro modo:

“Si no me cuadra, es fraude”.

Religión oficial : pejeanismo

Santo patrono : San Benito.

Residencia oficial : torre norte, torreón oriente de Palacio Nacional. Departamento de 100 metros cuadrados habilitado por el Infonavit, sin jaula de lavado.

Usos horarios : una hora atrás del meridiano de Greenwich en el verano y cinco minutos adelante en el horario de invierno.

Corte de caja

Ya comenzaron las reacciones por el recorte al presupuesto de Egresos para el próximo año.

Una de las dependencias a las que le metieron tijera fue la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, con un recorte de 942 millones de pesos. Para este año, el presupuesto fue de 6 mil millones, y para el próximo se planea en unos 5 mil 58 millones.

La titular de esta dependencia, Xóchitl Gálvez, protestó y a muchos no les agradó. Ya sabe, es mujer directa y no se calla nada.

La noche del martes César Nava, secretario particular del presidente Calderón, habló con ella, a fin de calmar las aguas.

Cuentan que la charla telefónica no fue nada cordial.

Hasta el cierre de esta columna se esperaba que la funcionaria presentara su renuncia.

Ahora nos dicen que Gálvez —reconocida por el Foro Económico de Davos, como uno de los 100 líderes globales del futuro— podría estar del otro lado, el de la sociedad civil.

¿Encabezando un frente de defensa a los derechos de las comunidades indígenas? A saber.

Ayer un amigo nos decía que con este tipo de acciones, como el recorte a este sector, no es rebasar a la izquierda por la izquierda, como ha dicho el gobierno, sino por la derecha. Es más, que es como si se diera vuelta en “u”. Como regresar al pasado.

Ops.

Por cierto, ayer fue la primera gira del presidente Calderón. Visitó Tlacoachistlahuaca, una comunidad indígena de Guerrero. Lo acompañó el gobernador Zeferino Torreblanca, pero a Gálvez, quien todavía no renunciaba, no la invitaron.

Miniensalada

Posiblemente fue la sinceridad de Robert Gates la que convenció al Senado de Estados Unidos para que ratificaran su nombramiento como secretario de la Defensa, en sustitución de Donald Rumsfeld, quien renunció luego de la derrota republicana en las pasadas elecciones legislativas.

Con 95 votos a favor y dos en contra —republicanos, por cierto— se decidió que Robert Gates encabece el Pentágono.

Durante su comparecencia ante las comisiones senatoriales, el nuevo secretario reconoció que el gobierno de George W(ar) Bush no está ganando la guerra con Irak.

Linda la foto del ex gobernador Arturo Montiel Rojas, turisteando, en compañía de sus papás por… Morelia, Michoacán. Oh sí. Territorio nacional.

Entre otros sitios, visitaron la Catedral de esa ciudad, y a la salida, intentaron interrogarlo sobre varios asuntos, ya sabe, política y las acusaciones que se le hacían. Optó por la operación chitón.

katia.katinka@gmail.com

Hay que arrimarse, como los toreros: Felipe Calderón

La Entrevista Incómoda, El Financiero: Domingo 29 de noviembre 1998

Felipe de Jesús Calderón Hinojosa está parado en las escaleras que dan a su oficina en el CEN del PAN. Justo debajo de un enorme retrato de Manuel Gómez Morín.
Sonríe. Y junto a él, un grupo de mujeres lo miran encantadas.
Bueno… en realidad miran a lo que tiene en los bazos y acaricia con una ternura poco común de ver en un hombre: su nuevo perro, un labrador negro que acaba de llegar de Córdoba, Veracruz y al que quiere llamar, hasta él acepta que con poca imaginación, El Negro.
El presidente nacional del PAN, que llegó a su cargo a los 34 años, es un hombre con muchas facetas. La ternura es algo que externa sólo con sus más allegados. Tiene fama de ser un hombre inteligente, irónico y a veces —dicen— hasta alburero. Ahora enfrenta tiempos difíciles ante las críticas de sus mismos correligionarios en un año en el que el PAN ha retrocediendo en sus mismas expectativas.

Lo cierto es que con frecuencia sus ojos, tras sus lentes de armazón delgadísimo, lanzan pequeñas chispas…
I

Se podría decir que Calderón nació panista. Su padre, Luis, no sólo fue uno de los fundadores de ese partido, sino su historiador. En los recuerdos infantiles —junto con su bicicleta rodada 24 y la nostalgia de la ropa tendida que su mamá lavaba todos los lunes— está inscrito el doblar propaganda en la sobremesa. Sus hermanas, mientras, hacían engrudo en la cocina. Toda la familia pegaba carteles por las noches. Vivían, dice, con precariedad.

Nació en Morelia, la capital de Michoacán, estado por el que habría de contender a la gubernatura y perder 33 años más tarde.

El menor de cinco hermanos creció en una familia donde la disciplina era fundamental.

“Había que aprender a tender la cama desde chico, a hacerse de cenar, a llegar a tiempo toda la vida, a no decir malas palabras ni hacer absolutamente nada malo.”
Iban a misa, claro. Y fue acólito.

Pero no por ser el menor gozó de algún privilegio especial. “De hecho el hermano más querido era Juan Luis, un año mayor que yo. No era el consentido, pero sí un niño muy bueno, responsable, suave, serio.”
— ¿Y usted no lo era?
— No, más bien yo era hostil, gruñón.
“Modestia aparte”, sacaba puros dieces. Eso sí, dice con orgullo, nunca fue “machetero”.
— Empezó a destacar en oratoria desde chico, ¿no?
— No. ¿Quién te dijo?
— Alguien por ahí. ¿No fue así?

— Regálame un cigarro, ¿traes? —le dice a su encargado de comunicación, Juan Ignacio Zavala—, se está poniendo bueno esto… admiraba y quise mucho a mi XXXX quien era un gran orador…”
La remembranza está inscrita claramente en un recuerdo: “Mi padre tenía una máquina Smith corona vieja, como de la prehistoria, donde escribía en la biblioteca oscura, silenciosa… me sentaba cerca de él. Lo oía, lo veía”

Dio su primer discurso a los 15 años, en un mitin del PAN. La experiencia de hablar en público es lo más cercano que conoce, asegura, a la sensación de arrojarse a un precipicio.

II
La decisión de dedicarse a la política surgió en la preparatoria. Junto con algunos compañeros fundó un grupo llamado Promoción Humana Integral.

“Era un ambiente muy interesante. Las culpas sociales se lavaban en grupos juveniles de pastoral, de compromiso, etcétera. Los jueves hacíamos dinámicas fuertes de reflexión, de oración. Los sábados alfabetizamos adultos, empedrábamos calles, ayudábamos a la cosecha del frijol o pintábamos capillas y casas. Hasta que un día te das cuenta de que, por muchas calles que puedas empedrar con tus manos nunca vas a acabar con la falta de infraestructura; que por muchas señoras y señores que les enseñes a leer no acabas con un plan de educación; que por muchas fosas sépticas que caves hasta ampollarte no acabas con el problema de salud. Que finalmente todos los problemas se generan o se resuelven en la política, donde están los dineros públicos y las decisiones”

Tenía 16 años y se inscribió en el PAN. Tiempo de determinaciones. Por esas fechas también optó por seguir estudiando en el Colegio Valladolid, con los maristas.
“La decisión no era trivial. Los estudios maristas no eran reconocidos por la Universidad de Michoacán, ergo habría que optar por salir de la casa al terminar la preparatoria.”
Pasaron los años y llegó a la UNAM, con su diez cerrado de promedio. Quería estudiar derecho.

“Le iba a los Pumas. Me imaginaba las discusiones universitarias… ¡El Ágora universitario! La verdad es que, llegando a la ventanilla, me rechazaron. Derecho era una carrera saturada y en Michoacán había Facultad de Derecho.
— ¿Ese momento fue frustrante?

— Más que frustrante, fue realmente encabronante. Seguramente mi lugar lo ocupó algún porro que no sé si a estas alturas, 18 años después, siga sin terminar derecho…”

Su padre, entonces diputado federal después de siete intentos, quería que entrara a la Libre de Derecho. Pero él se negaba. Lo consideraba un “invernadero”:

“De niños protegidos, en una atmósfera viable.”

Pero un día, saliendo del metro Balderas, su padre casualmente lo llevó a la escuela. Y se quedó.

“Nací cuando mi papá tenía 51 años. Era casi mi abuelo, pero platicaba mucho con él. De todo. Desde problemas de la vida, Dios, el liberalismo y el comunismo…”
— ¿Y de sexo?

— De todo, de alcohol, también. Mi papá es la figura más importante en mi vida: un hombre congruente, no el espécimen mediocre que abunda en nuestro país. Con un gran sentido del humor.
Murió hace 10 años
III

“Era adicto a los amores utópicos: optaba por los poemas.”
— ¿Por qué era inseguro, penoso?
— No. Estaba concentrado en los estudios y en mi casa no había una gran cultura en el noviazgo por decirlo de alguna manera…
— Su primera novia
— La única: Margarita Zavala
— ¿Casó con su primer novia?
— Con mi primera novia formal
— Pero la primera…
— Tuve muchas amigas, pero mi primera novia formal es mi esposa
— ¿Qué encontró en ella que le hizo desear que fuera su novia?

— Margarita es una mujer muy inteligente, congruente, dulce y que compartía mi escenario de vida. De hecho, me costó un poquito de trabajo, la conocí en el juvenil del PAN cuando ella tendría 15 o 16 y yo 20 o 21 años… Tardé como dos años en que me hiciera caso. También tiene su historia eso.
— Cuénteme
— No… es una larga historia.
— Un resumen
— Era muy chica
— ¿Tardó en que ella le hiciera caso a usted o en que usted se decidiera acercarse?
— Me acerqué toda la vida.

Como los buenos toreros: arrimándonos a la suerte. Pero tardó.

“Cuando me le declaré le hice una serie de poemas y cuentos que son una antología personal… Primero no me hizo caso, tuvo un novio y dos años después volví a salir con ella.

“Empezó a ir conmigo a Morelia, mi hermana era candidata a presidente municipal. Un día fuimos a una colonia popular. Era una tarde michoacana después del tiempo de lluvias: como a las seis de la tarde, había un sol dorado enorme en el horizonte y acabamos una jornada extenuante, ante un enemigo poderoso como es el PRI… Le dije: Si tú quieres yo te regalo un sol con pueblo. Es todo lo que tengo que darte.”
Como a los 15 días ella me dijo que quería ser mi novia. Así fue.
— ¿Todavía le escribe poemas?
— Hubo un momento en que lo suspendí. En la prepa, ella tuvo la ocurrencia de compartirlos con sus compañeritas… Entonces dije no, ahí muere. Me doy.
— ¿Y ya quedó curado de espanto?
— No, pero eso se lo dejo a los literatos. Escribo de vez en cuando, pero no públicamente. La política es absorbente. No deja mucho terreno para la poesía.

IV
— ¿Qué le recuerdan los 12 de noviembre?

— Una elección: la de gobernador de Michoacán. Fue una odisea irrepetible. Creo que la mejor experiencia de mi vida.
Hubo mucha gente, con mucha esperanza, audacia, pasión. Creo que hubiera podido dar la vida ahí mismo.
— ¿Tanto así?
— Sí. Quién sabe ahora… pero marcó mi historia personal.

— Pero al día siguiente, cuando la campaña se acabó, cuando los resultados no lo favorecieron, ¿qué sintió?

— Tenía la opción de declararme en resistencia civil o decir: “señores, no tenemos elementos para afirmar que ganamos porque hubo mucha gente que no se decidió”. Preferí optar por eso.
— Sí, pero ¿qué sintió?
— Satisfacción, primero. También un deseo de reivindicar todo lo que había comenzado. Tristeza.
— ¿Y qué haces cuando estás triste?
— Generalmente voy con mis amigos
— ¿Y cuántos amigos tiene? Amigos amigos

— No sé. Estoy convencido de que la política es un afecto colectivo. Aunque si uno busca a los amigos que no están involucrados en la cuestión política, son menos, contados. Pero en cada compañero aprendo a ver a un amigo. Así soy amigo de miles. No puedo distinguir realmente entre camaradería y amistad.

V
— De los siete pecados capitales ¿cuál comete con mayor frecuencia?

— La gula. Pero bien dice Carlos Castillo que los siete pecados capitales se compensan unos a otros y provocan una neutralidad ética. La gula se compensa con la avaricia. El que no quiere gastar, no comete gula.
— ¿Y la soberbia?

— Creo que ése es el que más comento. Es un talón de Aquiles importante. Se compensa con algún otro, pero no me lo sé muy bien. La lujuria se compensa con pereza… pero la soberbia… finalmente es el pecado de la humanidad, y además, el pecado de la política.
— Bebe tequila, ¿no?
— Sí
— ¿Cuántos como máximo? ¿Cuál es su límite?
— Yo pondría mínimo, no máximo
— ¿Fox no es su candidato?
— Fox es el candidato de mucha gente
— ¿Y el suyo?
— El presidente del PAN no debe tener un candidato

VI
A Calderón le cambia el semblante al mencionar a sus hijos: María, que cumplirá dos años en enero y Luis Felipe, con escasas semanas en el mundo.

“María, tiene mucha gripa ahorita, pobrecita. La quiero mucho. Desafortunadamente no tiene oportunidad de verme. Una de las grandes interrogantes de lo que hago. Cuando María ve un avión dice “El avión” y “Adiós, papá”…
“La abrazo, la apapacho, la beso. Es un poco renuente, me parece que tiene la impresión de tener “un papá demasiado meloso.”
— No me lo imagino meloso. Se ve tan reservado.
— Públicamente he ido aprendiendo a poner barreras y barreras
— ¿Por qué?
— Es un aprendizaje en el medio en el que se mueve uno, ¿no?
— ¿Lo han lastimado?

— Sí, mucho. Bueno… son cicatrices de la batalla sin las cuales uno no puede entender que está en guerra, ¿no? Sería muy aburrido.
— ¿Qué siente cuando le cuentan que María ve un avión y dice “Adiós papá”?
— Hay que ver el lado positivo. Es bonito que la hija de uno, antes de cumplir dos años, se acuerde del papá…
— Pero que lo relacione con algo que se va
— Pero también me ve en los periódicos y sabe que es su papá el que está ahí.

VII
“Cuando tengo un día libre, lo agradezco mucho. Un domingo de ésos, saqué mi asador al jardín, que es chiquito, y las carnes, cervezas. A gusto. Empezamos a hacer el recuento de cuántos domingos habíamos pasado en la casa en seis años que vivimos ahí: cinco.

“Es un sacrificio bastante fuerte, ¿no? Veo a mis compañeros de la escuela, cómo están haciendo dinero en sus despachos, cómo tienen a su familia, con toda tranquilidad… Y… realmente la presidencia del PAN sí implica un sacrificio extraordinario y desgastante.
— ¿Se arrepiente?
— No.
— ¿Es usted un niño que gobierna el PAN, como le han dicho?
— Me halaga que me digan eso.
— ¿De verdad?
— Se puede ver de muchas maneras. Una de ellas es un halago.
— ¿Y es la única manera en que lo ve?

— No. Lo veo también como un signo de desconfianza, de agravios ocultos. Buscan lastimarme de alguna manera, no hallan cómo. No hallan cómo decirme corrupto o estúpido o inmoral o lo que sea. Que soy un niño. El agravio se expresa por una vía totalmente inocua, ¿no? Creo que tiene que ver con relaciones de poder. El poder interno en el PAN.

“Cuando las cosas se hacen por convicción uno no necesariamente escoge lo que hace. En el PAN definitivamente me ha tocado hacer lo que las circunstancias me han impuesto que haga ¿no? En otras palabras: no hubiera sido candidato a gobernador de Michoacán si las circunstancias no lo hubieran impuesto…
— ¿No llegó usted a la oficina de Carlos Castillo Peraza y le dijo “yo”?
— (Lo niega con la cabeza)
— Eso lo dijo él
— Yo sé que todavía hay gente que le cree a Carlos Castillo… pero… así no fue…
— ¿Usted ya no le cree?
— ¿Yo? Sí… también… pero las circunstancias también así se dieron y la presidencia del partido igual… o peor… y lo que venga también va a ser así…
— ¿Usted sigue teniendo deseos de ser presidente?
— ¿De la República? Sí.
— Pero eso también sería impulsado por las circunstancias…
— Sí.
— ¿Entonces usted no toma decisiones en su vida?

— Sí, sí tomo. No hay contradicción en eso, todo acto humano tiene un factor volitivo personal que es irrenunciable, ¿no? No me lavo las manos de lo que hago. Asumo la responsabilidad de todo: cargo con mis satisfacciones, que son múltiples, abrumadoras, irrenunciables… y cargo con mis culpas, que también son muy fuertes.
— ¿Más que las satisfacciones?

— Si fuesen más que las satisfacciones no cargaría con ellas.
Lo que es cierto es que, en decisiones clave, no han sido decisiones predeterminadas en un plan de vida personal ni la candidatura de Michoacán ni la presidencia del PAN. La presidencia de la República tampoco está en un plan de vida.
— ¿Qué está dentro de su plan de vida?

— El tener mi título de la maestría en economía que dejé trunco por la presidencia del PAN. Jugar con mis hijos. Tener una casa más grande. Paz espiritual, un poco de lo que dice Borges: antes de los ochentaitantos salir más liviano, sin cargar paraguas ni paracaídas.
“Pero también está dentro de mi plan de vida no decirle ‘no’ a la vida, no hacerse a un lado ni eludir responsabilidades. No cabalgar a grupa en la enorme mediocridad de este país.
— ¿Culpa son Puebla, Morelia, Sinaloa? ¿Fue su culpa?
— Tengo una parte de responsabilidad que no eludo. Pero no lo cargo en mis culpas.
— ¿Cuáles son las culpas, entonces?

— Las culpas personales son más grandes: herir a un compañero, una mala palabra, no comprender a alguien.

“Cargo con mi responsabilidad. Un dirigente partidista no puede eludir una derrota. Sí, perdí. Punto. Soy buen apostador. Pago cuando debo y cobro cuando tengo derecho.

“Lo que sí es cierto es que el día que a mí me dejen decir quiénes son los candidatos, cómo se hace la campaña y me dejen manejar el dinero –porque 80 por ciento de lo que recibe el PAN se va a los estados—… me pueden reclamar lo que quieran.

“El PAN en 1995 pasó un momento extraordinario. Había sido la segunda mejor opción en muchos mexicanos en el 94. Al caer estrepitosamente la imagen del PRI y de Zedillo, la imagen real fue del PAN y muchos confiaron en ella.
“Tres años después, hay una economía de crecimiento, un partido que compite, que enfrenta el gasto del gobierno… y también una dirigencia que no se ha sabido enfrentar, tal vez todo eso. Lo asumo.”
— Si no lo dejan, ¿entonces es usted un presidente acotado?

— Todo el mundo tiene restricción. Soy presidente en un escenario distinto al que todo mundo hubiera imaginado como ideal. He tenido muchos errores. En términos de equipo, de estrategias, de decisiones, pero también es cierto que llegamos a una fiesta enorme de esas dignas de Hermsn Hesse, en El lobo estepario… con la diferencia de que, cuando llegamos, ya se habían ido los mariachis, la música, se había acabado el alcohol y en muchos casos nos tocó dedicarnos a limpiar los trastes y sacar borrachos…